Jacques Villon, pintor investigador: Una manifestación pictórica del apellido Duchamp
Arte

Jacques Villon, pintor investigador: Una manifestación pictórica del apellido Duchamp

El cubista Jacques Villon, quien adoptó su nombre de un poeta medieval francés por cuya obra sentía particular admiración, dejó un legado presente en colecciones de países como México, esto en el Museo de Arte Carrillo Gil (MACG) y el Museo Nacional de la Estampa.

Fue integrante de una familia de artistas, una dinastía que protagonizó importantes movimientos culturales en Francia, donde la Primera Guerra Mundial marcó el camino de muchos de sus habitantes. Además, Jacques fue fundador y principal promotor de lo que se conoció como la Section d'Or, un movimiento integrado por un grupo de pintores con inquietudes cubistas, pero que se mantuvieron alejados de la ortodoxia de Picasso y Braque.

Su estudio se convirtió en el epicentro de muchos de sus contemporáneos, tanto para las discusiones artísticas como para el intercambio de ideas. En los coloquios participó su hermano Marcel, quien en muchas ocasiones fue cuestionado por los demás integrantes del movimiento y cuya obra no era bien recibida por los cubistas.

Muchos de los estudiosos de Villon consideran que algunos de los tantos valores de su obra tienen que ver con la defensa de la proporción, la simultaneidad futurista y la preponderancia del color sobre la forma. Aun cuando se le suele clasificar entre los cubistas, algunos historiadores consideran su cubismo como moderado, algo que se puede ver en obras como Soldados en marcha, donde destaca la subdivisión geométrica en planos sucesivos.

La obra del francés es importante no sólo por la factura de la misma, una propuesta catalogada por los críticos especializados como impecable en términos técnicos; con su trabajo logró demostrar la conexión lógica que existía entre todas la escuelas de pintura que protagonizaron los inicios del siglo XX.

DESTINO EN CABALLETE

Bautizado como Gaston Duschamp, fue el elemento mayor de un sexteto de consanguíneos y uno de los cuatro hermanos que incursionaron en el arte junto al escultor Raymond Duchamp-Villon, la pintora Suzanne Duchamp-Crotti y el artista conceptual Marcel Duchamp. Nació en 1875 en el pueblo normando de Damville, y fue el primogénito de la familia formada por el notario Eugéne Duchamp y Marie-Caroline-Lucie Nicolle

De acuerdo con el portal electrónico dedicado a la vida y obra del artista, Villon aprendió grabado bajo la dirección de su abuelo, Emile Frederic Nicolle (hizo un retrato de él en 1959). A la edad de 16 años, en 1891 realizó su primer grabado, el cual era una imagen de su padre. En 1894 se matriculó para estudiar la carrera de Derecho en La Sorbona, pero ese mismo año abandonó el aula para dedicarse por completo a la práctica del dibujo y la pintura. En el verano de ese año ingresó en la Escuela de Bellas Artes en París.

Desde ese momento comenzó a realizar ilustraciones humorísticas para la prensa parisina, donde satirizaba la religión o al ejército, y muchos otros aspectos de la moral convencional de la época. En el portal del Museo Guggenheim se consigna que durante casi diez años Villon se desempeñó en esta labor, contribuyendo con dibujos a los periódicos de la capital gala y haciendo impresiones en color y carteles.

Entre sus exposiciones más famosas están la realizada en el Salon des Indépendants, en París, en 1911 y su participación en la primera exhibición de la Sociedad de Artistas Independientes en Nueva York, en 1917. Realizó obras para la Societé Anonyme en el Museo de Brooklyn, informa en el sitio digital del Museo de Arte Carrillo Gil.

CONQUISTA DE AMÉRICA

Para la década de 1930, Jacques era más conocido en Estados Unidos que en Europa. En 1932 se unió y comenzó a exponer con el grupo Abstraction-Création. El artista recibió galardones en diversas exposiciones internacionales; obtuvo el primer lugar en el Carnegie International en Pittsburgh (1950) y el Gran Premio de Pintura en la Bienal de Venecia (1956). Junto con Marc Chagall y Roger Bissière se encargó del diseño de vitrales para la catedral Saint-Étienne de Metz, en Mosela, Francia, en 1955.

En el catálogo de este creador destacan El pequeño carrusel (1905), Chica al piano (1912), La mesa de cena (1912), Retrato del pintor M. J. B. (1914), Autorretrato (1923), Tablero de ajedrez (1920) y Pequeña pintura (1953), entre otras.

Sin embargo, no es exclusivamente su trabajo frente al caballete lo que lo pone en el plano de los grandes maestros contemporáneos, sino sus destacadas investigaciones a través de las cuales aplicó texturas que contribuyen a una completa comprensión de las relaciones entre espacio y ritmo, línea y color como se puede apreciar en una de sus obras más célebres: El espacio (1932).

Desde la década de los cuarenta del siglo pasado fue representado exclusivamente por la Galería Louis Carré, esto como resultado de una importante presentación de su catálogo en 1944. Jacques Villon murió el 9 de junio de 1963 en su estudio en Puteaux, Francia. En el mismo lugar donde desarrolló gran parte tanto de su trabajo en la pintura como de sus investigaciones sobre teorías del arte.

La obra del artista se encuentra presenta en recintos como el Museo de Arte Moderno (MoMa) en Nueva York, la Biblioteca Nacional de París, la Galería de Arte de Nueva Gales del Sur en Australia, o el Museo Jenisch en Suiza, entre otros lugares.

Comentarios