Una línea segura para el sextorsionado: Oenegés y redes sociales contra abusos digitales
Sexualidad

Una línea segura para el sextorsionado: Oenegés y redes sociales contra abusos digitales

¿Qué se exige a cambio de mantener oculto el material privado? Dinero, que la víctima se preste para captar más imágenes íntimas, o incluso que acceda a algún encuentro sexual.

Ayudar a menores que son objeto de amenazas y prevenir situaciones desagradables relacionadas con material digital sensible, tales son los objetivos de la campaña Detén la Sextorsión, que cuenta con el apoyo de las redes sociales Facebook y Twitter.


Un sitio web, un video, publicaciones periódicas y recursos para victimas y padres de familia, educadores, legisladores y empresas tecnológicas, son elementos de este esfuerzo.


La sextorsión ocurre cuando alguien amenaza con divulgar imágenes o videos íntimos para forzar a otra persona a hacer algo contra su voluntad.


¿Qué se exige a cambio de mantener oculto el material privado? Dinero, que la víctima se preste para captar más imágenes íntimas, o incluso que acceda a algún encuentro sexual.


Como las personas pueden sentirse avergonzadas como para buscar ayuda o denunciar, nada mejor que ofrecerles la opción de acercarse a alguna red de apoyo.


La creadora original de la campaña es la fundación Thorn, una oenegé sin fines de lucro que desarrolla tecnologías para proteger a infantes y adolescentes del abuso sexual.


Al sur del río Bravo se sumó la Redlamyc, una red de organizaciones latinoamericanas enfocadas a la protección de la niñez y la adolescencia. En México la retomó la Red por los Derechos de la Infancia (Redim), una de las organizaciones civiles que a finales de septiembre exigieron y consiguieron dar marcha atrás al nombramiento de la priista Sandra Vaca como presidenta de la Comisión de Atención al Desarrollo de la Niñez del Congreso de la Ciudad de México.


La Red argumentó que la Vaca Cortés fue señalada por su presunta participación en una red de trata y de tráfico de mujeres encabezada por el entonces dirigente del PRI en la capital del país, Cuauhtémoc Gituérrez de la Torre. La hoy diputada era su secretaria particular.


SEGURIDAD


En la Redim consideran que es indispensable iniciar un diálogo a propósito de la sextorsión. Otro asunto importante, dijo Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la organización, es construir espacios seguros para menores de edad.


Con la exposición del problema y el diálogo al que se llama se busca crear conciencia para detener este delito. Hay líneas de acción como promover que las personas no contribuyan a la distribución del material sensible y acompañar a las víctimas.


Facebook participa porque, según su gerente de Políticas Públicas para México, América Central y el Caribe, Francisco Estens, para la plataforma es “primordial proteger la seguridad de las personas”.


A últimas fechas la red social ha sido azotada por escándalos de robos de datos personales de los usuarios que han llevado a su creador Mark Zukerberg a comparecer ante un comité de legisladores estadounidenses.


Sobre su adhesión a Deten la Sextorsión, Francisco Estens indicó que en Facebook trabajan de forma cercana “con organizaciones de la sociedad civil, académicos y expertos alrededor del mundo para desarrollar programas de educación y así contribuir a crear un ambiente donde todos se sientan seguros”.


El director de Políticas Públicas para Twitter en América Latina, Hugo Rodríguez, advirtió que “compartir imágenes o videos de otra persona sin su consentimiento es un incumplimiento de las reglas” de la plataforma de los 280 caracteres.


Comentó que en esa empresa han reforzado los mecanismos para reportar y eliminar este tipo de contenido. También destacó que Detén la Sextorsión proporciona consejos útiles para los afectados por ésta práctica sin revictimizarlas ni estigmatizarlas.


En Twitter apoyan, señaló, “una cultura donde el énfasis sea puesto en el respeto a la intimidad y privacidad de todos”.


VOCES


Víctima de pornovenganza cuando apenas era una adolescente, Ana Baquedano es otra voz de la campaña iniciada por la fundación Thorn.


Ella es hoy día estudiante de psicología, pero es más conocida por su faceta como activista. Promovió que la sextorsión fuera tipificada como delito en el estado de Yucatán, hecho que se consumó en mayo pasado.


Las víctimas de esta práctica, indicó la joven yucateca, necesitan redes de apoyo y de información adecuadas para recuperar la sensación de control que pierden ante las amenazas que reciben.


La actriz Tiaré Scanda, otra voz que participa de este esfuerzo, calificó de “triste” que tengan que hacerse campañas y leyes para tener presentes los valores de la confianza y el respeto entre personas, especialmente cuando han sido amigos o pareja.


Hay que crear conciencia” porque estos actos tienen consecuencias y “no se puede ir por la vida haciendo daño impunemente”, comentó.


El Consejo Ciudadano de la Ciudad de México es otra instancia que colabora. El director de Psicología de esta asociación, Iván Martínez Hernández, consideró que la corresponsabilidad es la principal forma de actuación que la ciudadanía puede asumir para enfrentar los retos que se presentan y que esta iniciativa, la cual conjunta el trabajo de organismos civiles y empresas, es muestra de ello.


No se trata sólo de tener una plataforma informativa sino de dotar a los afectados con herramientas para denunciar, de forma confidencial y sencilla.


Por ello, se invita a los afectados por esta práctica a marcar al *5533, donde psicólogos y abogados especializados brindan orientación.


El sitio web de la campaña es detenlasextorsion.org y sus hashtags en español son #DeténLaSextorsión, #SinPena y #PrimeroLaAmistad.


¿CÓMO PREVENIR?


Se recomienda a la víctima tomar el control. Porque si alguien le pide compartir algo que le genera incomodidad tiene el derecho a decir que no, “la sextorsión es un delito incluso si ya has compartido algo con esa persona”.


El número dos es contárselo a alguien, a los papás, a un familiar, a una amistad, a un profesor al que se tenga confianza. La sextorsión causa mucho estrés, es de suyo desagradable y la gente que lo sufre tiene miedo de contarlo.


Las compañías tecnológicas pueden ayudar a borrar imágenes y, en algunos casos, a eliminar las amenazas. En la página de la campaña viene un link que redirecciona a un apartado del portal gob.mx dedicado al ciberbullying con ligas útiles de plataformas como Facebook, Twitter o Instagram.


Un dato jurídico es que tener menos de 18 años de edad no es impedimento para alzar la voz, de hecho a las compañías tecnológicas les sirve saber que legalmente eres una persona menor de edad.


Algo esencial es la colaboración de la sociedad, en este renglón se pide no reenviar una imagen sexual de otra persona porque “no eres tú a quien le corresponde decidir quién puede ver su cuerpo”.


Finalmente, se pide animar a las amistades que han pasado por una situación de este tipo ya que la sextorsión puede dar lugar a otras formas de violencia como el bullying, y hacer que la gente se sienta muy sola.

Comentarios