Sarcoma, un tumor silencioso
Salud

Sarcoma, un tumor silencioso

Existen más de 100 subtipos histopatológicos

El sarcoma es un enemigo silencioso que se cuela en la vida de una persona con camuflaje de lesión deportiva, la confusión en el diagnóstico es muy frecuente y cuando el paciente se entera que el dolor en sus brazos o piernas (donde más frecuente se presenta) se vincula al padecimiento de un tumor maligno, ya es demasiado tarde.

El doctor David Reza Alba define al sarcoma como: un tumor maligno que se origina en una parte del embrión que es el mesénquima. “Cuando el bebé se va formando, hay diversas capas, el mesénquima forma a futuro, músculos, huesos, vasos y otros tejidos; entonces, este tumor maligno se puede presentar en estas partes del cuerpo”.

En el artículo Caracterización de pacientes con sarcomas de partes blandas publicado en el Sistema de Información Científica Redalyc se explica que los sarcomas de tejidos blandos, cuya frecuencia es rara e implica 1 % del cáncer en humanos, son tumores de tipo heterogéneo que derivan del tejido mesenquimatoso, por lo que pueden aparecer en cualquier parte del organismo, dado en que todos los órganos (miembros, tórax, abdomen, vísceras y demás) tienen mesénquima; igualmente, implica una de las condiciones más “agresivas” entre las neoplasias malignas y etimológicamente quiere decir: carne de pescado.

Dependiendo del tejido que se afecte tendrá su denominación, por ejemplo, si es en un vaso, arteria o vena se llamara Angiosarcoma; si es en grasas, Liposarcoma y si es en músculos se le denomina Leioneosarcoma, explica Reza Alba.



Sarcoma avanzado. Foto: camsarcoma

El especialista enfatiza que este tipo de cáncer se puede presentar a cualquier edad, pero dice, es más frecuente en niños y adolescentes.

Aunque la razón de padecer esta enfermedad no ha sido contestada por la comunidad científica, sí se han detectado factores de riesgo y factores predisponentes, y en algunas ocasiones las infecciones virales, intoxicaciones por metales y radiaciones, se han ligado mucho a la presencia de este tipo de tumores.

En el texto antes mencionado se puede leer que se trata de una enfermedad poco frecuente que se subestima y, por ende, los pacientes son diagnosticados en etapas avanzadas, cuando las posibilidades de tratamiento se dificultan y las de curación son pocas.

Esta suele aparecer a lo largo de la vida y su incidencia ha aumentado durante las últimas décadas en edades más tempranas, con afectación en cualquier zona del cuerpo, preferentemente en las extremidades. No se piensa en su posible presencia y ese es el gran problema.


UN DIAGNÓSTICO ACERTADO

Debido a su rareza, este padecimiento puede ser confundido con una lesión que no hará sospechar al paciente que su vida está en riesgo, incluso se dará el caso de que acuda a recibir atención de un especialista que no tiene nada que ver con su problemática real.



La revisión médica temprana es muy importante. Foto: R. Wick, M.D.

Tal vez pasará por consultorios de terapeutas físicos o traumatólogos, y cuando el cáncer le sea diagnosticado, las posibilidades de recuperación se disminuirán de manera considerable.

Como médico, en el primer contacto se deben tener muy claros los primeros síntomas, que serían: detectar una bolita muy dura y profunda que pareciera estar pegado al hueso, no duelen y tienen un crecimiento muy rápido”, menciona David Reza.

Estas tres últimas características serian los elementos para que un medico sospeche de primera mano que se esta ante un problema de sarcoma.

El especialista explica que cuando el paciente ya presenta dolor, es cuando el tumor crece a volúmenes importantes, lo que hace que comprima músculos y huesos.

Debido a la rareza y gravedad de estos tumores, se hace necesario diagnosticarlos en una etapa inicial. Para el doctor Reza Alba es importante que el personal médico de primer contacto tenga capacitación y entrenamiento para detectarlo.

Hay una frase en medicina que todos debemos recordar, ‘lo que no esta en tu mente, no está en tu mundo’, es decir, si el médico no piensa, no conoce y no ha estudiado a fondo la enfermedad, probablemente cometa un diagnóstico equivocado”.


ESTADÍSTICAS Y TRATAMIENTO

Según la página oficial de la Secretaría de Salud, el sarcoma es una enfermedad que afecta principalmente a la población infantil de México, y representa el 15 por ciento de todos los cánceres.



Diagnóstico y tratamiento del sarcoma. Fotos: youandsarcoma.com

El doctor David Reza informa que: “ el sarcoma está dentro de las primeras tres causas de muerte en México, eso nos causa una gran preocupación, de tal manera que los colegios y las asociaciones en México siempre estamos en capacitación continúa”.

Este tipo de tumor representa menos de 1% de las neoplasias en adultos y entre 15 y 21% en pacientes pediátricos. Existen más de 100 subtipos histopatológicos, siendo la principal división: tumores dependientes de tejidos blandos y tumores óseos malignos, de los cuales aproximadamente 87% son dependientes de tejidos blandos y el restante 13% son óseos.

Hablando sobre el tratamiento que se tendrá que aplicar en alguien que ha sido diagnosticado, el especialista indica que la primera opción es una cirugía, aunque refiere, desde hace años se llevan a cabo procedimientos combinados.

Actualmente en el mundo se trabajan cuatro formas de tratar al cáncer: cirugía, quimioterapia, radioterapia y la nueva innovación que es la inmunoterapia. Esos son los cuatro pilares para combatir el cáncer, se usan por lo general combinados”.

Para el sarcoma, indica, sobre todo en el área quirúrgica, hay grandes avances tecnológicos, en donde dijo, está en proceso de aplicarse la cirugía robótica.

Por su rareza de aparición y la ausencia del dolor, este tipo de tumor se cuela en el cuerpo de los seres humanos y ataca agresivamente de una forma silenciosa, por ello es importante que la sociedad cuente con la información necesaria y ante la sintomatología antes mencionada, no descarte la posibilidad de padecer un sarcoma y acuda de manera inmediata con el especialista.

Si la persona detecta alguna bolita o deformación sospechosa en su cuerpo, de la cual no tenga causa aparente y aunque no le duela, nota que de un día a otro crece, le pedimos acuda a ser revisado por su médico. Con esa acción puede salvar su vida”, concluye el especialista.

Comentarios