Aileen Aguilera Valdés
Entrevista

Aileen Aguilera Valdés

Cuando era niña, bailar era un asunto de diversión, su hobby. A los cuatro de años de edad se adentró al ambiente al que invitan las academias de baile. En Torreón, sus pasos quedaron registrados en la mayoría de estas escuelas de formación artística.

Al pasar el tiempo y con sus sueños bien claros, Aguilera Valdés se despidió de su tierra, pues en ella no encontró seriedad para tomar la danza como una carrera profesional. La decisión ya estaba tomada: sus pies irían a buscar otras plataformas en las cuales pudiera explotar su talento.

Fue así que la Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey (ESMDM) la recibió con los brazos abiertos, una institución que ha sido testigo de su rápida evolución y del compromiso que la bailarina lagunera tiene con la danza contemporánea. Ahí forma parte del Ballet de Monterrey Joven. En el próximo mes de junio culminará sus estudios en esa escuela; mientras tanto, ella ya comienza a hacer historia.

Su entrenamiento en Graham, técnica de danza moderna que tiene un lenguaje codificado para expresar todo el abanico de las emociones humanas, ha estado a cargo de las maestras Rosa María Robledo, Brisa Escobedo, Eréndira Vega y Cristina Hernández, complementado con técnica clásica con los maestros Dalirys Valladares, Luis Serrano y Eduardo Vega.

Es una joven que en su corta carrera ha contado con brillantes participaciones en espacios como el San Antonio Dance Fest, y durante tres años consecutivos en el Festival Internacional Santa Lucía, que se celebra cada año en la ciudad de Monterrey. También ha participado en diversas funciones, entre ellas la Gala de 40 Aniversario de la ESMDM en el Palacio de Bellas Artes. En un recinto de su tierra, el Teatro Nazas, fue parte del Homenaje a Magdalena Briones.

Los reconocimientos a su esfuerzo no se han hecho esperar, pues en el 2014 obtuvo el primer lugar en el Concurso Interno de Ejecutantes de Danza Contemporánea y de igual manera en el 2015 fue la mejor intérprete en el Concurso Interno de Composición Coreográfica, ambos de la Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey.

Para Aileen Aguilera, la preparación ha sido algo fundamental en su carrera artística, por ello siempre enfoca sus objetivos en la búsqueda de aprendizaje y localiza espacios para seguirse desarrollando. Por ejemplo, ha sido parte del Intensivo de verano de la Compañía Rioult Dance de Nueva York, participó en el Encuentro de Escuelas de Danza “Ernestina Quintana” en la Habana, Cuba, y ha tomado diversos cursos y clases magistrales de técnicas contemporáneas con los maestros: Stephen Rooks, Pablo Fermani, Ido Tadmor, Francisco Córdova, Manuel Vignoulle, Fernando Domínguez, Rachel McNamee, y de técnica clásica con Daniel Ulbritch, Natasha Lagunas, Saúl Freyre, Héctor Hernández e Isaac Hernández.

Algunas coreografías de las que ha formado parte son Contemplados de Brisa Escobedo, Un árbol para Elena de Jaime Sierra, Café Pacífico de Ruby Gámez y La Sociedad de los Lobos de Edisel Cruz, adempás del video musical Quien Ganará de Clemente Castillo.

Foto: Cortesía de Aileen Aguilera

Con 20 años de edad, fue seleccionada como parte del cuerpo de baile en la película El Rey de Todo el Mundo, escrita y dirigida por Carlos Saura, un cineasta, fotógrafo y escritor español de amplio prestigio internacional. Aileen Aguilera, junto con Alejandra Alicona, otra lagunera, forman parte del elenco que entre otros es conformado por el bailarín Isaac Hernández, la actriz Ana de la Reguera y el cantante Carlos Rivera.

La joven bailarina está dando pasos firmes en el mundo de la danza contemporánea y sin duda su perseverancia, disciplina y pasión la perfilarán en un futuro a formar parte de una compañía internacional, escenario que ya tiene dibujado a detalle en sus sueños.

