YouTube, un referente para la nueva generación
Tendencias

YouTube, un referente para la nueva generación

El nuevo consumo audiovisual

En el año 2004, Jawed Karim y sus colegas Chad Hurley y Steve Chen se frustraron al buscar, sin éxito, algún tipo de documentación en video de dos acontecimientos que marcaron ese año, aunque de maneras muy distintas: el tsunami del océano índico y el incidente que tuvo la cantante Janet Jackson con su vestimenta en el show de medio tiempo que ella y Justin Timberlake compartieron en el súper tazón de ese año.

Inspirados por sus propias necesidades y carencias comienzan a trabajar, en la cochera de una oficina, en un proyecto revolucionario, sin saber el alcance que lograrían. Un proyecto que cambiaría el mundo para siempre: YouTube.

La plataforma de videos llegó a las manos y ojos del público en 2005. Para el año siguiente el proyecto ya había adquirido tanto furor (65 mil nuevos videos agregados y 100 millones de videos vistos al mes) que los visionarios recibieron 1.6 miles de millones de dólares al realizar la enajenación de su empresa de cochera con Google.

Al siguiente año YouTube introdujo la posibilidad de añadir comerciales a los videos y así nació la ahora famosa “monetización”, a través de la cual se le presenta a las marcas la posibilidad de ser expuestas al creciente rating de la página, pero lo más revolucionario es que se le comenzó a dar la oportunidad a los generadores de contenido de vivir sólo de hacer videos. Fue esto, en gran parte, lo que marcó el punto sin retorno de la plataforma; con la opción de ganar más dinero entre más visitantes tuvieran sus canales, los autores comenzaron a producir videos cada vez más atrayentes y entretenidos. De ahí el crecimiento fue exponencial.

Los comerciales en YouTube tienen 84 por ciento más posibilidad de mantener la atención del espectador que en la televisión. Además, en ocasiones se les paga a los creadores por realizar reseñas para dar a conocer productos. Más de 50 mil años de reseñas de diversos artículos han sido vistos en dispositivos móviles en los últimos dos años.

YouTube Space, en Nueva York, donde veteranos y novatos youtubers se reúnen para crear nuevo contenido. Foto: EFE

ALCANCES

Actualmente YouTube es el segundo buscador más grande del mundo, y el segundo sitio de Internet más transitado. Además, cada hora se suben 400 horas de contenido, se ven colectivamente más de 46 mil años de material por año y tiene aproximadamente 1.9 mil millones de usuarios mensuales activos inscritos en la página. Más del 70 por ciento de lo que se ve en esta plataforma es desde un dispositivo móvil y está disponible en más de 91 países y en 80 lenguajes diferentes.

La red social llegó para cambiar el punto de vista de las generaciones de jóvenes y para revolucionar el entretenimiento, la educación, la política, la economía, el periodismo y la cultura mundial en general. Sin embargo, es muy debatido qué tanto bien y qué tanto mal ha traído para la gente, sobre todo para las mentes jóvenes, es decir, para el futuro del planeta.

YouTube es reconocido en muchos casos por su contenido “basura” y por ser de las plataformas en las que los usuarios son más agresivos en los comentarios. Así como por su cultura de la “cancelación” (cuando algún creador hace algo que a sus seguidores no les parece y es linchado en línea por medio de comentarios) y del drama o ataques que se dan entre autores. Todo esto se ha vuelto parte fundamental de lo que las personas reconocen como características más representativas del sitio.

Pero de igual manera, es identificado por contar con tutoriales, explicaciones y clases gratuitos; aparte de todo tipo de videos educacionales por expertos en los temas que se busquen. Asimismo, es la herramienta perfecta para buscar noticias o acontecimientos mundiales contados de primera mano por quien los está viviendo.

Definitivamente la plataforma es un arma de doble filo, pero dentro de las cosas más revolucionarias que ha logrado es darle la oportunidad a personas comunes de exponerse al mundo y ser escuchados, para bien y para mal. El sitio creó un nuevo tipo de autor y de celebridad. Antes, la capacidad de exponerse a los ojos del mundo estaba reservada para los ejecutivos de televisión, profesionales y cadenas televisivas generadoras de estrellas. Ahora cualquiera puede hacerlo con YouTube y su accesibilidad.

