Erika Lust
Entrevista

Erika Lust

“Siempre que enciendo la cámara mi objetivo es retratar una escena que excite sexualmente sin recurrir a estereotipos ni fetichizar cuerpos. He recibido comentarios muy positivos de hombres heterosexuales que reconocían haberse excitado viendo cintas gays de XConfessions aunque no les gusten los hombres.”

El movimiento en pro de los derechos de la mujer en España sembró su semilla en la segunda mitad del siglo XIX. Dos pioneras de esta ideología, la escritora Emilia Pardo Bazán y la periodista Concepción Arenal, desafiaron las reglas establecidas, se pronunciaron a favor del acceso a la educación superior para las representantes del sexo femenino y por su inclusión en la política del país.


No es sino hasta el siglo XX que los reclamos cobraron mayor fuerza de la voz de Clara Campoamor, quien desde su primer conferencia, Nueva mujer ante el derecho, dejó clara su intención de dedicarse en cuerpo y alma a la defensa de la igualdad y la libertad de género con especial énfasis en la armonía espiritual entre los dos lados del género humano. Campoamor fue un actor fundamental en la aprobación del voto de las mujeres en España.


En Cataluña, las primeras organizaciones de féminas nacieron en la década de los setenta. En 1976 se efectuaron las Primeras Jornadas Catalanas de la Mujer, allí se expusieron diversas quejas que giraban en torno a la no discriminación, la legalización de los anticonceptivos, el derecho al propio cuerpo, la erradicación de la prostitución y la defensa de los derechos de las prostitutas, entre otros.


Desde entonces, el feminismo no ha cesado su campaña de expansión, su constante crear conciencia de la importancia que tiene, para la sociedad, el equilibrio de derechos y obligaciones entre unas y otros.


Uno de los nuevos rostros insignia de Barcelona es el de una sueca: Erika Lust, cineasta dedicada al entretenimiento para adultos. El movimiento feminista es una parte inseparable de su arte visual. Además, Lust critica abiertamente a la industria mainstream pornográfica por su simpleza y poca seriedad cinematográfica.


El trabajo de la directora sueca promueve una revolución sexual, sus fotogramas estructuran un discurso diferente al del cine porno consuetudinario. Su narrativa es más artística, trabajada y comprometida con ideas de apertura que liberen al porno de su condición de tabú social.


La filmografía de Lust incluye largometrajes como Barcelona sex project (2008), Life love lust (2010) o Cabaret Desire (2012), cinta que en Canadá ganó el Feminist Porn Award a mejor película del año. También resalta la serie de cortometrajes Xconfessions. El género en que se maneja no ha sido impedimento para que sus cintas sean proyectadas en festivales de renombre como el Chicago International Film Festival o el Raindance Film Festival de Londres.


En 2018, fue galardonada con el Premio Mezcal a la trayectoria en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara. En el foro jalisciense impartió una conferencia sobre el porno como herramienta de resistencia junto a Jake Jaxon, CEO de CockyBoys, web dedicada al cine gay. Lust recalcó su interés en demostrar que la humanidad puede ser expuesta de muchas maneras y afirmó que “grabar sexo es como grabar un diálogo”.


¿Barcelona cambió su vida profesional?


Es una ciudad magnífica y cosmopolita, llena de gente proveniente de todas partes del mundo y de lo más diversa. Su pluralidad de culturas y voces la convierte en un sitio único para explorar expresiones creativas. Fue aquí donde conocí a quienes apoyaron mi visión y mi trabajo y me dieron ánimos y fuerzas para dedicarme a esto. Siempre me había gustado el cine pero fue en Barcelona donde comencé a trabajar en esta industria.


¿Qué papel juega el cuerpo humano en el arte?


El arte tiene tantas manifestaciones como artistas; hay artes en las que el cuerpo está mucho más en juego ya que se convierte en el canva (lienzo) del artista. La danza, la actuación, el arte performático, en todas estas expresiones creativas es el propio cuerpo del artista el que funciona como lienzo en el cual plasma su impulso creativo. El cine para adultos no podría ser posible sin las y los trabajadores sexuales que eligen actuar no sólo con su cuerpo sino con su sexualidad, compartiendo frente a las cámaras su intimidad con los espectadores en un acto de generosidad y creatividad erótica.


¿Por qué algo tan natural como la sexualidad es objeto de censura?


