Movimiento Incel
Sexualidad

Movimiento Incel

Los hombres que no amaban a las mujeres

Incel es el acrónimo de Involuntary Celibate, o lo que es lo mismo, célibes involuntarios, son un grupo integrado en su mayoría por hombres con pensamientos misóginos que culpan a las mujeres por no tener relaciones sexuales con ellos.

De acuerdo a los Incel, son ellas quienes les niegan su derecho a la gratificación sexual, debido a su físico o personalidad.

Las actitudes de los hombres que se definen a sí mismos como Incel varían: la mayoría ventila su frustración sexual, denigra a las mujeres y al feminismo, y a los hombres y mujeres con una vida sexual activa en foros online y redes sociales.

NACIMIENTO

El concepto de Involuntary Celibate fue acuñado por una mujer canadiense (que sólo ha hecho público su nombre, Alana) en 1997. Ella trataba de crear un movimiento que estuviera abierto para todas las personas.

A principios de los noventa, Alana se encontraba terminando sus estudios en estadística en la universidad de Carleton, Ottawa y hasta ese momento, nunca había tenido relaciones sexuales, ni novio, o algún tipo de relación sentimental. Ella culpaba a su apariencia, manchas en la piel y a su sobrepeso, sentía que había pasado la adolescencia sin aprender las reglas tácitas de un juego complejo que todos los demás entendían intuitivamente.

En Carleton, ella tuvo acceso a Internet por primera vez, donde pasaba el tiempo leyendo sobre sexualidad. Movida por los relatos de personas que se dieron cuenta de que eran homosexuales, transexuales, bisexuales o poliamorosos, decidió entonces que era bisexual y, a los 24 años, comenzó a salir con una mujer.

Cuando la relación terminó seis meses después, Alana se encontró mirando hacia atrás en la década anterior con una perspectiva nueva y con ganas de analizar lo que había pasado. Primero, eso requería una etiqueta: las nuevas categorías de relaciones con nuevos nombres habían ayudado a las personas que había conocido a encontrar la felicidad, entonces se le ocurrió a ella: el célibe involuntario.

El movimiento Incel nació sin ninguna intención de odio, solo pretendía ser una comunidad de personas que no habían logrado tener ninguna relación sexual o romántica. Foto: Depositphotos

Ella abrió una página en Internet para que pudieran expresarse y buscar apoyo tanto hombres como mujeres que se sintieran solos. En su blog registró que había muchas maneras para que las personas terminaran sintiéndose solas y rechazadas, desde la torpeza hasta la enfermedad mental o una alterada versión de lo que se cataloga como “normal".

En un principio el sitio estaba poblado por hombres y mujeres, aunque en su mayoría fueron hombres, quienes eran más propensos a quejarse de forma antagónica y repetitiva, ella quería que su proyecto fuera una zona de confort para los Incels; en donde las rígidas normas de género, que agobiaban a todos no existieran y así tuvieran un sitio para sentirse incluidos.

ANTI FEMINISMO

Lejos quedó la ideología de lo que había creado Alana. En particular, la versión actual se refiere a hombres que sienten que no pueden tener relaciones sexuales.

Las actitudes de sus miembros varían, pero en Internet por lo general se muestran furiosos contra los hombres y mujeres con una vida sexual activa, a los que llaman “Chads” y “Stacys”. Y de forma más general, los foros de la comunidad Incel a menudo incluyen ataques contra el feminismo contemporáneo y las mujeres.

Los Incels tenían un foro en Reddit que contaba con 40 mil usuarios, pero fue cerrado debido a que incumplía las normas relativas al contenido que “animase, glorificase o incitase a la violencia contra individuos y grupos de personas”.

En ese foro se publicaron conversaciones a partir de títulos como "razones por las que las mujeres son la encarnación del mal".

Los Incels son, según la definición de “SergeantIncel” (Sargento Incel), el administrador de la página, personas que "no están en una relación ni han tenido relaciones sexuales en una cantidad significativa de tiempo, a pesar de numerosos intentos.

Foto: iStockPhoto

En la práctica, esto va más allá de simplemente tener relaciones sexuales y entra en el ámbito de no tener posibilidades de encontrar pareja, ya sea para obtener la validación, el amor o la aceptación. El sexo es principalmente secundario, aunque al igual que en todos los grupos, una minoría de Incels no está de acuerdo".

Además, actualmente el foro es exclusivo para hombres, ya que se explican en su página, “esto no se debe a la misoginia, sino al simple hecho de que la gran mayoría de las mujeres no tienen problemas para encontrar parejas, ya sea para actividades sexuales o románticas”.

El Urban Dictionary describe a los Incels como personas que tienen; "una personalidad horrible, tratan a las mujeres como objetos sexuales y piensan que su falta de actividad sexual es porque son 'feos', cuando en realidad es por su evidente sexismo y actitud pésima".

"Creen que las mujeres les deben sexo, y muchos de los Incels más extremos disfrutan de pasar tiempo en comunidades afines en internet, proponiendo ideas para hacer que las mujeres tengan sexo con ellos. Muchas ideas involucran genocidios de afroamericanos, asesinatos de 'Chads', quitarle los derechos a las mujeres, violarlas y tener relaciones sexuales con mujeres muertas, entre otras cosas. No pueden entender por qué precisamente las mujeres no quieren nada con ellos", señala la publicación.

En varios foros se puede ver la apología de la violencia contra las mujeres y la violación. En Twitter se viralizó un fragmento de una publicación en uno de estos foros, en el que un usuario cuenta que persiguió a una adolescente de 14 años por la calle en la que narraba: "Esa sensación cuando sigues a una chica y se da cuenta de tu presencia es buena. Eres importante para ella. Ya no eres una cara insignificante entre la multitud”.

CONSECUENCIAS

En mayo de 2014, Elliot Rodger de 22 años acabó con la vida de seis personas en un tiroteo masivo en la ciudad de Isla Vista, California, minutos después se suicidó de un tiro en la cabeza.

Más de 25 mil habitantes de Toronto realizaron una vigilia en honor a los muertos en el atentado de Incel en abril de 2018. Foto: NOTIMEX/Isabel Inclán

Antes de su muerte, Elliot había distribuido un documento de 141 páginas en el que expresaba su desprecio hacia las mujeres, alimentando por la frustración que le causaba su propia virginidad. Ahora, Elliot Rodger es considerado un héroe por algunos integrantes de la comunidad Incel.

En abril de 2018, un hombre de Toronto llamado Alek Minassian escribió en Facebook: "La rebelión Incel ya ha comenzado… ¡Saluden todos al Caballero Supremo Elliot Rodger!". Poco después, condujo una camioneta por una calle concurrida y causó la muerte de diez personas, ocho de ellas eran mujeres.

El movimiento es consecuencia de los estándares que se imponen continuamente en el diario acontecer de una sociedad, del cómo te debes vestir, cómo debes verte, cuánto debes ganar, cómo pensar y cómo vivir. Esta presión acarrea una frustración para aquellos que son incapaces de cumplir con las expectativas y es en estos grupos intolerantes donde les brindan un espacio donde la victimización se traduce hacia un odio irracional.

La cotidiana cultura del machismo, lejos de disminuirse tras los avances tecnológicos y sociales que nos brinda el progreso, parecen incrementar día a día las muestras de intolerancia que la humanidad es capaz de exteriorizar. Es necesario suprimir este tipo de actividades e ideologías para evitar tragedias en nombre del odio y la única forma de lograrlo es implementando una mejor gestión de la inteligencia emocional del colectivo social.

Comentarios