Los libros perversos de la SEP: Lecturas para taparse los ojos
Sexualidad

Los libros perversos de la SEP: Lecturas para taparse los ojos

En la dependencia consideran que las lecturas elegidas tienen lo indispensable para contribuir a que los jóvenes crezcan sin miedos, culpas, discriminaciones, violencias y demás conductas nocivas ligadas a visiones parciales de la sexualidad.

De cuando en cuando, a los libros de la Secretaría de Educación Pública les da por convertirse en objeto de pública inquina. A veces es por el modo de contar la historia, a veces por los abundantes errores que llegan a contener, a veces por cumplir con lo marcado en la Constitución.


En este último caso se inscribe la más reciente polémica en torno a los volúmenes gratuitos para la formación de la infancia mexicana.


Los ataques incluyeron una demanda a la dependencia para que transparente cómo se alumbraron los libros de texto en los que se aborda el tema de la diversidad sexual. La exigencia provino de grupos como la Unión Cristiana Nacional, a través de su vocero, Isaac López.


La UCN y organismos similares consideran que el gobierno está muy equivocado al incluir tópicos erotizantes en las lecturas de nivel básico. Desde su óptica, la SEP debe realizar una consulta con los progenitores e informar sobre qué especialistas participaron en la elaboración de estos contenidos.


"Queremos mayor transparencia y mayor participación de los padres de familia y de organizaciones no gubernamentales que tengan inquietudes en estos temas y los hagan copartícipes para poner nuestro granito de arena e incidir en el tema, que no sea sólo unilateral y se presente así, sin análisis", dijo Issac López.


Se quejó de que en los libros "hay imágenes innecesarias, información que no corresponde a la edad de los niños". Esto podría resultar contraproducente, expuso, al generar "desorientación" en los menores.


El pastor cristiano reconoció que es importante impartir educación sexual, pero señaló que ésta debe corresponderse con la edad de los menores y con los padres de familia como copartícipes de su estudio.


En la Unión Cristiana Nacional aseguran que los contenidos están incompletos "porque no ofrecen una visión integral de la sexualidad, con las cuatro dimensiones de la sexualidad humana: la generativa, la cognitiva, la afectiva y la trascendente, se están enfocando al erotismo". La inclusión de esta temática, advierte, trastoca los valores inculcados a los estudiantes por sus familias.


La UCN llamó a defender la institución familiar, el núcleo de la sociedad. "Si se desintegra a la familia y los valores esenciales, pierde México", advirtió el pastor López.


También propuso incluir dentro de los textos gratuitos, en lugar de la diversidad sexual, párrafos sobre la violencia o la corrupción padecida en el país: "Me parece increíble que con otros temas tan importantes como la unidad, con tantos temas que están lacerando a México, nos enfoquemos en esto".


El objetivo de la organización religiosa es revisar las lecturas para que los papás aporten "su granito de arena". Pretenden arreglar lo ocurrido a raíz de una “decisión unilateral” en la que el gobierno sólo ha dado a conocer los contenidos sin previo análisis por parte de todos los interesados.


DEFENSA


Las lecturas aprobadas por la Secretaría de Educación implican que los alumnos de primero de secundaria aprenderán sobre la existencia de homosexuales, bisexuales y transexuales. Además, son puestos a disposición de los lectores conceptos como la cartilla de derechos sexuales y reproductivos de las personas. Otro asunto que ha causado alboroto es que se aborda la autoexploración como forma de conocer el cuerpo.


Ante el rechazo surgido hacia los volúmenes dirigidos a secundarianos de primer grado, en la materia de biología, la SEP defendió que se aprobaron 17 libros y el maestro puede optar por el que considere más adecuado. Todos incluyen apartados sobre sexualidad, con diferencias en el punto de vista y en el contexto de la lección, y todos responden a preceptos constitucionales y a los lineamientos de la Ley General de Educación.


Es decir, en la Secretaría aseguran que los títulos seleccionados garantizan el respeto a los derechos de infantes y jóvenes y cumplen el compromiso de brindarles educación sexual.