La sexualidad en general y la femenina en particular han sido objetos de tabú no durante siglos sino milenios. Las instituciones religiosas y estatales imponen restricciones en todos los cuerpos, pero sobre todo en el de la mujer. Creo que es un arma de control que el patriarcado ejerce sobre nuestros cuerpos para mantenernos como sujetos sin poder alguno. Lo cierto es que, cuando descubres tu propia sexualidad, aprendes a disfrutarla y a experimentar con ella de manera segura y alegre, recuperas el control de tu cuerpo y acuñas poder. Te encuentras más segura de ti misma, del poder de tus decisiones y se fortalece tu autoestima.


¿La pornografía puede ser útil como método de educación sexual?


La pornografía mainstream online, lamentablemente, es la nueva educadora sexual de nuestros hijos e hijas. Hoy en día, cualquier adolescente con un móvil con Internet es capaz de encontrar porno gratis online, sin importar la cantidad de controles parentales que pongamos. Hay niños y niñas que terminan expuestos a contenido adulto sin siquiera buscarlo a veces, por medio de pop ups y publicidades maliciosas. Por eso es importante separar el tabú que rodea a la pornografía y tener "the porn talk" (la charla sobre porno) con nuestras hijas e hijos. Es importante que padres, madres y educadores cuenten con las herramientas necesarias para abordar este tema con sus hijos de manera segura y desde el amor; para hacerles comprender que la pornografía no representa al sexo real sino que es una ficción y que, así como las películas de terror o suspenso no son aptas para menores, la pornografía tampoco es producida para sus ojos. Con mi socio y esposo, Pablo Dobner, creamos ThePornConversation.org el añado pasado. Nuestra convocatoria para (convertirse en) embajadoras continúa abierta.


¿Cuál es su preocupación al exponer el cuerpo femenino y cuál es su crítica hacía la pornografía mainstream?


Yo no "expongo" el cuerpo femenino en mis películas; lo que hago es poner al personaje femenino en el rol protagónico y destacar la importancia del placer de la mujer. Esta idea surgió a raíz del agobio y asco que me producía el porno mainstream. En él la mujer siempre está al servicio del placer masculino, fingiendo, porque está filmado desde una mirada masculina muy limitada. La mayoría de los directores de este tipo de "cine" son hombres blancos de mediana edad, con muy poca inteligencia sexual, que deciden perpetuar estereotipos chauvinistas, racistas y homófobos. La gran mayoría de la pornografía mainstream tiene cero valores cinematográficos. No se preocupan por la fotografía, la corrección de color, los encuadres, la profundidad de campo, cuestiones básicas relacionadas con el arte de hacer cine, para ellos son detalles completamente omisibles. Por eso todas esas escenas se ven igual: una cama, iluminación cenital, y lo dan por resuelto. Horrible.


¿Ha sufrido algún tipo de censura por su trabajo?


Recientemente he sufrido censura en diferentes servicios digitales. Primero Vimeo decidió eliminar mi cuenta por mostrar contenido "con estimulación en las zonas de traje de baño", ¿lo puedes creer? ¡Ni siquiera fueron capaces de decir "pechos" o "genitales"! Me asombra mucho el puritanismo de un comunicado oficial de una empresa seria. Pensé que ya habíamos terminado con el tabú de llamar a las partes del cuerpo por su nombre, pero evidentemente no es así. También Mailchimp, un servicio de newsletters, decidió dejar de aceptarnos como clientes recientemente. Yo no puedo dejar de asociar estas censuras a la aprobación de los proyectos de ley de SESTA y FOSTA (Ley de lucha contra la trata sexual en línea) en Estados Unidos. Estos dos proyectos apuntan a destruir el tráfico de personas, todos coincidimos en que es un tema de derechos humanos importantísimo, pero no tienen en cuenta la diferencia fundamental entre tráfico de personas y trabajo sexual. La promulgación de SESTA y FOSTA pone en peligro a miles de trabajadoras y trabajadores sexuales que contaban con diversos recursos online para comunicarse entre ellos, armar listas negras de clientes peligrosos y no deseados, compartir información clave, etcétera. Para muchas trabajadoras sexuales la limitación de estos recursos significa tener que volver a las calles y a los "pimps". Es verdaderamente lamentable.


¿Hace falta el feminismo en el cine?


