Cahero: visiones salvajes y lujosas: La expedición de un proyectista mexicano
Arquitectura

Cahero: visiones salvajes y lujosas: La expedición de un proyectista mexicano

Sobre los proyectos de Abu Dabi, Cahero Tatto explicó que el mayor reto es construir un safari, el más lujoso del planeta, donde se tendrán animales en libertad. En sus terrenos estarán reunidos todos los ecosistemas del mundo.

Su firma es sinónimo de equipo multidisciplinario. Además de arquitectos, en ella hay ingenieros, diseñadores y urbanistas cuya labor coordinada se ve materializada en edificios de corte comercial, residencial, hotelero, corporativo, de usos múltiples, industriales, hospitalarios, culturales.


Quienes integran el despacho de Alfonso Cahero Tatto tienen una misión clara: romper esquemas, alzar construcciones con tecnología de punta integrada, generar iconos urbanos y ofrecer espacios que mejoren la vida de quienes los ocupan.


A la hora de tomar decisiones, éstas deben proveer soluciones acordes al terreno, el diseño elegido, los trabajos a realizar, sin descuidar temas como el de la comercialización y el financiamiento de la obra.


En Alfonso Cahero Ingeniería y Arquitectura consideran que una tarea esencial del oficio es reconocer el potencial de una propiedad, en un nivel similar ubican tareas como hacer un gasto eficiente y garantizar la satisfacción de los clientes teniendo en cuenta sus necesidades.


Esta empresa multifuncional se mantiene atenta a las tendencias del mercado, presta a generar conceptos con visión a futuro que excedan las expectativas de sus clientes. Una de sus facetas consiste en tomar parte de todas las etapas del proceso de inversión inmobiliaria: la evaluación, el financiamiento y la negociación de cada transacción.


El brazo ejecutor del proyecto de Alfonso Cahero es la constructora G1, que ofrece un amplio espectro de servicios. Entró en operaciones en 2009 con la misión de concretar edificios funcionales y contemporáneos en los que la calidad, la tecnología y los servicios sean de primer nivel ya sea que se trate de encargos del sector privado o del público.


De la conjunción entre la firma arquitectónica y la compañía que edifica han emergido inmuebles que se destacan por la originalidad de su planteamiento, la estética que se materializa en cada una, la seguridad que brindan y la funcionalidad en ellos contenida.


La experiencia al proceder tanto sobre los planos como sobre terreno favorece que se brinden resultados en los plazos planteados y con los costos apropiados.


Además, el involucramiento de Cahero va más allá de los trazos o la concreción de las ideas. También ofrece servicios de comercialización y búsqueda de capital. Lo primero se traduce como la conformación de alianzas con empresas líderes de bienes raíces para ofrecer una captación adecuada del mercado meta al cual se enfoca un determinado desarrollo inmobiliario.


Para capitalizar, G1 plantea a sus clientes maneras de financiar las obras como la constitución de fondos de inversión y la elaboración de propuestas enfocadas a la captación de socios capitalistas para concretar el proyecto.


EAU


Alfonso Cahero Tatto realiza hoy día proyectos millonarios en Medio Oriente y en Estados Unidos.


La clave del éxito, según el arquitecto mexicano, es aventurarse más allá de la zona de confort, especializarse y sobre todo “creértela, que creas que todo lo que quieras hacer es posible”.


De 37 años de edad, el proyectista señaló que se debe pensar en grande porque todos los objetivos se pueden cumplir, sobre todo si uno tiene la disciplina para trabajar los 365 días del año.


Así fue como brinqué de hacer carreteras y hoteles en México a Emiratos Árabes Unidos, donde es la meca de la arquitectura y la ingeniería”, compartió.


Egresado del Tecnológico de Monterrey, con títulos de arquitecto e ingeniero, afirma que desde siempre su meta ha sido romper moldes dentro del mundo de la construcción. Un aspecto fundamental, afirma, es la constante preparación, actualizarse y no cejar en los empeños: “La receta que funciona en todas las áreas, no sólo en la arquitectura, es la especialización, no ver a otro lado y, obviamente, trabajo de lunes a domingo”.


