La individualidad en pareja
Familia

La individualidad en pareja

Cada uno de los miembros de una pareja tiene derecho a realizar actividades independientes que contribuyan a su crecimiento personal o profesional, para algunos quizá sea difícil, sin embargo verán cómo su relación se enriquece día a día si se dan la oportunidad. Comunicación y confianza son las claves para hacerlo de manera exitosa.

Mónica y Alberto están a punto de separarse, tienen una relación de pareja desde hace algunos años, pero en este momento él se siente asfixiado con las demandas afectivas de ella, incluso, ha llegado a pensar que esas demandas son un impedimento para su desarrollo profesional porque Mónica se pone muy irritante por las ausencias que tiene por motivos de trabajo, ocasionando discusiones interminables que lo dejan agotado emocionalmente.


Mónica, bajo el pretexto de estar al pendiente de su pareja, dejó a un lado la mayoría de las actividades que tenía antes de conocerlo, con la expectativa de que el tiempo libre que tuviera Alberto lo pasara con ella, pretendía que también renunciara a las reuniones semanales con sus amigos porque esperaba que él correspondiera completamente.


Mónica era una joven aparentemente independiente, cuando tenía 31 años estaba en un trabajo bien remunerado que le permitió darse muchos gustos personales, en su temporada de vacaciones se iba de viaje con sus amigas, los fines de semana entraba a cursos, iba a fiestas y conciertos con total libertad.


Buscaba mantenerse ocupada en todo momento, evadiendo estar sola, los domingos, por ejemplo, cuando no tenía una actividad determinada experimentaba una sensación de vacío, sentía que algo le faltaba, incluso a veces lloraba sin encontrar una razón aparente para ello, su bienestar emocional dependía de mantener su mente ocupada en las actividades diarias.


Hace cuatro años conoció a Alberto, su actual pareja, con quien inició una relación afectiva y decidieron vivir juntos después de estar saliendo y conociéndose por un periodo. A él le fascinaba la seguridad y la independencia que Mónica proyectaba, a ella le gustaba que él estuviera al pendiente de ella y se sentía desesperada si tardaba en contestarle los mensajes de texto, llegando incluso a preguntarse si su amor era correspondido.


EL ESPACIO PERSONAL


Alberto le insistía constantemente a Mónica que tomara tiempo para ella, que hiciera actividades en donde él no estuviera involucrado, ya que ella se la pasaba todo el día esperando que llegara de trabajar y mandándole mensajes de manera constante, se estaba olvidando de ser ella misma, ahora su bienestar emocional dependía de saber si él pensaba en ella tanto como ella en él. Si Alberto salía con sus amigos también era motivo de discusión, le reprochaba que ella había renunciado a sus amigas por vivir para él solamente.


Algunas personas buscan con su pareja, cubrir una necesidad afectiva, es decir, llegan a la relación de pareja con una falta básica que si no se trabaja de manera personal, puede generar una demanda de tiempo y atención que terminará agotando emocionalmente a alguno de los dos.


Iniciar una relación implica un compromiso, disposición de dar y recibir tiempo, respeto, espacio para estar y disfrutar juntos, así como tiempo y espacio de crecimiento personal para que ninguno pierda su identidad y su autonomía. Salir con amigos y visitar a la familia, es necesario para ambos.


Muchas personas llegan inconscientemente a la relación esperando recibir más de lo que están dispuestos a dar, mientras que otros llegan con la expectativa de que su pareja les de todo el amor, atención y cariño que sienten no haber recibido en su infancia, es decir, que cubra toda su carencia afectiva y si esa demanda no se satisface, les genera constantes sentimientos de frustración.


ENEMIGOS DEL TIEMPO A SOLAS


La cultura, el trabajo en exceso, la educación e incluso la religión pueden llegar a agotar el amor y no permitir hacer actividades por las que se tiene algún gusto. La creencia de que 'ya no son dos, sino un solo ser' es una consigna religiosa que exige que la personalidad de al menos uno de los dos se extinga, no obstante, los seres humanos se pueden comprometer de manera duradera sin renunciar a su individualidad, la diversidad de pensamiento puede resultar muy enriquecedora si se posee apertura mental.


Los celos suelen ser el enemigo más común del tiempo de pareja, querer tener acceso al teléfono celular, a mensajes y correos electrónicos es estar invadiendo el espacio personal con el pretexto de verificar que no esta siendo desleal al compromiso de pareja, hay que recordar que la confianza es de vital importancia para la relación entre ambos.


SEÑALES DE ALERTA Y CAMBIO


Cuando uno o ambos miembros de la pareja se sienten irritables como resultado de convivir demasiado tiempo juntos, si las quejas o discusiones van en aumento, si al estar en la cama no toleran el contacto, si la identidad de alguno de los dos se va perdiendo por querer complacer de lleno al otro esperando una respuesta similar, si con el paso del tiempo sus temas de conversación se han ido agotando y se limitan a la telenovela en curso, es hora de realizar actividades independientes y de crecimiento personal, buscar alguna pasión por la vida para poder compartirla en su momento de convivencia.


La base de toda relación es la comunicación clara y directa, no dar lugar a suposiciones. Pretender que el otro adivine los pensamientos y necesidades es un error muy común que puede tener consecuencias graves, a veces se nos olvida que podemos dejar a un lado el drama y hablar como adultos, que se supone que debemos ser maduros y poseer la capacidad de escuchar y ser escuchados sin necesidad de levantar la voz.


Siempre se debe fomentar el crecimiento y desarrollo personal, profesional y espiritual en uno mismo y en el otro, sin imponer nuestras ideas o creencias.


Es importante recordar que una pareja la integran dos personas que se unen en algún punto del camino por decisión propia para acompañarse, respetarse, convivir, crecer y aprender el uno del otro, sin dejar de ser autónomos e independientes.


Nuestra capacidad de tolerancia, paciencia y amor se pondrá a prueba en diversas situaciones, pero no nos privemos de la oportunidad de que al final del día estemos compartiendo nuestras tristezas y alegrías con la persona que elegimos y nos eligió como compañero de vida.


Twitter: @Marimar_Centeno

Comentarios