Richard Stallman y el copyleft
Ciencia

Richard Stallman y el copyleft

La filosofía del software libre

En 1971 comenzó su camino universitario en Harvard cursando Física. Pero, a pesar de la exigencia de sus estudios, Stallman tuvo tiempo para ser asistente voluntario en el departamento de biología de la Universidad Rockefeller, cuyo maestro veía en Richard a un gran biólogo.

En su primer año como universitario, se convirtió en hacker del Laboratorio de Inteligencia Artificial del MIT. Para Richard, ser un hacker era el pilar fundamental de su vida, algo que empezó a desmoronarse cuando algunos de sus compañeros, presionados por la comercialización en la industria informática, fundaron la compañía Symbolics, lo cual iba en contra del software libre para reemplazarlo con su propio software privado.

Fue en 1983 cuando Stallman inició una lucha para impedir el monopolio sobre el software, pues se le pidió que firmara un acuerdo de no divulgación y llevara a cabo actividades contrarias a sus valores personales. Así, enfadado y decepcionado, concibió el proyecto GNU en 1985: la creación de un sistema operativo completamente libre.

El proyecto inició con la publicación del Manifiesto GNU, en el cual el programador declaraba su intención de crear una alternativa de software libre e independiente al sistema operativo Unix. Éste fue denominado GNU.

Luego fundó la organización Free Software Fundation, la cual no tenía ánimo de lucro. En estos años, inventó el mencionado copyleft, el cual llegó a ser empleado en la Licencia Pública General GNU y se conoce como GPL.

COPYLEFT

La intención del movimiento del software libre de Stallman es producir código en la medida en que pueda ser transparente y susceptible de modificación.

Los sistemas operativos MacOS y Windows son privados, mientras que Linux es libre. Foto: beatmeloud.com

El mecanismo para este fin es un instrumento extraordinariamente inteligente llamado copyleft que se implementa a través de una licencia llamada GPL. Éste es un método para convertir un programa en software libre y exigir que todas las versiones del mismo, modificadas o ampliadas, también lo sean.

Si uno usa y adapta un programa de software libre y distribuye públicamente esa versión modificada, ésta debe ser tan libre como la versión de la que procede. Debe hacerse así, de lo contrario se estará infringiendo el copyright.

Posiblemente la definición más utilizada de la palabra copyleft es la de “antagonista del copyright”, incluyendo entonces cualquier medio legal que suponga una alternativa al sistema tradicional de derechos de autor. Esta definición por antagonismo puede llevarnos a un malentendido y pensar que el copyleft es contrario al copyright, cuando en realidad se basa en él. Sin derechos de autor el copyleft no podría existir, ya que sin ellos el autor no podría determinar cómo explotar su creación.

Quizá sería más correcto decir que el copyleft se opone al “todos los derechos reservados”, pues lo que se pretende es que se puedan ejercer los derechos en determinadas condiciones.

¿POR QUÉ SOFTWARE LIBRE?

El software libre es una cuestión de libertad, no de precio. Hace referencia a la capacidad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, modificar y mejorar los programas informáticos.

Software libre es cualquier programa cuyos usuarios gocen de estas libertades, de modo que tengan la posibidad de redistribuir copias con o sin modificaciones, de forma gratuita o cobrando por su distribución, a cualquiera y en cualquier lugar. Gozar de este beneficio significa, entre otras cosas, no tener que pedir permiso ni pagar para ello.

LAMP es un stack (conjunto) de herramientas libres para desarrollo web. Está conformado por Linux, el sistema operativo; Apache, el software para servidores web; MySQL, el administrador de bases de datos, y PHP, el lenguaje de programación. Foto: Logicrux.com

Asimismo, el usuario debería ser libre para introducir modificaciones y utilizarlas de forma privada, ya sea en su trabajo o en su tiempo libre, sin siquiera tener que mencionar su existencia. Si decidiera publicar estos cambios, no debería estar obligado a notificarlo de ninguna forma ni a nadie en particular.

La libertad para utilizar un programa significa que cualquier individuo u organización podrán ejecutarlo desde cualquier sistema informático, con cualquier fin y sin la obligación de comunicárselo subsiguientemente ni al desarrollador ni a ninguna entidad en concreto.

La licencia para redistribuir copias, lo que supone incluir las formas binarias o ejecutables del programa y el código fuente, tanto de las versiones modificadas como de las originales, hace que la distribución de programas en formato ejecutable sea necesaria para su adecuada instalación en sistemas operativos libres. No pasa nada si no se puede producir una forma ejecutable o binaria, pero todos deberían tener la libertad para redistribuir tales formas si se encuentra el modo de hacerlo.

También está la apertura para hacer cambios y para publicar las versiones mejoradas; por consiguiente, la accesibilidad del código fuente es una condición necesaria para el software libre. Para materializar estas libertades, éstas deberán ser irrevocables siempre que no cometamos ningún error; si el desarrollador del software pudiera revocar la licencia sin motivo, su programa dejaría de ser libre.

SOBRE EL MERCADO DEL SOFTWARE

Stallman dice que el software privativo es muy limitado y antiético. La única forma de juzgar es observar quién se ve beneficiado y perjudicado mediante el reconocimiento de los propietarios del software, por qué y en qué medida. En otras palabras, se debería realizar un análisis del tipo costo-beneficio en nombre de la sociedad como un todo, teniendo en cuenta la libertad individual, así como la producción de bienes materiales.

Para Stallman, el software libre tiene un gran potencial para el desarrollo tecnológico y social. Foto: Hackaday.io

En un sistema en el que impera la propiedad intelectual, el desarrollo del software se encuentra generalmente vinculado a la existencia de un dueño que controla su uso. Mientras exista esta conexión, se enfrentarán continuamente a la elección entre propietario de software o nada. Sin embargo, este enlace no es inherente ni tampoco inevitable; es más bien consecuencia de una decisión política socio-legal específica que cuestiona la decisión de que el software tenga propietarios.

FILOSOFÍA

En su libro Software libre para una sociedad libre, Stallman afirma que cuando el mundo finalmente comprenda el poder y el peligro del código, cuando finalmente vea que el código, como las leyes o como el gobierno, debe ser transparente para ser libre, entonces se volverá la mirada a ese “programador testarudo y persistente” y se reconocerá la idea por cuya realidad ha luchado: la idea de un mundo donde la libertad y el conocimiento sobreviven al compilador. Y se comprenderá que nadie, por medio de sus actos o de sus palabras, ha hecho tanto para hacer posible la libertad que la sociedad venidera podría tener.

Stallman ha luchado desde sus inicios por un mundo libre, y lo ha hecho siempre desde su trinchera: el código. En una realidad tan caótica e inmersa en su inmediatez, ha ido ganando adeptos y pequeñas batallas día con día, en las que el uso de software libre se ha vuelto no sólo un acto de nicho, sino una realidad llevada a grandes grupos, que poco a poco se acercan a esta libertad y descubren sus beneficios. Para algunos pueden ser simplemente la posibilidad de crear algo y para otros es cambiar el mundo hacia un lugar afín a un código ideológico.

Comentarios