Se pretende que la información incida en la prevención de embarazos adolescentes, (México ocupa el primer lugar en este rubro entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), y enfermedades de transmisión sexual (ETS).


Las perspectivas de las lecciones se ubican dentro del marco de la salud sexual y reproductiva y el respeto a los derechos humanos de los educandos. En la institución también recordaron que es su atribución elaborar, mantener actualizados y editar los libros y demás materiales didácticos desde las aulas de preescolar y hasta la secundaria.


Cuando se trata de lecturas para esta última, explicaron en la secretaría, se pide a las casas editoriales que se encarguen de elaborarlos. Para el ciclo escolar 2018-2019 fueron evaluados 228 libros y en el dictamen participaron 156 personas entre docentes, pedagogos, académicos y especialistas. Un total de 113 títulos cumplieron con los requerimientos planteados por la SEP. En biología fueron puestos a revisión 31 textos escolares.


En la dependencia consideran que las lecturas elegidas tienen lo indispensable para contribuir a que los jóvenes crezcan sin miedos, culpas, discriminaciones, violencias y demás conductas nocivas ligadas a visiones parciales de la sexualidad.


DISENTIR


La Unión Nacional de Padres de Familia es una de las organizaciones que no ven un esfuerzo formativo en los documentos. Acusó al gobierno federal de intentar "adoctrinar" a los niños de primero de secundaria mediante los párrafos que incluyen contenidos erotizantes y de querer "controlar" las conciencias de los menores. Además, pidió que la educación sexual de los niños tenga un componente "trascendental" o espiritual.


Leonardo García Camarena, presidente de la UNPF, apuntó una de sus críticas hacia la integración del grupo de expertos encargado de revisar los contenidos de la polémica.


"Nos estamos quejando de las cosas que no tienen prueba científica, que tienen carga ideológica y que, escudándose en la rectoría del Estado, quieren adoctrinar a nuestros hijos. El mensaje va dirigido a ese sector que nunca ha sido movido durante 100 años en este país y que tiene como determinación total ir por el control de las conciencias de los niños y los jóvenes", señaló y agregó que la unión está organizada por todo el país para evitar que se adoctrine a los alumnos sin el consentimiento de los padres.


Comparó la acción de dar lecciones a los adolescentes sobre el uso del condón y la incorporación de conceptos comunes en el ámbito de la sexualidad con regalarles cerveza y pagarles una habitación.


"Si una familia quiere darle la píldora y el condón [a sus hijos], pide que el gobierno sea de avanzada y no solamente les regale eso sino también el six y la noche de motel, es bronca de esa familia, al resto que nos respeten nuestro criterio. Por el bien de ese niño, una formación integral le da más armas para estar en condiciones. Esta no es la forma", dijo.




La unión aglutina a sociedades paternas con menores inscritos en al menos 200 escuelas privadas de la Ciudad de México. Buscan establecer una educación básica que incluya las dimensiones física, biológica, sentimental y sicológica en el entendido de que “las cuatro le dan armonía a la vida sexual". Tampoco estaría mal, afirman, que se incluya la dimensión “trascendental", entendida como espiritual.


Exigieron a la SEP que los padres de familia participen junto a las autoridades escolares en la creación de un 20 por ciento de las lecturas puestas a consideración de los docentes y que sean los progenitores quienes elijan los libros con los que sus hijos aprenderán biología.


En 2016, la UNPF demandó a la burocracia educativa y al gobierno federal que los textos gratuitos estuvieran libres de ideología de género.


FUERA


México no es el único lugar donde las lecturas educativas despiertan polémica. Recientemente se vivió un fenómeno parecido en Perú. En el país andino se difundieron textos en escuelas públicas que apelan a la "virginidad conservada" y la abstención sexual como medidas para evitar el embarazo adolescente así como a impartir posturas más conservadoras entre la población escolar.


Desde organizaciones como el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex) se manifestó la preocupación por contenidos que refuerzan estereotipos machistas.