Luego de participar en proyectos privados y públicos en territorio mexicano, además de vías de comunicación también hay hoteles y viviendas en su portafolios, Cahero Tatto viajó a Estados Unidos a plantar la bandera de su firma en Miami.


Con idénticos fines, viajó a Dubái. Tenía la firme convicción de que lograría su objetivo de pisar firme en los Emiratos. Actualmente tiene a su cargo cuatro proyectos en Abu Dabi.


Hay que tener fe en lo que haces y creértela, (...) proyectar a dónde quieres llevar tu vida porque lo que haces en el corto plazo trasciende a largo plazo”, insistió.


Los proyectos en Abu Dhabi son: Al Ain Wild Life Park & Resort; Mythical Residences; Kingdom Town Houses, y Sir Bani Yas Hotel.


Dos encargos más tienen sede en Miami: Edge At Edge Waters y Vista At Bay Harbor.


La definición de arquitectura de este proyectista pasa por crear una propuesta funcional de acuerdo a las necesidades del cliente.


Sobre los proyectos de Abu Dabi, Cahero Tatto explicó que el mayor reto es construir un safari, el más lujoso del planeta, donde se tendrán animales en libertad. En sus terrenos estarán reunidos todos los ecosistemas del mundo.


Me dieron una lista de requerimientos que ellos consideran importantes, analicé la ciudad, tropicalicé mis ideas e hice una propuesta funcional”, resaltó.


Son proyectos gigantes y millonarios, lo que haces primero es conseguir el dinero, ya lo conseguimos con varios fondos y de ahí se hace la diligencia para que todo esté en tiempo y forma, posteriormente empieza la construcción y en este caso arranca el año que viene, para concluir en 2020”, indicó en declaraciones a Notimex.


Una vez que comprobó hasta donde puede llegar, quiere realizar, en el corto plazo, otro proyecto en Dubái. Se trata de una torre que sería la más inteligente del mundo, “y espero mostrarlo en 2020 cuando termine los proyectos en Abu Dhabi”, comentó.


SAFARI


El despacho Alfonso Cahero Ingeniería & Arquitectura fue designado por autoridades del Gobierno de Abu Dabi y directivos del Al Ain Wildlife Park para elaborar el proyecto Al Ain Wildlife Resort, una edificación que cumplirá con soltura los requisitos de un hotel Gran Turismo (categoría de negocios de hospedaje que rebasan las cinco estrellas para su clasificación).


Al Ain es la cuarta ciudad más grande de los Emiratos. Es el lugar natal de Zayed bin Sultan Al Nahyan, primer presidente del país, considerado Padre de la Patria. Justo este año se cumple el centenario de su natalicio y por ello se ha dado al proyecto una importancia especial.


La superficie de terreno sobre la que se ejecuta la obra es de 893 hectáreas. El primer hotel del Al Ain Wild Life Park tendrá 2 millones 942 mil 895 metros cuadrados de construcción, traducidos en 175 cuartos de hotel y 60 villas, ubicados en siete edificios independientes que estarán interconectados con todos los servicios del complejo.


El plan maestro del complejo incluye el gran safari artificial, zoológico, centro comercial, parque acuático y cuatro restaurantes.


En la misma reserva de vida silvestre se tiene proyectada la construcción de Kingdom Town Houses. Serán casas de lujo ubicadas en una sección privada.


KTH ofrece acceso directo al hotel y al resto de los atractivos del parque de vida salvaje, así como tiendas, restaurantes, lugares de interés turístico y opciones para la vida nocturna.


El objetivo de la firma mexicana es combinar grandeza y elegancia en una centena de casas independientes. El despacho planificó dos tipos de residencias, unas con 400 metros cuadrados y otras con 600 metros cuadrados de construcción.


