Libros con Realidad Aumentada
Tendencias

Libros con Realidad Aumentada

Una experiencia tridimensional

Abres la página de tu libro. Lees la información escrita con una redacción accesible, las ideas son claras y precisas. Recorres con tus dedos la superficie de las páginas y las sientes tersas, frescas. Los colores vivos de los diseños, de las viñetas, son agradables a tu vista. Hueles el papel, la tinta, y esos aromas te remontan a la infancia, a la época de la escuela primaria, cuando en casa disponías en la mesa del comedor los nuevos libros que hojeabas con avidez, porque en cada vuelta de página la imagen te sorprendía.

Ahora, a la distancia, aquellos personajes o animales que aparecen inmóviles en las fotografías, virtualmente saltarán de las páginas que los aprisionan para alimentar tu imaginación, esto ayudados por la Realidad Aumentada (RA)

La RA es una herramienta visual que enriquece la información del entorno por medio de dispositivos móviles como el teléfono inteligente o las tabletas electrónicas, en las que se reproducen imágenes animadas en tercera dimensión. El desarrollo tecnológico propició la creación de esta interface que le brinda volumen y movimiento a las imágenes impresas: la cámara del celular capta la imagen fija del libro o la revista, esta información visual se envía al microprocesador donde se aloja la aplicación diseñada por un experto; la aplicación superpone imágenes prediseñadas en tercera dimensión y con movimiento, incluso sonido, lo que genera una experiencia diferente y atractiva en la que aumenta la interactividad del lector.

Sus usos son diversos. Comenzaron en el campo de la capacitación, para explicar de una forma inmediata el funcionamiento de las cosas, pasando por los juegos virtuales (como el famoso Pokémon Go) y los deportes, hasta el ambiente de la educación.

Foto: vexsoluciones.com

Contrario al vaticinio que supone la desaparición del libro o de medios impresos en general ante la embestida cibernética, la RA se presenta como un complemento para expandir la experiencia y como una estrategia didáctica. El profesor Nicolás Fernando Gazcón, de la Red de Universidades Nacionales con Carreras de Informática, publicó en la Revista Iberoamericana de Tecnología en Educación (junio de 2016) las posibilidades de aprendizaje que ofrecen los “libros aumentados”. El autor destaca el binomio libro-RA: “Algunos soportes tradicionales como los libros, siguen siendo ampliamente utilizados. Se ha argumentado que el papel tiene los días contados, y que la evolución de la lectura se encamina completamente hacia las computadoras o medios móviles como lo son las tabletas o los lectores de libros electrónicos. Sin embargo, hasta el día de hoy el libro tradicional sigue siendo parte de nuestra vida”.

La RA mejora la percepción del contexto, continúa el investigador, “aportando beneficios a la realización de las tareas diarias”. En su artículo científico, Nicolás Fernando abre las posibilidades de la aplicación para incorporarla en diversos contenidos, no solo en los libros infantiles editados a propósito.

EL “MALÉVOLO” ANTECEDENTE DE LA RA

Isaac Asimov (Rusia, 1920 - Estados Unidos, 1992), fue considerado un escritor de ciencia ficción al inventar en sus novelas máquinas que llamó robots, artilugios impensables en la época, pero que al tiempo se convirtieron en realidad. Así, Lyman Franck Baum, novelista norteamericano (1856-1919) reconocido por sus historias infantiles sobre el mago y las tierras de Oz, es a quien algunos le atribuyen la creación de la Realidad Aumentada, al menos en una de sus historias: The master key, “un cuento de hadas basado en los misterios de la electricidad”, escrita en 1901; en ella invoca lo que podría ser el origen de la tecnología virtual.

Los libros desplegables fueron un primer intento de brindar tridimensionalidad a los libros y hacerlos más interactivos. Foto: Amazon

En la novela describe las aventuras de un niño de 15 años quien encuentra accidentalmente la llave maestra de la electricidad y al demonio que la custodia. El ser malévolo le da varios regalos, entre ellos un marcador de personajes: “para que puedas juzgar verdaderamente a todas tus criaturas compañeras y saber de quién depender. El marcador de personajes consiste en este par de gafas. Mientras las uses, todos los que conozcas estarán marcados en la frente con una letra que indica su carácter. El bien llevará la letra 'G', el mal la letra 'E'. El sabio estará marcado con una 'W' y el necio con una 'F'. El amable mostrará una 'K' en la frente y el cruel una letra 'C'. Por lo tanto, puedes determinar con una sola mirada las verdaderas naturalezas de todos los que encuentras".

La imaginación sin duda es la plataforma de todo desarrollo, sin embargo es hasta 1992 cuando se recrea y aplica la Realidad Aumentada, gracias al impulso del científico Thomas Preston Caudell, artífice de esta. Thomas colaboró en el desarrollo del avión Boeing 747; durante su construcción propuso una nueva herramienta para conocer en tercera dimensión el funcionamiento de los equipos y piezas de la aeronave y con ello ahorrar el tiempo que se destinaba a la lectura de los manuales. La aplicación permitía a los mecánicos conocer cada pieza y su lugar en los tableros y motores. Al parecer no tuvo el éxito deseado, aunque sentó las bases para la que ahora se considera un instrumento con futuro próspero.

Con la Realidad Aumentada se podría leer la novela de Lyman, The master key, y sobre sus páginas pasar el teléfono inteligente cuando se refiere al custodio de los misterios de la electricidad, el demonio que ofreció el “marcador de personas”, y podría aparecer la imagen de Thomas Preston Caudell: un hombre de profusa barba blanca que le llega hasta el pecho, mejillas rosadas hinchadas por su amplia sonrisa y pequeños ojos castaños que se refugian detrás de unas redondas gafas. Tendría que ser él quien aparezca en la visión tridimensional, puesto que descubrió los secretos de la electricidad para crear esta aplicación que cobra fuerza en diversos ámbitos.

Disney crea libros para colorear con realidad aumentada. Foto: Disney

LITERATURA EN TERCERA DIMENSIÓN

La Realidad Mixta, como también se le conoce, “es una de las cinco tecnologías que se considera cambiará la dinámica humana en los próximos años”, se afirma en la página del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnológica (Conacyt). Por su parte, la empresa española experta en energía, Iberdrola, afirma que “la RA se convertirá en un negocio que roce los 120 mil millones de dólares a nivel mundial en el año 2020”.

Este medio digital enriquece los contenidos, pues es una herramienta que podría facilitar, expandir y favorecer experiencias, como lo indica David Ruiz Torres, profesor de la Universidad de Granada: “También ha demostrado su función pedagógica en otro tipo de escenarios como son los museos y centros de interpretación”. Para lograr que la aplicación sea efectiva en el aprendizaje, será siempre indispensable la creación de contenidos, en ellos radica la función pedagógica.

Comentarios