Mad Max: Furia en el camino: Hacia la redención por una vía furiosa
Cine

Mad Max: Furia en el camino: Hacia la redención por una vía furiosa

Treinta años después de su trilogía, George Miller trae de vuelta a la pantalla grande al policía trágicamente transformado en el guerrero del camino: Max Rockatansky, mejor conocido como Mad Max.

Se puede decir que 2014 fue el año de las distopías: Los juegos del hambre: Sinsajo (Parte 1), Divergente, Maze Runner y El Dador de Recuerdos. El personaje principal en las dos primeras es una mujer y el de las dos últimas, un hombre. En el caso de Mad Max: Furia en el camino es un poco más complicado.


Sin duda, el título indica que un hombre, Max Rockatansky (Tom Hardy), es el personaje principal, pero en realidad no es así, pues en esta ocasión comparte el escenario con Imperator Furiosa (Charlize Theron). En realidad es Furiosa quien enciende el motor principal de la historia cuando decide escapar de Immortan Joe (Hugh Keays-Byrne), el misógino tirano que monopoliza el agua y los recursos en la Citadela.


MEL GIBSON VS TOM HARDY


Vale la pena comparar las interpretaciones de Mel Gibson y Tom Hardy. El Max de Gibson evoluciona con contundencia a lo largo de la trilogía: de policía a vengador en Mad Max, de nómada a héroe en Mad Max: El Guerrero del Camino y finalmente de sobreviviente a protector de niños en Mad Max 3.


Si bien el Max de Mel Gibson manifestaba una fuerte tendencia al aislamiento y un claro síndrome de estrés postraumático, el Max de Tom Hardy tiene problemas mucho más severos. Aunque la película es independiente de la serie, el nuevo Max Rockatansky muestra elementos combinados de la trilogía original, como el arnés metálico en la rodilla y sus recuerdos, que parecen provenir de la primera película de la trilogía. El Max de Tom Hardy sencillamente vive al borde de la locura, sufre de inquietantes alucinaciones en los momentos más inesperados, padece tics nerviosos y revela su filosofía con la frase: “La esperanza es un error”. Sin embargo, conserva la buena puntería, lo sucinto y práctico, la capacidad de sacrificarse, y su auto: el Interceptor.


EL CAMINO DE LA FURIA, EL CAMINO DEL HÉROE


La trama es sencilla y la palabra clave es redención. Un hombre que busca superar la pérdida de su familia y una mujer que busca regresar al hogar que le fue arrebatado unen fuerzas para cruzar el desierto y luchar contra el opresor del horrendo mundo posnuclear en que viven.


La película puede analizarse en dos historias separadas: el camino de Max y el camino de Furiosa. El conflicto en la historia es tan grande, que solo cuando los caminos de ambos se entrecruzan, es que se genera una estabilidad suficiente para sacudir el orden establecido. El conflicto de Max es interno: silenciar los fantasmas del pasado. El conflicto de Furiosa es externo: cambiar el mundo actual. Este texto no pretende revelar el final de la película, pero sugiere al lector tener la siguiente idea en mente a la hora de analizar el final: ¿A qué renunciaron Max y Furiosa para recibir qué? Es al contestar esta pregunta donde se halla el mensaje más importante de la película.


DESHUMANIZACIÓN


La deshumanización juega un papel importante en la cinta. La cultura, el arte y los valores sencillamente han desparecido y con ello, la cordura y humanidad de la gente. En el mundo de Mad Max aún se practica la religión, pero para manipular a los “chicos de la guerra”, entre ellos Nux (Nicholas Hoult), quien sueña con morir por su líder y llegar al Valhalla. Este retroceso evolutivo se presenta de varias formas, una de ellas es una perturbadora imagen en que unos hombres se comportan literalmente como pájaros, como aves de rapiña. En Mad Max la línea entre hombre y animal se vuelve difusa. Del mismo modo en que la psique del ser humano se muestra podrida, resulta enriquecedor contrastar este punto con la cinematografía. George Miller estableció una condición para la producción: la dirección artística sería tan hermosa como fuera posible, ya que el director razonó que la gente del mundo posnuclear intentaría encontrar cualquier rastro de belleza que pudieran en tan crudo ambiente. Si el psicólogo B.F. Skinner viviera, sin duda disfrutaría de Mad Max: Furia en el Camino, pues pocas veces sus teorías sobre el condicionamiento operante han sido expuestas con tal fuerza.


¡FUERA EL CGI!


La película cuenta con impresionantes escenas de acción, particularmente persecuciones. El coordinador de dobles, Guy Norris, comentó el pasado mes de mayo para la revista Rolling Stone: “Para cada una de las acrobacias, habíamos visto lo que todo mundo ya había hecho antes y buscamos la manera de 'subir la barra'. Básicamente la película cuenta con cinco largas y electrizantes secuencias de acción. Para la producción de estas, el CGI (Computer-generated imagery) se usó principalmente para borrar cables y dispositivos de seguridad y para reemplazar el brazo izquierdo de Furiosa por uno mecánico. Sin duda esta entrega se ha ganado un lugar en la lista de persecuciones memorables en Hollywood como Bullitt (1968), Contacto en Francia (1971), Cazadores del Arca Perdida (1981), Mad Max: El Guerrero del Camino (1982) y Terminator 2 (1991).


¿MISÓGINA O FEMINISTA?


¡No somos cosas! ¡No somos cosas!”, grita miss Giddy, la institutriz de las mujeres del harén del líder, Immortan Joe. Los hombres liderados por Joe representan el lado oscuro del conflicto. Las características de este grupo son las siguientes: violencia, egoísmo, territorialidad, manipulación, barbarie y guerra… en resumen, la ley de la selva, el más fuerte se come al débil. Es razonable deducir que estas posturas llevaron al mundo al estado infértil que expone la película. Por otro lado, están las mujeres, quienes representan el lado agraviado del conflicto. Las características de este grupo son las siguientes: hermandad, compasión, lloran la muerte del mundo, son las guardianas de las semillas de la vida… en resumen, compasión y respeto por la vida.


Algunos grupos han criticado la película por cómo presenta a las mujeres. De hecho, el estreno de la película fue boicoteado por grupos machistas. El portal Return of The Kings acusa a la película de ser "una pieza de propaganda feminista que se hace pasar por una película para chicos". ¿Mad Max, una película feminista? Esto hubiera sido difícil de considerar hace solo unos cuantos años. Si el feminismo busca la igualdad entre hombres y mujeres, ciertamente hay una escena climática en la película en que esto sucede: la revolución. ¿O tal vez la palabra correcta es evolución?


¿SABÍAS QUE…?


Tom Hardy almorzó con Mel Gibson para comentarle que pensaba aceptar el papel icónico de Max Rockatansky. Gibson le aseguró que no tenía problema con ello y le dio su bendición.


Caso excepcional para el género de acción: la película fue filmada en secuencia.


Heath Leadger (1979 – 2008) fue considerado para el papel de Max Rockatansky.


Las últimas tres cintas que dirigió George Miller antes de esta película fueron: Happy Feet, Happy Feet 2 y Babe, el puerquito va a la ciudad.


FRASES MEMORABLES DE MAX ROCKATANSKY


Mi nombre es Max. Mi mundo es fuego. Y sangre”.


Si no puedes arreglar lo que está roto, te volverás loco”.


Yo era un policía en busca de un rumbo recto”.


Twitter: @skidrow82

Comentarios