Vale más un buen ejemplo: Finanzas para niños
Finanzas

Vale más un buen ejemplo: Finanzas para niños

Por diversas razones, educar a los niños en cuestiones financieras no es una de las prioridades en la cultura mexicana. Sin embargo, viendo a futuro, es un aspecto fundamental para una ruta que inicia con las finanzas personales pero que también puede conducir al país hacia la estabilidad económica y el desarrollo.

No trates de educar a tus hijos, finalmente acabarán pareciéndose a ti, edúcate a ti mismo”, reza con justa razón el refrán popular, y para muestra un botón.


Desde muy pequeño, el empresario Carlos Slim aprendió junto a sus hermanos la importancia del ahorro y de la administración del dinero gracias a las enseñanzas de su padre don Julián Slim. ¿De qué manera? De una muy sencilla y mediante una tradición que hoy en día está casi extinta: el llamado ‘domingo’. Don Julián daba a cada uno de sus hijos semana a semana una paga y los ayudaba a administrar su dinero, auxiliándose de una libreta de ahorros en la que les pedía que registraran sus ingresos y egresos de la semana, así, juntos revisaban sus movimientos. Siguiendo la costumbre del padre, los hermanos Slim-Helú fueron adquiriendo conciencia del desarrollo de su pequeño patrimonio. Así fue como a los 12 años y con la ayuda de su padre, el pequeño Carlos logró abrir su primera chequera y comprar acciones del Banco Nacional de México, lo demás es historia registrada en las tantas biografías que cuentan la vida de uno de los hombres más ricos del mundo.


Tal vez percibamos esta historia como un caso fuera del alcance del grueso de la población mexicana pero no hay que perder de vista la trascendencia que toman en la vida de las personas las enseñanzas y valores adquiridos en los primeros años de vida, y no sólo mediante pláticas sobre ciertos temas con los hijos, sino con el ejemplo del día a día.


La educación financiera es un tema que en general no se ha tratado como prioridad ni en el sistema educativo mexicano ni en el seno familiar, ya que algunos padres temen hablar de dinero con sus hijos estos se preocupen por temas ajenos a su edad, corriendo el riesgo de que no se familiaricen con los conceptos básicos del dinero y lleguen a la vida adolescente y adulta sin saber administrar sus ingresos y, en algunos casos, generando dificultades para una vida financiera sana. La carencia de una buena educación financiera repercute directamente en el desarrollo y las futuras posibilidades de una persona ya que las decisiones financieras que toma indiscutiblemente condicionan su vida.


UN POCO DE REALIDAD Y UN POCO DE JUEGO


No se trata de hostigar a los menores o hablar con ellos de temas complejos que a veces ni los adultos tienen del todo claro, se trata de compartir con ellos, de forma natural, el modo en que se manejan las finanzas familiares en la vida cotidiana, llevarlos al cajero automático para que aprendan a utilizarlo y, sobre todo, explicarles que no se trata de una maquina mágica donde los padres acuden y pueden obtener la cantidad que deseen, sino que se trata del dinero que se gana mediante el trabajo y que no es ilimitado sino que tiene una periodicidad. Llevarlos cuando se compra la despensa y pedirles que ayuden a elegir el mejor producto de acuerdo a su relación precio-beneficio, es una forma de educar, así como que ayuden a contar el cambio al momento de pagar algo, hacerlos partícipes de los planes de comprar una televisión, regalos, coche, casa, en la organización de las fiestas de cumpleaños y vacaciones, además de contarles el plan de ahorro para lograrlo y pedirles su ayuda, estrategias que motivan mucho a los niños.


También varios de los juegos de mesa clásicos pueden ser una herramienta muy útil para iniciarlos en el mundo del dinero, algunos como serpientes y escaleras, la oca, lotería, Monopoly, padre rico padre pobre, Cash Flow, etcétera; muchos se han vuelto incluso herramientas lúdicas de formación disponibles en línea, en instituciones como Condusef.