¿Cómo empezaste en el mundo de la danza?

Yo empecé bailando desde los cuatro años. Pasé por casi todas las academias de Torreón. Al principio era como hobby. A esa edad obviamente no sabía que era una carrera profesional, entonces empecé por mero entretenimiento, me gustaba mucho y siempre estaba en los grupos intensivos que eran de la gente que destacaba y así hacían eventos especiales.

Hasta los catorce años comencé a investigar y a preguntarme si era una carrera, si lo podía estudiar profesionalmente, entonces encontré una superior, pero a mí para entrar a clásico ya se me había pasado la edad, ya tenía 14. Luego encontré la carrera de Arte Contemporáneo y cuando entré no sabía lo que era danza contemporánea ni nada. Entré y me enamoré, pensé "este es otro mundo totalmente diferente al del mundo clásico del ballet”; entonces dije “voy a audicionar”, audicioné y quedé. Ahí estuve cinco años que han sido los mejores de mi vida. Me encanta lo que hago, me encanta la danza contemporánea, es todo un panorama muy abierto a diferencia de otras disciplinas, en mi opinión.

¿Hay familiares que se dedicaron o tienes alguna descendencia con esa vena artística o te conectaste de manera natural?

Pues en mi familia hay muchos artistas, pero bailarines no. Por ejemplo mi tío fue violinista, pero así que tu digas que saqué algo de alguien no; simplemente me empecé a interesar, me metí a las clases y dije “yo soy de aquí”. Fui evolucionando hasta que terminé estudiando profesionalmente esto.

¿Me dices que todavía no concluyes tus estudios profesionales?

No, en junio me gradúo.

Foto: Cortesía de Aileen Aguilera

Pero a fin de cuentas ya estas haciendo cosas a nivel profesional

Exacto, porque uno debe abrir su camino desde antes porque luego te gradúas y necesitas ya hacer contacto bien, entonces ya necesitas tener experiencia.

Partiendo de ahí ¿cómo te defines a nivel profesional?

Soy una bailarina muy versátil, he aprendido muchos estilos a lo largo de mi carrera artística, no me cierro a nada, y esto me ha ayudado mucho. En la película (El rey de todo el mundo), no bailamos un sólo estilo. Obviamente soy muy disciplinada. Soy muy consistente de lo que quiero, tanto que he llegado hasta donde estoy ahorita.

¿Qué sientes por la danza, qué significa para ti estar arriba de un escenario?

Para mí, yo diría que bailar ya sea en la calle, en tu cuarto, en un salón real; yo amo el arte que siento y cada día siento cosas diferentes y te puedo decir que no bailo igual que hace cinco años y no digo porque haya crecido físicamente, sino porque cada acontecimiento, cada cosa que pasa en mi vida me da motivos para sentir y eso transmite mi danza y es muy bonito porque es como si me llenara un poquito. El sentir, el estar arriba de un escenario enfrente de un gran público y no sólo para uno mismo, esto esta muy padre, cuando empiezas a disfrutar.

Entonces ¿cómo describirías la danza en tres palabras?

Sentir, pasión y emoción.

¿Qué es lo que te resulta más difícil de hacer en lo que te dedicas?

Que en México no existen muchas oportunidades en la danza, siento que los bailarines siempre tenemos que emigrar a otro lado ya sea para ir a cursos, para ir a trabajar, o para seguirte capacitando. Yo creo que es difícil abrir puertas, no saber para dónde ni hacia dónde ir. Es muy complicado porque obviamente uno con motivación y pasión puede llegar a ser un gran bailarín, pero no sólo basta ser un buen bailarín, necesitas las oportunidades, necesitas abrirte las puertas, ser movido y encontrar las cosas tú, no basta con ser un buen bailarín y ya, eso es lo difícil.

