La repostera arquitectónica
Gastronomia

La repostera arquitectónica

Fusión de diseño y gastronomía

Estudió la licenciatura en arquitectura, pero su verdadera pasión estaba lejos de planos y ecuaciones matemáticas. Dinara Kasko es una repostera ucraniana que crea pasteles siguiendo figuras geométricas básicas. Piezas arquitectónicas elaboradas con bizcocho, merengue y algún fruto o mermelada. Lejos de utilizar varillas y cemento para sus creaciones, sigue los pasos básicos de cualquier pastelero creando postres que bien podrían parecer edificios y monumentos elaborados desde la corriente contemporánea.

Después de cursar sus estudios profesionales en la Universidad de Járkov, en Ucrania, vertió sus conocimientos en una empresa ubicada en los Países Bajos durante aproximadamente tres años. Ahí se desarrolló también como diseñadora y fotógrafa, y aprendió a utilizar máquinas en tercera dimensión como parte de su trabajo de visualizadora arquitectónica.

Empecé a hornear como la mayoría de amas de casa, con simples pasteles y pays, pero rápidamente se convirtió en mi pasión” explica Dinara en su página web (dinarakasko.com). El motivo que la llevó a fusionar sus habilidades como arquitecta y su amor por la pastelería fue el tiempo libre que tuvo después de ser mamá. Desde ese momento, comenzó a recorrer su camino como una repostera innovadora capaz de crear espectaculares obras comestibles.

Foto: telegraph.co.uk

TÉCNICA

Para ella, la apariencia es tan importante como el sabor, por lo que ideó una manera de presentar pasteles poco convencionales y que partieran de su trabajo como diseñadora y arquitecta. Encontró en su previo uso de máquinas 3D una oportunidad para lograr el estilo pastelero que buscaba.

Su proceso no es tan complicado como podría parecer. Primero, realiza los diseños que transformará en postres moldeándolos en tercera dimensión, para posteriormente imprimirlos en una máquina de ese tipo. Gracias a ese molde puede formar otro de silicona, donde finalmente hornea sus postres. “Trato de relacionar la arquitectura, el diseño y el bicarbonato. Un buen pastel, como un hermoso edificio, requiere un diseño preliminar. Muchos de mis diseños son conceptos, su aplicación requiere tiempo y varios intentos para completar”, detalla.

Su proceso creativo le ha permitido hacer y deshacer en un mundo poco explorado en el ámbito gastronómico. "En mis creaciones, he utilizado principios de construcción geométrica tales como la triangulación, el diagrama de Voronoi y la biomimética […] La biomimética consiste en utilizar modelos, sistemas y elementos de la naturaleza. Puede ser cualquier cosa, la fragmentación de la expansión de conchas en espiral, la estructura de la hierba, o la forma que toma una burbuja", explicó en una entrevista con la revista So Good.

Foto: telegraph.co.uk

Su fascinación son las figuras geométricas: los triángulos, cuadrados y círculos; así como las líneas rectas sumamente afiladas, el color negro, blanco y rojo.

En su página web, es posible encontrar y comprar los moldes que utiliza para su repostería. Basta con darle un click a la sección de “comprar” para lograrlo. Asimismo, se dedica a publicar artículos en los que explica los antecedentes e influencias de algunos de sus pasteles, para que quien la siga pueda imaginar qué la llevó a idear sus maquetas comestibles.

Dinara Kasko es una repostera que no se detiene. Está dispuesta a seguir fusionando la arquitectura con la gastronomía, maravillando a todo aquel que vea su arte geométrico transformado en un trozo de pan y merengue. Confía en que la técnica 3D le permita, tanto a ella como a sus compañeros, seguir demostrando que ya nada es imposible.

Foto: dinarakasko.com

Comentarios