Lugar con entrañas de metal
Destino

Lugar con entrañas de metal

Un Pueblo Mágico de Hidalgo

Su nombre se deriva de las raíces nahoas, cimatl, “cimate” y pan, “en o sobre”, lo que da “Sobre el cimate o entre el cimate”, una raíz que se usaba para provocar la fermentación del pulque. Cuenta con atractivos turísticos como la Parroquia de San Juan Bautista, el Parque Nacional de los Mármoles y la Presa del Infiernillo.

En el poblado de La Encarnación se encontraba una de las fundidoras más importantes del continente, allí se elaboraron piezas para la construcción de la Torre Eiffel de Francia.

Es un pueblo enclavado dentro de unas montañas y de sus entrañas ha salido el hierro de muchas estructuras modernas.

Esta región fue habitada por otomíes y quinamíes que tuvieron después la influencia olmeca y nahoa, éstos los indujeron a dejar la vida nómada para que se congregaran en poblados.

Foto: Notimex

La ciudad fue fundada por los españoles en 1522, los europeos le quitaron la "C" al nombre y le pusieron la "Z".

En el kilómetro 202 de la carretera México-Laredo y a 1 mil 813 metros sobre el nivel del mar, se encuentra situado el municipio. Ofrece a los visitantes el contraste de viejas casonas coloniales y modernas residencias; milenarios sabinos tienden sus sombras en los jardínes.

HISTORIA

Los toltecas que llegaron a Xochicoatlán, en el municipio de Molango, en el siglo VII después de Cristo, se dispersaron asentándose principalmente en el Valle de Tollán (hoy Tula), cuando el pueblo tolteca disfrutaba de un inmenso poderío, y comenzaron a penetrar algunas tribus del norte, una de ellas fue la de los nahoas.

Los frailes agustinos y franciscanos difundieron el cristianismo en esta región.

Los agustinos construyeron la primera iglesia en el siglo XVIII; luego iniciaron la construcción de otra que fue concluida en 1822. Los otros templos construidos por los españoles fueron Guadalupe, Santiago, Calvario y San Pedro.

Foto: Notimex

En la guerra de Independencia Zimapán fue escenario de actos notables: El general Martínez derrotó en Lomas de la Estancia a un batallón imperialista y el Coronel Antonio Viruegas venció en La Encarnación a una fuerza invasora. En días revolucionarios, el general Otilio Villegas, de las fuerzas carrancistas, venció a los convencionistas que lo atacaron en esta población.

La modernidad ha permitido que en su centro histórico se encuentren abiertas diferentes fondas y pequeños restaurantes gourmet que atienden tanto a los pobladores como a quienes deciden pasar un fin de semana. La oferta hotelera es tan variada que va desde los tradicionales cuartos de hotel, con algunos negocios de cinco estrellas, hasta los hostales sencillos en casas coloniales y republicanas.

PARA VISITAR

Entre las maravillas de este pueblo se encuentra el impresionante ciprés Moctezuma, en el Parque El Sabino. El tamaño y el grosor de su tronco lo hace el único árbol notable del estado de Hidalgo. A pocas calles se encuentra la Parroquia de San Juan Bautista, con sus excéntricas ventanas oblicuas y su púlpito único en el mundo. Desde 1722 es uno de los edificios barrocos mejor logrados de la Sierra Gorda.

Foto: Notimex

A 27 kilómetros de distancia de la zona conurbada, en el límite de los estados de Hidalgo y Querétaro, está una de sus maravillas naturales, el Cañón del Infiernillo, formado por los ríos de San Juan y Tula; sobre él fue construida una de las más grandes plantas hidroeléctricas de México. El Parque Nacional de los Mármoles cuenta con una gran biodiversidad y se encuentra en la carretera Federal 85, kilómetro 145, a 35 minutos del centro.

El Cañón de San Cristóbal y las adjuntas, un lugar lleno de paisajes y senderos, cuenta con una gran área de camping, un mirador aéreo, palapa y restaurante. Los visitantes pueden practicar rápel, senderismo y vivir la experiencia de la enorme tirolesa a unos 38 kilómetros de la cabecera municipal; muy cerca, en la cueva del gigante de Xindhó, se pueden recordar los ritos y ceremonias de culturas antiguas y apreciar pinturas rupestres.

Los Petroglifos de la Cruz y el Caracol del Carrizal son otros lugares que ofrece el municipio hidalguense a nacionales y extranjeros.

Comentarios