Pruebas de ello, afirman, son textos sobre "cómo resistir la tentación" de tener relaciones sexuales y ejercer una "virginidad conservada", incluidos en trabajos de Comprensión Lectora para los alumnos de secundaria, y sobre la "inmoralidad" del sexo.


Las quejas de Promsex, y múltiples muestras de los frentes abiertos en Perú a propósito de temas como el matrimonio igualitario y la violencia contra las mujeres, se pueden observar en su cuenta de Twitter.


El ministro de Educación peruano, Daniel Alfaro, admitió que lo ideal es promover el pensamiento crítico. Al funcionario le mostraron en una entrevista las guías de educación en las que se califica de "inmoralidad" al sexo antes del matrimonio y dijo que las lecturas están en revisión.


Alfaro indicó que el ministerio a su cargo sostuvo reuniones con legisladores de diversas tendencias para llegar a una postura consensuada en temas de sexualidad.


Para la oenegé feminista Flora Tristán, "es preocupante" la postura de Alfaro, la calificó de "poco clara, temerosa y nada acorde con los derechos de la niñez".


"El embarazo adolescente no se combate con falsos moralismos sino con educación sexual integral y prevención de la violencia", anotó Flora Tristán en un tuit.


La concepción en la adolescencia afecta al 13.4 por ciento de la población de 15 a 19 años en la nación sudamericana. Cada día cuatro menores de 15 años quedan embarazadas.


El ministro Alfaro aseguró que los textos criticados en los medios de comunicación "se van a mejorar", a pesar de que ya figuran entre los materiales que fueron utilizados por los alumnos de secundaria.


A través de un comunicado, el ministerio indicó que convocó a mesas de consulta con expertos, políticos, colectivos y asociaciones de padres de familia para abarcar "la mayor pluralidad de opiniones" en los nuevos textos.


Los cambios se harán efectivos en las lecturas a imprimir para el ciclo escolar 2019 "tomando como insumos los aportes de los participantes”.


DESCONTENTOS


Las idas y vueltas en torno a la educación sexual en territorio mexicano tienen varios referentes. En 2008, los mandos nacionales censuraron el libro Tu futuro en libertad, editado por el gobierno de la Ciudad de México, elaborado, según sus autores, con enfoque de género, respeto al Estado laico, los derechos humanos, la salud reproductiva y la prevención de enfermedades venéreas.


Los autores denunciaron que la lectura fue sustituida por un volumen basado en la religión, sin fundamento científico, de modo que el uso del condón era objeto de censura, no se hacía mención de la diversidad sexual y se sostenía que los anticonceptivos provocan cáncer.


En 2003, un título editado por la SEP, La sexualidad de nuestros hijos, dirigido a los padres de familia, fue objeto de críticas porque, si bien contenía aspectos positivos como una tabla sobre ETS o la mención del pudor, pecaba de reiterativo en sus referencias al condón (una docena) y de escaso en sus alusiones a la abstinencia (sólo una), además de que abordaba el tema de la homosexualidad como si se tratara de una práctica normal entre los adolescentes.


Los libros de texto de la SEP tienen la particularidad de causar descontento a ambos lados de la ecuación. En su última polémica, con la inclusión de la diversidad sexual o la autosatisfacción, organizaciones pro apertura consideraron que es un avance pero, no se ofrece una visión completa. Por ejemplo, no hay nada sobre transexualidad.


En estos grupos defienden que la evidencia científica permite establecer que hablar de estos temas no causa homosexualidad ni orilla al lector a masturbarse. Las lecturas de la secretaría, indican, brindan datos básicos y correctos en unos cuantos renglones, un abordaje tímido de la cuestión.


Varios especialistas coinciden en calificar como evidente la demora de los contenidos educativos frente al caudal de palabras e imágenes al que tienen acceso niños y adolescentes, con la pornografía a un clic de distancia en los caminos de Internet.


No es recomendable, exponen, mantener posturas ya obsoletas frente a la realidad del ciberespacio. Destacan la necesidad de educar en el respeto al otro y hablar las cosas, porque dejarse en el cajón estos asuntos es privar a los menores de información clave para su desarrollo integral.


Con información de El Universal y EFE

Comentarios