Foto: Cortesía de Aileen Aguilera

Entonces el apoyo es poco, frente al hay talento que existe, ¿no?

Sí, hay muchísimo talento, en Torreón y en México en general hay mucho talento pero no hay tantas oportunidades de trabajo.

¿Qué es lo que más te inspira?

Yo creo que superarme a mí misma, ver hasta donde puedo llegar.

Partiendo de ahí, ¿qué se siente ser tan joven? porque eres muy muy joven y ya estás pisando fuerte en la danza.

Bueno en la danza, en la carrera profesional se empieza muy chica, entonces ahorita yo a lo mejor me veo muy joven, pero siento que voy tarde realmente. Hay gente de mi edad que está haciendo muchísimas más cosas y aparte te digo, la carrera de la danza es muy muy corta. Independientemente de que sea joven o no, estoy muy agradecida con todo lo que he hecho, con todo lo que he logrado y todo lo que he aprendido a mis veinte años.

¿Cuál es la característica o cualidad con la que más se requiere contar si te quieres dedicar a esto?

Yo creo que la perseverancia, la disciplina y la pasión, obviamente. Diría que el talento también pero hay mucha gente que tiene talento y no tiene estas tres cosas, entonces tú puedes trabajar duro y ser perseverante y tener mucha pasión y puedes llegar a lograrlo muy chico.

¿Cuál es tu pieza favorita?

La coreografía Cacti, es de la compañía Nederlands dans Theatre. Me gusta mucho porque su coreografía es increíble, me gusta mucho lo que transmiten los bailarines porque es medio irónica como de drama, pero a su vez es muy intensa.

¿Cómo ha sido la experiencia de participar en el rodaje en el que estás trabajando actualmente?

Para mí es un mundo nuevo, obviamente llegas como un bailarín y sabes como concentrarte como un bailarín, pero luego llegas al mundo del cine, pasan a tu lado y no conoces a nadie y la cámara es algo totalmente diferente. Entonces obviamente creo que he aprendido mucho, cada vez más y empiezo como a comparar, pero es un mundo totalmente diferente. Es estar aprendiendo cosas nuevas de otra rama del arte. Yo por ejemplo no estaba enterada de como se lleva a cabo desde atrás. No es lo mismo ver la película que hacerla y está muy padre, me gusta mucho y la verdad es que disfruto mucho. El ambiente de trabajo es increíble, el color, el productor, el director, el fotógrafo.

Foto: Cortesía de Aileen Aguilera

¿Estudiar danza es caro?

La escuela superior es de gobierno y no cuesta absolutamente nada.

¿Qué le dirías a alguien que está comenzando en este arte?

Que nunca se rinda, suena bien cliché pero de verdad que nunca se rindan y que no se dejen llevar por lo que les dice la gente, eso también es muy importante. Que no dejen que cambien su opinión, que les digan que mejor estudien otra cosa, no dejen que los influencien esos comentarios. Si es lo que quieres estudiar, echarle ganas y no rendirte, siempre ser trabajador.

¿Cuál es tu visión en cinco años?

Bailar en una compañía profesional fuera del país. Tengo varias opciones, tendría que hacer audición obviamente, pero yo en cinco años me veo bailando en una compañía profesional de danza contemporánea.

¿Si no fueras bailarina qué serías?

No sé, yo creo algo que tenga que ver con el arte también, creo estudiaría artes plásticas o arquitectura.

¿Qué otras actividades te gustan realizar aparte de bailar?

Me gusta mucho dibujar, siempre he hecho dibujos y pintar al óleo en mis ratos libres, que ahora casi no tengo tiempo, pero me gusta mucho dibujar.

Ya para terminar, ¿quién es Aileen en tres palabras?

Aileen es disciplinada, segura, y humilde.

¿Algo que nos quisieras agregar?

Que la gente que va empezando y tiene miedo, que no lo tenga, que siga sus sueños y siempre sea disciplinado.

Comentarios