¡Hace falta el feminismo en todos lados! Llevamos siglos de patriarcado con normas represoras tanto para las mujeres como para los hombres. Hay personas que opinan sin conocimiento de causa, piensan que el feminismo implica la superioridad de la mujer sobre el hombre; lo cierto es que los hombres también sufren las consecuencias del patriarcado, que construye una idea de masculinidad absolutamente tóxica y nociva. En el caso del cine, es indudable que poner a más mujeres detrás de cámaras, tomando decisiones clave, abre las puertas a otro tipo de creatividad y a formas narrativas diferentes. El año pasado, con el inconmensurable éxito internacional de Wonder Woman, les quedó muy claro a los ejecutivos de Hollywood que una mujer es más que capaz de dirigir una película de superhéroes, protagonizada por una mujer, que apela a todas las audiencias. Sin ir más lejos, este año en su 90º edición, por primera vez, una mujer fue nominada a Mejor Dirección de Fotografía en los Premios Óscar. ¿Lo puedes creer? ¡Noventa años de premios y ninguna mujer había sido nominada en esta categoría! En el caso del cine para adultos, sueño con construir una comunidad global de directoras independientes dedicadas a la pornografía. Desde octubre de 2016 he producido más de 20 cortometrajes dirigidos, en su gran mayoría, por mujeres que aportan otro tipo de enfoque y un erotismo completamente alejado de lo que puedes ver en la industria mainstream. La convocatoria para directoras y directores continúa abierta y no hay una fecha límite para presentarse.


¿De qué manera trabaja con sus actores? ¿Cómo les comparte su ideología sobre el cine porno?


Trabajo con una maravillosa mánager de talentos que también es ejecutante, Kali Sudhra. Junto con Kali hacemos scouting para encontrar a los intérpretes adecuados según el personaje de cada film, les contactamos y coordinamos fechas de rodajes. Una vez definido el reparto tengo largas conversaciones con ellos para saber cuáles son sus límites, qué cosas les gusta hacer y qué cosas no, e incluso con qué otros actores o actrices les gustaría trabajar. Todo lo que sucede en cámara ha sido conversado y consensuado con anterioridad, cuido mucho de mis performers porque soy muy consciente de que sin ellas ni ellos, no habría XConfessions. Todos están al tanto de mis valores y saben que el salario es el mismo para todos sin importar el género o el color de piel. Esto puede sonar obvio, pero lo cierto es que en la industria mainstream no suceden así las cosas. Me importa mucho compartir mi plataforma con ellos para amplificar sus voces y que compartan con el mundo las experiencias y desafíos con los que se han encontrado a lo largo de sus carreras. Sin ir más lejos, decidí celebrar el último 8 de marzo, día de la Mujer, con el lanzamiento de Sex work is work, part 1: una película en la que dos trabajadores sexuales cuentan sus experiencias y comparten los reclamos que reivindican como descriminalización del trabajo sexual, derechos laborales, etcétera.


En Cabaret Desire destacan algunas referencias hacia la homosexualidad...


La sexualidad humana es un universo inacabable y maravilloso lleno de experiencias por descubrir. En ese sentido, creo que todas mis películas son una exploración del deseo. La homosexualidad, tanto femenina como masculina, es una de estas facetas, así como la heterosexualidad o la bisexualidad. No he dirigido películas con sexo gay, pero sí he filmado mucho sexo lésbico y también bisexual; y he sido productora de directores invitados, como Bruce LaBruce y Travis Matthews, que han lanzado filmes gays para XConfessions. Siempre que enciendo la cámara mi objetivo es retratar una escena que excite sexualmente sin recurrir a estereotipos ni fetichizar cuerpos. He recibido comentarios muy positivos de hombres heterosexuales que reconocían haberse excitado viendo cintas gays de XConfessions aunque no les gusten los hombres. Creo que el cine para adultos nos da la posibilidad de explorar otras inclinaciones sexuales, que no nos identifiquemos con ellas no es impedimento para reconocer el poder erótico que tienen.


¿Avizora alguna especie de revolución sexual en el cine del futuro?


Tengo más de una década de experiencia en mi trabajo y en los últimos años he visto surgir muchas productoras de cine erótico independientes que apuntan al mismo objetivo: producir para adultos contenidos de calidad con un discurso diferente al del porno mainstream. Creo que estamos viviendo una verdadera revolución feminista global, las manifestaciones multitudinarias que se dieron en todo el mundo el último 8 de marzo lo demuestran. Como te comentaba antes, creo que el feminismo es necesario en todas las industrias y en todos los aspectos de la vida, no sólo en el cine; como tal, como marco teórico y práctica concreta, tendrá consecuencias en la industria del cine. Cada vez somos más las mujeres que enarbolamos la bandera de la libertad sexual y la libre elección sobre nuestros cuerpos, y cada vez hay más mujeres detrás de cámaras. Espero que esto se traduzca en más y mejor contenido sexual en el cine del futuro.


Twitter: @BeatsoulRdz

Comentarios