PewDiePie es el youtuber más visto desde 2013 con más de 90 millones de suscriptores. Foto: Vincent Sandoval/WireImage

LAS PERSONAS DETRÁS

Los creadores de contenido en YouTube pueden llegar a ganar millones de dólares entre sus vistas, sus subscriptores y los anuncios que implementan en sus videos, por lo que no es raro que muchas personas estén intentando convertirse en uno. Otros ya se han vuelto verdaderas celebridades y se relacionan en las mismas fiestas y ámbitos que los actores, cantantes y personalidades más famosos de Hollywood y el mundo. Esto abre un debate que también parece ya estar en la médula ósea de la página de entretenimiento: ¿Es YouTube una oportunidad para empoderar a la gente y hacer que el punto de vista del ciudadano promedio sea escuchado, o un arma que se le da a personas que no tienen talento ni son expertos en ningún tema para que esparza mensajes burdos de manera masiva?

Sin perder de vista que se trata de una plataforma que permite llegar a información de todo el mundo y que por eso ha hecho que las generaciones más jóvenes estén involucradas y conozcan de temas como política, cultura y noticias mundiales, el hecho es que está muy rezagado en el reconocimiento de sus responsabilidades como medio masivo de información.

Puede considerarse que es un habilitador de noticias falsas y desinformación. Redes sociales como Facebook y Twitter reconocieron su importancia y su responsabilidad en cuanto a los datos que su sitio esparce y han implementado (o tratado) diversas maneras para mantener lo más veraz posible la información que se difunde por medio de ellas, tomando medidas extremas en épocas de elecciones, en desastres o en situaciones históricas desde poco después de su creación. YouTube tardó mucho más en responsabilizarse, de hecho la directora ejecutiva Susan Wojcicki expresó apenas en el 2018 que la página planea tomar acciones para procurar mantenerse lejos de las noticias falsas.

Se ha criticado en repetidas ocasiones el logaritmo de este sitio y en muchos medios los expertos han manifestado sus preocupaciones por los “asuntos” a los que la página de videos decide darles más promoción y las recomendaciones de contenido que hace a sus usuarios. Al ser cuestionada al respecto, Susan Wojcicki dijo que ellos no son “una plataforma de noticias”, deslindándose por completo de la responsabilidad sobre el contenido que está en la plataforma.

Algunas nuevas funciones de YouTube sirven para evitar las fake news, dando prioridad en su algoritmo a noticias veraces. Foto: media-tics.com

EL CONTENIDO

Es comprensible que por la apertura del espacio, es decir, porque cualquiera puede subir videos a su interfaz, uno de los problemas más representativos radica en el contenido inapropiado que sus creadores inyectan en ella. Por ejemplo, en enero del 2018 una de las estrellas vloggers de Logan Paul, quien tiene más de 18 millones de subscriptores en su canal, comenzó una de las controversias más grandes que ha tenido YouTube cuando publicó un video en el que mostraba el cadáver de una persona que cometió suicidio en un bosque de Japón. La preocupación más grande tal vez es la reacción de los niños y adolescentes que conforman el público del canal ya que Logan adquirió mucha más fama y subscriptores después de ese video.

Otro problema creciente en la plataforma es la manera en la que se involucran sus creadores. El drama se ha vuelto parte primordial de YouTube, los vloggers suelen pelearse y tener conflictos entre ellos en los que terminan involucrando a toda su joven audiencia.

Aunque es sencillo resaltar los rasgos negativos, la verdad es que, como se cubrió en un inicio, hay mucho alcance positivo que se ve reflejado en el conocimiento, reconocimiento y conciencia de los jóvenes.

La generación de adolescentes y adultos jóvenes que creció con YouTube como herramienta es de las más involucradas e informadas por los diferentes temas que se cubren. El 70 por ciento del público millennial que tiene una suscripción, lo usa para para aprender cómo hacer algo nuevo o para conocer más de algo que les interesa.

POLÍTICA

El primero en aprovechar la manera en la que YouTube cambiaría la política fue el ex presidente estadounidense Barack Obama. En el 2008 fue la primera vez que el canal ejerció como un campo de batalla de elecciones y el ex presidente Obama supo utilizar la herramienta como un escalón para llegar a más audiencia, sobre todo a los jóvenes. También fue una gran plataforma en esas elecciones para convencer a la gente de salir a votar.

