Spravato
Salud

Spravato

Un spray nasal contra la depresión

La depresión, junto con otras enfermedades como la ansiedad, el estrés y las adicciones, es uno de los males psicológicos más comunes que aquejan a la sociedad actual. Se calcula que afecta a 300 millones de personas en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Es por eso que se llevan a cabo investigaciones en todo el mundo para generar nuevos fármacos, mejorar los ya existentes o teorizar opciones de tratamiento psicológico.

Las soluciones hasta ahora llevan intrínseco un largo tiempo y constancia para la mejora del paciente, y muchas veces hay recaídas en las que el apoyo de personas cercanas es ineludible.

Sin embargo, existe ahora un tratamiento que consta de un spray nasal que podría revolucionar el abordaje de esta enfermedad, ofreciendo una nueva oportunidad para el tercio de los pacientes que no han respondido a los medicamentos existentes.

APOYO EN TERAPIAS

La depresión, aunque suele usarse de manera coloquial como un estado de decaimiento cualquiera, es decir, de una variación normal o breve del estado de ánimo, dista mucho de esto. Padeciéndola, la posibilidad de estabilizar el ánimo sin un tratamiento previo o sin terapia ocupacional, ejercicio, entre otras actividades, se reduce al mínimo.

Puede conllevar problemas serios en las relaciones de amistad y familiares. No tratarla y permitir que se prolongue, causa bastante sufrimiento y debilidad, alterando de manera generalizada la funcionalidad de una persona con síntomas que pueden inducir a la incapacidad laboral o en casos más extremos al suicidio.

El desconocimiento general de los trastornos mentales lleva a una falta de apoyo efectivo a quienes los padecen. Foto: La Voz de Galicia

Se trata de una afección que va en alza constante, y aunque se conoce desde etapas muy tempranas de la civilización, su tratamiento y detección parecen ser algo relativamente reciente, debido principalmente a que los trastornos psicológicos en general y de manera especial la depresión, son objeto de prejuicios y desconocimiento. A reserva de sus múltiples causas, contiene una carga importante de predisposición genética.

Se afirma que las personas que sufren esta enfermedad deben simplemente cambiar de actitudes, pero esto es más difícil de lo que parece, ya que en realidad es posible que sufran problemas de motivación difíciles de contrarrestar, bajas en la energía física y mental, así como dificultades en la concentración, entre otros síntomas.

A la lucha contra la depresión se suma una nueva herramienta que se utiliza ahora bajo supervisión en Estados Unidos. Funciona como aerosol, el líquido es absorbido por el revestimiento de las fosas nasales y su componente recorre rápidamente el torrente sanguíneo.

El pasado 5 de marzo, el spray contra la depresión llamado Spravato, fue anunciado por la compañía farmacéutica The Janssen of Johnson & Johnson como producto aprobado por la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos, por sus siglas en inglés). Se trata de esketamina, una sustancia que se usa en conjunto con antidepresivos orales.

Foto: Janssen Pharmaceutica

ALTERNATIVA

En los ensayos clínicos realizados a corto y largo plazo, participó el psiquiatra Michael E. Thase, maestro en la materia y director del Programa de investigación y tratamiento de trastornos del estado de ánimo y de ansiedad, de la Escuela de medicina Perelman de la Universidad de Pennsilvania, desempeñándose como investigador principal.

Se experimentó con una muestra a la que se le administró un placebo y antidepresivo oral, mientras que otros sujetos usaron el spray nasal junto con el mismo antidepresivo.

Según hizo pública la farmacéutica, se hizo un estudio amplio en el que los ensayos clínicos ascendieron a mil 700, observando adultos con trastorno de depresión mayor. A corto plazo, el spray combinado con antidepresivo oral provocó una mejora superior al tratamiento clásico, disminuyendo los síntomas depresivos al haberse administrado por cuatro semanas.

PROBLEMAS SECUNDARIOS

Los medicamentos orales suelen conllevar desventajas, efectos secundarios adversos de los que lamentablemente Spravato no escapa. Los más comunes observados fueron mareos, náuseas, sedación, sensación de giro, disminución del sentido del tacto, ansiedad, falta de energía, aumento de la presión arterial, vómitos y sensación de embriaguez y disociación.

La última, se distingue por ser una sensación displacentera en la que existe una desconexión entre pensamientos, memoria y sentido de identidad, es decir, no reconocerse o sentirse fuera de sí mismo.

La disociación es un efecto secundario de algunos antidepresivos. Foto: Shutterstock

Otra advertencia que se hizo pública, es la indicación no menos alarmante de utilizar el spray únicamente en adultos, puesto que en menores y adolescentes existe el riesgo de inducir pensamientos suicidas.

Cabe aclarar que aunque arrastra efectos adversos de otros fármacos, está pensado para ser un potenciador de un tratamiento previamente dado y se emplea en casos en los que los pacientes no han respondido de manera adecuada al uso de dos medicamentos diferentes; además de que no será de uso doméstico y deberá contar con estricta supervisión médica.

Para respaldar su uso responsable, las indicaciones contendrán un modelo de distribución y control, además de una planilla con una sencilla evaluación integral para mitigar los riesgos.

Los pacientes en los que se estudió el efecto del fármaco expresaron haber experimentado una mayor claridad en sus pensamientos y tener un espectro más amplio de emociones, que es el resultado buscado al probar con diferentes opciones hasta llegar a una medicación adecuada.

Se reduce con esto un largo proceso y además, a largo plazo, hay una menor propensión a la recaída. Esto se logró en un 51 por ciento en comparación con el régimen tradicional.

Es importante todo avance en la innovación del complejo espectro farmacológico, que hasta ahora ha resultado ser de los tratamientos más efectivos, no sin necesitar un abordaje más amplio, acompañado de terapia psicológica principalmente.

Spravato implica un mejoramiento del tratamiento y una más lograda efectividad, pues soluciona problemas que se han mantenido por décadas. Por lo tanto, podría acortar el proceso general de rehabilitación y recuperación, y con todo mejorar notablemente la calidad de vida de muchas personas.

Comentarios