Pulcaletas
Gastronomia

Pulcaletas

Un producto 100 por ciento mexicano

En las tardes calurosas, cuando los campesinos subían los cerros de Coatepec, en el Estado de México, anhelaban alguna bebida para refrescarse. A Carlos Barrón y a Jesús Alegre se les ocurrió congelar el pulque y así nació la primera pulcaleta en 2015.

Esta paleta helada de pulque surgió gracias a los miembros de la Asociación Xochicuahuitl (palabra náhuatl que significa árbol florido, refiriéndose a la flor que brota del maguey). La organización cuenta con 35 productores mexiquenses y nueve están encargados del proyecto de la paleta.

La primera fue hecha a base de pulque natural; posteriormente, los productores las crearon con curado de fresa, guayaba y mango. Actualmente cuentan con más de 10 sabores, entre los cuales destacan: xoconostle, piñón, maracuyá, manzana con arándano y piña-coco.

De acuerdo con los inventores de las pulcaletas, el sabor depende de la temporada del año, porque consideran la abundancia de la fruta en el momento.

Los campesinos Carlos Barrón y Jesús Alegre cuentan: "Al principio nos decían que estábamos locos, que estábamos mal, pero aun así dijimos: 'Vamos a hacer la prueba'”. Ellos no tenían la certeza de cómo sería el proceso para elaborar una paleta con pulque, pero comenzaron a trabajar en su proyecto.

Foto: EFE Ixmiquilpan

PROCESO

Tres años antes de obtener ayuda institucional, empezaron a tocar puertas en academias, como la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM): "Empezamos a hacer las pulcaletas, hicimos ruido y Chapingo se interesó en nosotros".

Los productores de maguey también presentaron la idea al programa Desarrollo de Capacidades, Innovación Tecnológica y Extensión Rural, del que es responsable la Secretaría de Desarrollo Agropecuario en el Edomex, y después recibieron el apoyo en conjunto de la UACh; ambas instituciones les facilitaron instalaciones y maquinaria a los creadores de las paletas porque ellos, en un inicio, sólo contaban con los refrigeradores de su hogar.

Sin embargo, fue difícil cumplir el cometido. "Tardamos un año en sacar la fórmula de la paleta. A la hora de congelarla, quedaba vidriosa o el sabor no era adecuado", recuerda Carlos Barrón.

El grupo de Xochicuahuitl comenzó a hacer pruebas cada ocho días y luego cada 15 durante 11 meses. Luego, un paletero conocido como don Enrique, del municipio de Chimalhuacán, en el Estado de México, ayudó a darle el último toque a la fórmula.

La marca Pulcaletas está registrada desde hace tres años en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), cuenta con su propio logo que asemeja a la planta del maguey e incluso los agricultores poseen algunos reconocimientos, como el premio nacional SERMexicano Innovando 2016, el cual galardona a quienes hayan introducido un producto original en el país.

Pulcaleta. Foto: mapleandmango.com / Manipulada por Hessie Ortega

INNOVACIÓN

Los agricultores consideran las paletas como un invento especial al que procuran: "Seleccionamos los magueyes de mejor calidad y de mejor añejamiento. El que utilizamos más es el ayoteco, porque da una mejor calidad de aguamiel y ese va para la paleta". La cuenta de Facebook es: Productores de Maguey Xochicuaitl "Pulcaletas".

Sin embargo, estas paletas congeladas casi no se consumen en Coatepec, generan mayor interés para personas "de fuera", por lo que han provocado que el poblado mexiquense tenga visitas de personas del estado de Morelos, Hidalgo y Nuevo León.

Incluso extranjeros coreanos, españoles y estadounidenses han asistido al Estado de México. "En un evento, a un embajador de China le gustó mucho y preguntó si habría forma de transportarla", recuerda el campesino Carlos Barrón.

El sueño de los creadores de las pulcaletas es industrializar su producción "para ser reconocidos". También esperan obtener más ganancias y generar empleos, pero "la gran meta es exportar las paletas", señalan.

Comentarios