Andrés Manuel López Obrador ganó un distintivo de YouTube por alcanzar el millón de suscriptores. Foto: EFE

Además del alcance o del poder que les puede proporcionar a funcionarios públicos, YouTube es una gran oportunidad para que el hombre común pueda exponer abusos y errores del gobierno, aparte de movilizar el cambio que los gobernados busquen. Ha llegado como parteaguas cultural en la política, sobre todo en países en donde la libertad de expresión se encuentra muy limitada; un ejemplo son los rebeldes sirios que han usado la página como arma contra el presidente. La plataforma está complicando mucho ser un dictador o ser un gobernador absolutorio. De igual manera, imposibilita simplemente ser una persona excluyente; ser homofóbico o racista se dificulta por la reacción y exposición que se logra al dejar todo documentado. Los ejemplos que llegan a la mente van desde mujeres borrachas que insultan a pasajeros negros en trenes, hasta el senador de Estados Unidos Mitt Romney diciendo que la mitad de la población de su país no se responsabiliza por sí misma. Han sido filmados en teléfonos móviles y colocados en YouTube trayéndoles vergüenza, daño político e incluso cargos delictivos.

BENEFICENCIA Y REDUCCIÓN DEL MUNDO

Por otro lado, en los últimos años YouTube ha ayudado a conseguir donaciones para organizaciones benéficas. El más grande ha sido el ice bucket challenge en donde, a forma de campaña publicitaria, los usuarios subían videos siendo bañados con agua helada y esto representaba una donación en solidaridad con los enfermos de esclerosis lateral amiotrófica. El movimiento reunió más de 115 millones de dólares y permitió que se descubriera un nuevo gen relacionado con la enfermedad.

Los videos ayudan a crear empatía y lazos con personas a kilómetros de distancia y con una cultura opuesta, haciendo sentir a los usuarios que el mundo es más pequeño y enseñando mucho más de lo que las enciclopedias, documentales o columnas de viajes de revistas y blogs algún día pudieron. Lo logra con videos que van desde vlogs de personas que escalan y viajan por el desierto más grande del mundo hasta un diario de un minuto por día de una mujer atorada en una de las ciudades más afectadas por la crisis política de venezuela.

Una persona realizando el ice bucket challenge. Foto: slgckgc

EDUCACIÓN

Antes si no se sabía cómo armar, arreglar o aplicar algo era necesario buscar clases al respecto o algún tipo de ayuda profesional, pero con YouTube hay una explicación y un tutorial para prácticamente todo. El sitio web cuenta con toda una comunidad de profesores y expertos de la educación que suben clases, explicaciones y lecciones a la plataforma. Yendo desde el canal “Julio profe” que explica todo tipo de matemáticas, o “Antonio profe” que pasa 20 horas cada semana delante de la cámara enseñando sobre física y química, hasta instituciones como Ted Talks, donde expertos y conocedores exponen temas que dominan mediante una breve explicación entretenida, despertando la curiosidad de la audiencia. Otro ejemplo es Khan Academy que combina aprendizaje en línea, acertijos y microclases en temas que incluyen matemáticas, economía, salud y astronomía. Con la ayuda de YouTube ha hecho llegar 400 millones de clases a escuelas de todo tipo: desde colegios ricos de Gran Bretaña hasta instituciones con grandes carencias en India.

Incluso algunos científicos han compartido sus descubrimientos en este espacio con la esperanza de que alguien pueda continuar con la investigación o sepa qué hacer a continuación.

Entre el resto de las mejoras que nos presentó la página, está el guardar memorias, perfeccionar el mundo de los negocios y su alcance, también reportar noticias sin ningún tipo de filtro, construir comunidades y mucho más.

Así como trajo al mundo tanto odio, noticias falsas, contenido que perjudica el pensamiento y realidad de los jóvenes, propaganda extremista y muchas cosas que más que no se agradecen, la plataforma de Google también ofrece amplios e inimaginables beneficios como se mencionó, haciendo que la generación actual de jóvenes se encuentre más conectada, globalizada e informada de lo que se había visto anteriormente. La elección de si hay que agradecer su creación o lamentarla, depende de a dónde se quiera voltear o de la sabiduría que porta el usuario al decidir a qué video dar click.

Comentarios