Además de brindarles a los hijos bases para su vida financiera, todas estas actividades ayudan a fomentar la unión familiar, ya que en la actualidad muchos padres prefieren dejar a sus hijos en casa mientras hacen las compras, pagan los servicios o acuden al banco para que los menores no se aburran, creándoles, de ese modo, un ambiente artificial donde los padres proveen absolutamente todo y el menor no tiene idea, ni interés en el cómo es que llegan las cosas básicas, y las no tan básicas, hasta él.


EDAD PARA EL DINERO


Si bien es verdad, señalan los expertos, que desde los dos años de edad los bebés comienzan a mostrar deseos de obtener cosas, una buena edad para comenzar a darles un poco de ‘responsabilidad’ financiera es hasta los cinco o seis años de edad. Los padres deben establecer de qué manera hacerlo, si mediante el ‘domingo’ o como retribución por las tareas que ayuden a realizar (tareas adecuadas a su edad), sin embargo hay que tener bien claro que el objetivo de esta paga es enseñarles la importancia de la buena gestión de su dinero y no un mecanismo de recompensa o castigo. Esto proporcionará a los niños su primera experiencia de ‘libertad financiera’, ayudándolos a comprender que si gastan todo en una vez ya no quedará más para los siguientes días, sino hasta la próxima vez que reciban dinero. También es importante que los padres recuerden que en caso de dar una cantidad a los hijos, esta no debe significar gasto adicional, simplemente se trata de transferir al niño un porcentaje razonable de lo que ellos tienen destinado para los gastos del menor.


APUESTAN POR LA EDUCACIÓN FINANCIERA


En México aún hay mucho camino por recorrer, desde hace ya algunos años se han realizado diversos esfuerzos de instituciones tanto públicas como privadas por contribuir al desarrollo de la cultura financiera sana entre los niños y jóvenes del país, para que en un futuro no muy lejano se vea reflejada en una población mexicana financieramente educada que contribuya a la estabilidad económica del país.


También se han dado a conocer algunas iniciativas de ley que promueven e impulsan un cambio en la formación académica de niños y jóvenes a nivel de educación básica. El Banco de México considera indispensable promover la educación económica en el país, por lo que ha desarrollado material formativo para niños y adolescentes que se encuentra disponible en la Biblioteca del Banco de México, la Cátedra Banco de México. A todo esto se suman los esfuerzos conjuntos que ha emprendido con el Museo Interactivo de Economía (MIDE).


El MIDE, ubicado en la Ciudad de México, fue creado por el Banco de México y diversas instituciones financieras privadas. Es un museo moderno, divertido y tecnológico dedicado a la divulgación económica y promoción de la educación financiera que tiene como objetivo principal que sus visitantes reconozcan el papel de la economía en su vida cotidiana.


Fue el primer museo del mundo basado en la explicación de temas económicos, financieros y de desarrollo sustentable, ofrece a sus visitantes, tanto niños, adoldecentes y adultos, una experiencia interactiva que estimula el aprendizaje mediante sus exposiciones temporales, juegos, cursos y talleres.


Sin duda una excelente opción en cuanto a este tema, la única desventaja es que no podemos contar con uno en cada estado de la república, pero vale la pena navegar por su página de intenet en la que se puede encontrar información interesante para compartir con los más pequeños y que también le será útil a los padres.


En definitiva, tenemos herramientas a nuestro alcance que nos pueden ayudar a iniciar a los niños en la educación financiera, sin tener que esperar que se institucionalice como materia formal en la educación básica, si logramos transmitirles a nuestros niños que las finanzas personales son parte de la vida cotidiana y no cualquier parte, les estaremos proporcionando algo que vale más que 'ene' cantidad de dinero, les estaremos brindando la posibilidad de que hagan mucho más.


Quién no nos asegura que en las próximas décadas, y gracias a la implementación y arraigo de una cultura financiera temprana, pueda nuestro país desarrollar un potencial empresarial importante, gracias a niños que fueron educados con una perspectiva diferente de lo que se puede lograr con una buena administración del dinero, su gran imaginación y talento.


Correo-e: lilianaayalabarbosa@live.com.mx

Comentarios