Gaspar Noé no se fía en las críticas para saber si una película es buena
Cine

Gaspar Noé no se fía en las críticas para saber si una película es buena

El cineasta comparte el origen de “Clímax”, que el 18 de enero se estrena en México

Reconocido a nivel internacional como un cineasta provocador, el argentino Gaspar Noé no se fía en los premios o las críticas para saber si una película es buena o no pues, a su juicio, a veces las que obtienen los reconocimientos no son precisamente las mejores.

En entrevista con Notimex a propósito del estreno de su cinta “Clímax”, previsto para el 18 de enero, el realizador opinó que los premios y galardones cinematográficos sólo sirven para hacer ruido y captar la atención internacional.

“Yo estoy en Francia y cada parto lo tengo en Cannes, el festival más famoso del mundo, así que en cualquier sección que te presentes estará la prensa internacional y eso hace que haya mucho más ruido”, comentó el también director de la controversial película “Love”.

Sobre “Clímax” (que ya también se exhibió en el Festival Internacional de Cine de Morelia en 2018), dijo que ha sido bien recibida y reconocida, pero lo que más le ha llamado la atención es que a los jóvenes les encanta, y que quienes ya han tenido malas experiencias les trae malos recuerdos.

En la cinta se muestra el viaje que vive un grupo de jóvenes bailarines al beber sangría adulterada con LSD. Se trata de un colapso psicodélico colectivo que sumerge al espectador en una atmósfera violenta, donde la rivalidad es uno de los elementos que queda al descubierto.

De acuerdo con el también guionista, “es una película divertida y con humor negro. Es un musical que luego se convierte en una película de terror psicológico, tiene varias referencias, de (Roman) Polanski y (Luis) Buñuel, entre otros, y muestra cómo el mundo se está descomponiendo”.

La película, que estará en la cartelera mexicana a mediados de enero, es protagonizada por bailarines no profesionales y filmada en formato documental para que el espectador se adentre a la historia.

Tras su exhibición en Cannes ha tenido estrenos en diversas partes del mundo, incluyendo Morelia, donde algunos jóvenes se salieron de la sala por lo impactante que resultan las imágenes.

El cineasta aseguró que se trata de ofrecer al espectador una montaña rusa de emociones y que cada uno la recibirá conforme a su experiencia, por lo que lo importante es que la vean.

Antes, Gaspar Noé fue censurado en Irán y Rusia, donde prohibieron la exhibición de “Love”, lo que hizo que varias personas la descargaran de manera ilegal a través del internet.

En ese tenor, expuso que aunque prefiere que las películas se vean en pantallas grandes, lo importante es que se vean donde sea.

“Lo que uno quiere como director es que la película sea vista por la mayor cantidad de gente en el mundo y en la mejores condiciones, y aunque a veces la televisión y el internet no son los mejores sistemas para difundir una obra, lo importante es que se vean”, enfatizó el nominado a los Premios Lumiere, que se entregarán el 4 de febrero.

Comentarios