Sapiosexual
Sexualidad

Sapiosexual

La inteligencia como medio de conexión íntima

Entre las formas de catalogar la orientación sexual, existe un nuevo término que se emplea cada vez más en la sociedad moderna: sapiosexual. Se trata de un concepto relativamente nuevo que identifica a las personas que encuentran la inteligencia como el principal factor para relacionarse física y emocionalmente con otros.

Los sapiosexuales pueden llegar a sentir una atracción muy intensa hacia aquellos que muestren capacidades intelectuales más elevadas que el promedio y fundamentan su erotismo en el valor de una conversación interesante o profunda.

Por años, el ser humano ha buscado sostener relaciones amorosas. Generalmente la atracción comienza por las cualidades físicas de una persona y después pasa a campos más complejos como los sentimientos, los valores, las posturas ideológicas, la comunicación y otros aspectos que se desarrollan en un plano más psicológico.

La vida erótica de los seres humanos es absolutamente variada y polimorfa. A diferencia de la sexualidad en los animales, comandada por el instinto, en los seres humanos la vida erótica y sexual tiene una enorme variabilidad de formas, modos y voces", explicó Maximiliano Martínez Donaire, psicoanalista y exsecretario científico del Claustro de la Asociación Psicoanalítica.

Una característica muy importante de los sapiosexuales es su deseo por perder la rutina y encontrar experiencias que los ayuden a aprender cosas nuevas. Las conversaciones inteligentes son otro punto de atracción para ellos, pues consideran que los debates y las pláticas que los estimulen a pensar, imaginar o investigar, son más excitantes. Por consiguiente, este tipo de personas huyen en todo momento de la superficialidad a la hora de relacionarse y demandan que la interacción con su pareja sea lo más especial posible.

Foto: V irginia Mori

La sapiosexualidad es un fenómeno que se ha presentado con mayor frecuencia en mujeres porque ellas suelen necesitar más estímulos, además de los físicos, para sentirse realmente atraídas hacia cualquier persona. Por otro lado, también es sabido que hombres o mujeres que demuestran inseguridad, debilidad en su carácter o baja autoestima, pueden llegar a sentirse atraídos por individuos con mayor intelecto, pues consideran que estas cualidades podrán ayudarlos a sentirse más seguros con ellos mismos y su entorno.

INTELECTO ERÓTICO

"La seducción y la atracción de las personas tiene mucho que ver con la estimulación de sus mentes, y no es nada extraño, ya que el principal órgano erótico y sexual es el cerebro, antes que la piel y los genitales", dijo la experta en gestión emocional y relaciones de pareja, Salomé Gonzalo Terente.

Actualmente, parece que las relaciones y la interacción con otros se vuelven más fugaces y simples. El individuo ya no se detiene en las cosas significativas, complejas o novedosas. El mundo, bajo la excusa de la prisa y de que ya no hay tiempo para muchas cosas, ha perdido cierta sensibilidad a aquello que lo conmueve. La práctica sexual parece ser la máxima expresión para sellar el amor de parejas y se ha hecho creer que el erotismo sólo ocurre bajo las sábanas. Es por esto que hay algunos que buscan salir del esquema, encontrar a alguien que les haga despertar emociones que nunca habían sentido, que nunca habían visto o de las que nadie les había platicado. Entonces se puede considerar que las maneras de llegar a un grado alto de erotismo, son por medio del cerebro.

Una investigación publicada por Medical Daily establece el papel fundamental que el cerebro tiene en la actividad sexual. El deseo sexual, por ejemplo, se origina en el hipotálamo, que es responsable de la producción de testosterona.

Foto: salamdonya.com

La comunicación juega un papel muy importante para lograr la seducción. Se cree que la manera de hablar, de escribir, de narrar y de transmitir ideas, son acciones que exponen la inteligencia de una persona, pues en el uso de la palabra podrán transmitir emociones que impacten en su pareja. El sapiosexual se sentirá enriquecido con información que no tenía antes, y sobre todo con la experiencia de complementar sus ideas con otra persona que las contraste. No es extraño, entonces, que quienes tienen esta orientación sexual también desarrollen un gusto muy rígido hacia la literatura, el arte, la ciencia y otras materias que amplifiquen su cognición.

¿A DÓNDE NOS LLEVA EL MAPA DEL AMOR?

John Money, un psicólogo e investigador muy importante en su área, desarrolló el concepto de “mapa del amor” que funciona como el piloto automático de nuestros pensamientos, emociones y comportamientos sexuales. Se forma y nos rige con base en las experiencias y características de nuestro entorno.

El mapa del amor refleja las inclinaciones que tenemos hacia los distintos tipos de personalidades de las que nos podemos enamorar. Su orientación es guiada por la idea de lo que sería una pareja ideal o al menos, alguien lo suficientemente igual o diferente a nosotros para que la relación funcione.

El mapa es único para cada persona dependiendo mucho del mundo en que ha vivido. Esto funciona de dos formas para la sapiosexualidad: una es que el individuo se sienta cansado de lo trivial que puede llegar a ser todo lo que lo rodea, y en consecuencia, busca orientar su sexualidad a algo más complejo; la otra, es que la cosmovisión del sujeto fue moldeada para que comprendiera el intelecto como algo atractivo, sugerido por las figuras paternas u otros modelos que lo rodearon durante su formación.

La serie The Big Bang Theory popularizó a los nerds como personajes atractivos. Foto: Priyaranjan Anand Marathe/quora.com

EL SAPIOSEXUAL EN LAS REDES

El término ha tenido mucha más visibilidad con la llegada de las redes sociales, pues es más común ver publicaciones o imágenes relacionadas a la sapiosexualidad. Bastantes usuarios de Facebook han manifestado tener este comportamiento para la selección de su pareja.

Las redes sociales han categorizado a las parejas poco convencionales dentro del espectro sapiosexual. La realidad es que el concepto parece estar de moda para manifestar el ingenio y la clasificación de comportamientos bajo nuevas etiquetas. Además, funciona como una manera para sentirse identificados con otros que compartan cualidades orientadas al intelecto.

Esta tendencia se ve reflejada en la admiración por parte de los usuarios a ciertos personajes ficticios como Hermione Granger (Harry Potter), Walter White (Breaking Bad), Leonard Hofstadter (The Big Bang Theory), entre otros que se caracterizan por poseer una gran inteligencia.

En 2017, Sapio es lanzado para Google Play. Se trata de una aplicación para buscar pareja con base en el intelecto de sus usuarios. Justo como se ha hecho en Tinder, en Sapio uno puede crear un perfil con fotos e información. La diferencia es que esta aplicación usa un filtro de 300 preguntas con diversos temas sobre el arte, la ciencia, valores y más, para poder crear correspondencia con otra persona.

No cabe duda de que las redes sociales han revolucionado la manera en la que nos relacionamos. Para los sapiosexuales, este tipo de plataformas han ofrecido una ayuda muy valiosa en el sentido que se ha ampliado el espectro de la comunicación, dejando vislumbrar aquellas mentes complejas que resultan ser tan atractivas.

“¿Qué libro/película siempre te hace llorar? ¿Qué es aquello que no has hecho y realmente quieres hacer? ¿Qué te detiene?” Sapio, aplicación para conseguir pareja. Foto: apps.apple.com/snapmunk.com

Comentarios