Poiré en la barca de Carrington
Tendencias

Poiré en la barca de Carrington

Una conjunción orgánica

El diseñador industrial mexicano Louis Poiré pensó durante mucho tiempo que el mundo inmobiliario y el arte eran asuntos completamente diferentes y no podían mezclarse entre sí, pero ha cambiado de idea.

El empresario es fundador de la firma Moda in Casa, activa desde 1980, que acaba de unirse a “Moda in casa x Mycellium”, proyecto surgido para atender las demandas de clientes exigentes que buscan asesoría para cuestiones como la adquisición, el coleccionismo, la curaduría, la museografía y la iluminación de obras de arte.

Moda in Casa nació cuando Poiré se dio cuenta de que la arquitectura en México estaba mucho más avanzada que el diseño y no existía la oferta requerida para satisfacer la demanda de una ciudad en plena transformación.

Con la idea de atender a esa demanda pendiente de la innovación y la vanguardia, formó una empresa dedicada al diseño y manufactura de mobiliario universal, adoptando modelos sustentables, disruptivos y orgánicos en sus procesos de producción.

Mycellium es una plataforma cultural reconocida por realizar activaciones artísticas que trazan el camino de un nuevo territorio, uno en el que el arte debe existir en la vida de las personas y no sólo en los confines de un museo o galería.

Moda in casa x Mycellium” tiene la intención de democratizar la compra del arte, estimular la creación artística y fomentar los afanes coleccionistas en territorio mexicano.


LEONORA

Como parte de esa visión conjunto se montó, en el mes de octubre, la exposición Trascendencia en Moda in Casa Palmas.

El diseñador comentó que en los 38 años de vida de su firma fueron varias las ofertas que recibió para llevar arte a su espacio, pero él pensaba que las dos esferas eran incompatibles.



Leonora Carrington. Foto: Reuters/Daniel Aguilar

La elegida para romper con esa opinión fue la última surrealista: Leonora Carrington, autora de obras como La barca de los cocodrilos. La obra de la artista originaria de Lancashire, Inglaterra, así como el entusiasmo de Adriana María Martín, fundadora de Mycellium, lo convencieron para incursionar en experiencias donde se mezcla lo funcional con lo estético.

Poiré considera que lo más admirable de la también escultora es su capacidad de dar una visión de otros mundos, perspectiva que “se vuelve muy cercana, cotidiana, es el porqué escogimos estar aquí, ya que su trabajo forma parte de un entorno hogareño”, compartió.

Fue así que las instalaciones de Moda in Casa albergaron una selección de alrededor de 19 piezas escultóricas realizadas por Carrington.

La cuestión no era solamente admirar las obras trabajadas en materiales como bronce, plata, oro y piedras preciosas, todo lo expuesto estaba a la venta; además, se complementó la expo-venta con una línea de joyería inspirada en personajes de Leonora, las piezas son creación de su hijo, Pablo Weisz Carrington.


ALIANZA

Trascendencia es, según Adriana María Martín, fundadora de Mycellium, el inicio de la alianza con la firma que tiene su sede en la avenida Paseo de Las Palmas, en la colonia Lomas de Chapultepec, en la capital del país.

Sobre la decisión de elegir a Leonora Carrington, indicó que se debe a que es una de las máximas representantes del surrealismo.



Foto: Moda in casa/ Paola Guti

La pintora nació en 1917 en el seno de una familia acomodada. Fue hija del magnate textil inglés Harold Carrington y de la irlandesa Maurie Moorhead. El escritor mexicano Renato Leduc le ayudó a dejar Europa y Carrington se estableció en el país en 1942. Murió en la Ciudad de México en 2011.

Adriana María Martín considera que el arte surrealista de la nacionalizada mexicana está en boga por el aniversario 100 de su nacimiento y por su retrospectiva que tuvo en el Museo de Arte Moderno, la cual atrajo a más de 300 mil visitantes. Con esa afluencia, comentó, se ha convertido en una de las exposiciones más exitosas que se han celebrado en el recinto.

Iniciamos en este punto, en el que por un lado hay una tendencia a nivel mundial, en el que el arte y el diseño van de la mano, pero al final del día no han convivido juntos, porque se comercializan de manera distinta”, explicó y agregó que Elegimos unirlos siguiendo la tendencia que hay a nivel mundial, queriendo ser precursores en México e iniciando con una artista extraordinaria, tenemos la gran fortuna de iniciar con ella”.

Los costos de las piezas que se exhibieron en el inmueble de Palmas variaban desde los 35 mil pesos hasta los 100 mil dólares (más de 1 millón 800 mil dólares al tipo de cambio actual).

La fundadora de Mycellium destacó que la artista mexicana de origen británico moldeo esas obras “con sus manos, las supervisó”, y que los certificados de autenticidad están firmados por ella.

Las piezas llegaron hace 18 años a Adriana María Martín gracias a Guillermo Salceda, quien fue promotor cultural y representante de Leonora y de otros maestros.



Foto: Moda in Casa

TRANSFORMACIÓN

La clave de la longevidad de Moda in Casa bien puede ubicarse en su postura de no quedarse estancada en un sitio o tiempo específico. Su fundador es partidario de crecer y evolucionar. No obstante, conserva una base, su carácter de fabricantes, tareas de diseño y producción con materiales del país.

El objetivo de Louis Poiré es crear diseños de mobiliario universal, pero sin desmarcarse del origen, de lo que tiene la nación mexicana para ofrecer y de las tendencias.

La empresa es partidaria de la flexibilidad, así se explica que incorpore una nueva paleta de colores o que guarde la línea recta en beneficio de la curva. Es como una postura que se despoja de la rigidez y se inclina hacia lo orgánico.

Además, Moda in Casa es partidaria de las colaboraciones. Hace una década, por ejemplo, comenzó a ligar la manufactura de sus productos con lo artesanal.

Poiré ha viajado por el mundo en busca de materiales, tecnología, sociedades, ideas; su apuesta es por seguir innovando y buscando respuestas a la pregunta de qué puede ofrecer México al mundo del living, el diseño industrial y la arquitectura. No puede ser cualquier respuesta, el reto es que se establezca una armonía entre el plano arquitectónico, los espacios, los materiales y las preferencias de los clientes.

Comentarios