En los mismos terrenos se tiene programado alzar 20 edificios de cuatro pisos cada uno que albergarán las piezas, unas con dos habitaciones y otras con tres, de Mythical Residences.


Los dueño de esas propiedades podrán hacer uso de todas las amenidades (características que se acomodan a las preferencias de los inquilinos y que pueden aumentar el valor de una propiedad) del hotel.


En el despacho del mexicano exponen que en estos trabajos quedará plasmada su afición por supervisar al máximo cada detalle. En el plan trazado se tuvo como directriz el respeto por la naturaleza.


OBRA EN MÉXICO


El lujoso Origen, en Punta de Mita, es definido por Alfonso Cahero y compañía como “un lugar donde vivirás en libertad”. En este destino de la Riviera Nayarit los esfuerzos del proyectista se enfocaron en alzar una arquitectura que genera un equilibrio entre espacios abiertos y privacidad. Como tiene a la vista una panorámica inmejorable de la bahía de banderas, la firma se concentró en forjar una propuesta que convive de forma armoniosa con la naturaleza al ofrecer una opción meditada para la tranquilidad y el descanso.


Con un frente de playa de 100 metros lineales, Origen es descrito como un club de playa reservado para los habitantes de este complejo inmobiliario conformado por 48 villas inmersas en la contemplación del océano Pacífico.


En esta área de Punta de Mita, los propietarios disfrutan de las comodidades de la vida en un hotel al tiempo que tienen acceso a un conjunto completo de servicios que transforman la rutina en una experiencia enriquecedora.


Estas residencias se encuentran en una zona virgen enclavada en la naturaleza, a unos metros de las arenas blancas, del agua cristalina, de la flora tropical.


Otro proyecto de Cahero asentado en territorio nacional es Milpa Alta, ubicado al sur de la Ciudad de México, en la delegación del mismo nombre, sobre un terreno que cuenta con una superficie aproximada de 5 mil 400 metros cuadrados con tres frentes de calle.


El conjunto fue concebido como un lugar en el que llaman la atención los espacios abiertos con remates visuales de vegetación. Ahí también están las líneas limpias con acabados que se integran al contexto. Se delimitaron amplios espacios de circulación vehicular y peatonal. La incorporación de elementos de agua al conjunto genera la armonía perfecta para sus residentes.


Este “lugar para descansar” está compuesto por 29 casas habitación de dos niveles, con 135 metros cuadrados de construcción cada una. Están conformadas por dos niveles fabricados bajo un estilo rústico moderno, sintonizado con colores claros y texturas orgánicas.


EDGE


Tal es el nombre con el que bautizaron un concepto con plaza comercial, oficinas y residencias en Miami, Florida.


Ubicado en una de las zonas con mayor crecimiento de la ciudad, Edge proporciona a las personas un lugar donde interaccionar bajo una atmósfera que aprovecha una combinación de espacios amplios y la cercanía con el mar.


En el despacho mexicano buscaron acuñar una imagen conceptual clara, transparente, fina en sus formas, con características en sus acabados que evocan tanto el paisaje de las playas como la textura de la arena.


La plasticidad orgánica es una constante de la obra, la intención es detonar el sentido de la vista tanto si se hace un recorrido superficial como al emprender una exploración más a profundidad.


Las bondades de Edge comienzan por aglutinar en un mismo sitio opciones de entretenimiento, instalaciones para comercio y oficina así como espacios residenciales.


Está integrado por tres cuerpos que definen cada una de las zonas del complejo, cada una se eleva nueve niveles que por su diseño juegan con el peso visual y las proporciones, dejando al final una sensación de ligereza.


La parte residencial está constituida por 20 departamentos con terrazas que ofrecen atractivas vistas de la ciudad, acabados exclusivos y una sofisticada cocina.


La zona comercial fue planeada con 45 locales hechos para espacios ancla, de comida rápida, de esparcimiento y más.


Las secciones para oficinas son versátiles. El objetivo del despacho era que cada empresa que se instale disponga de elementos más que suficientes para echar a volar la imaginación corporativa.

Comentarios