Gourmet Grubb
Gastronomia

Gourmet Grubb

¿Son los insectos el futuro del sabor?

Debido a su fórmula y contenido nutricional, científicos en varias partes del mundo han indagado en la producción de lactosa a base de algunas cucarachas, sin embargo, llevarlo hasta la producción de postres es, hasta ahora, un atrevido movimiento.

Reunidos en un espacio conocido como Gourmet Grubb, un trío de emprendedores en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, se aventuraron en comenzar un concepto nuevo en torno a un producto que rara vez necesita renovación: el helado.

Lo que vuelve especial su propuesta es que además de los saborizantes, su materia prima, la leche, proviene de otro recurso que no es animal, como sucede en la mayoría de los países y tradiciones. Lejos de ser artificial, es derivado propiamente de los insectos y de los beneficios de su composición. La bautizaron como Entomilk.

MÁS QUE NUTRITIVO

Ahora bien, Gourmet Grubb ofrece una variedad de tres sabores: mantequilla de maní, chai y el ya conocido chocolate. Los impulsores de este concepto declararon que buscan que la gente le pierda el miedo a lo que es ya considerado como un “súper alimento” y que crezca el consumo de productos que respeten la vida animal.

Entomilk reúne los elementos indispensables para invadir los mercados, ya que además de ser nutritiva, es parte de una cadena de producción sustentable y segura, sumado a que sus comensales aseguran que es deliciosa.

Esta versión adicional de los lácteos fue bautizada reuniendo las palabras “entomofagia” (la práctica de consumir insectos) y “milk” (leche), sin embargo, los jóvenes detrás de Gourmet Grubb han declarado que el proceso no es tan sencillo, por lo que la receta secreta y final, debido a que no cuentan con la patente, se mantiene “bajo llave”.

Leche Entomilk. Foto: gourmetgrubb.com

La científica en alimentos de 26 años, Leah Bessa, es una de las personas detrás de este modelo de comida. Declaró que los tiempos obligan a que la sociedad implemente una conciencia alimenticia, elemento que viene directamente del activismo animalista, además que a la larga el humano debe encontrar mejores formas de producir recursos sin considerar la tecnología transgénica.

Existen muchos beneficios para usar a los insectos como fuente de comida y uno de los retos más grandes es convencer a la sociedad occidental para hacerlo”, comentó en entrevista.

Por ello, desde hace un año Bessa, junto a Jean Lou wrens y Llewelyn de Beer, fundaron la primera sucursal de Gourmet Grubb y con la cual esperan en poco tiempo llegar hasta América, en donde existen países que practican la entomofagia, aunque sólo sea en sectores apartados de su cultura.

Los clientes entran a la tienda imaginando que verán insectos caminando entre las mesas y refrigeradores, pero la verdad es que no es así, luego se enamoran de nuestro sabor. Así es como funciona, enamorando con su sabor a las personas y con los beneficios, es cuestión de acostumbrarse para que luego veamos un puesto de Gourmet Grubb en cada esquina”, añade.

Foto: Gourmet Grubb

CIENCIA NUTRITIVA

Los beneficios de apostar en la creación de granjas de insectos son variadas, desde la múltiple perspectiva ambiental y animalista hasta los aportes para la reducción de presupuesto. En el mundo existen más cucarachas que vacas y sobre todo, es mucho más barato mantenerlas.

En este escenario, son las cucarachas “diploptera punctate” la especie responsable en reproducir la fórmula proteínica y calórica ideal para la alimentación de grandes masas, lo cual ha logrado que los humanos pongan atención en ella. Por lo que en teoría, la leche de estos insectos no viene directamente de su organismo, así “leche de insecto” vendría siendo más una etiqueta que una certeza científica.

En recientes años, una variedad de científicos han trabajado por sintetizar el arsenal de proteínas que el insecto garantiza, además que su existencia es posible en cualquier parte del mundo y ante cualquier condición adversa, entre los elementos que la hacen un “súper alimento” están: abundancia, accesibilidad, capacidad de adaptación al entorno, cualidades nutritivas, bajo coste y un menor impacto en el medio ambiente.

Elementos que nos harán comprometernos con nuestro entorno, provocando que Gourmet Grubb se quede sólo como un antecedente del futuro.

Comentarios