Los rincones de Midi Pyrénées
Salud

Los rincones de Midi Pyrénées

Ambientes de fantasía en el sur de Francia

Midi Pyrénées es una zona sacada como de un cuento de hadas, sus pueblos escondidos entre la exuberante naturaleza son el eje de su encanto. Sus calles y arquitectura son algo que el visitante no va a dejar de admirar en este lugar ubicado al sur de Francia, perteneciente a la región de Languedoc-Roussillon Occitania.

Aquí cualquier mes del año es increíble para la aventura, aunque la primavera es la mejor estación para darse una escapada y conocer sus colores vibrantes y extensos campos, que no rebasan los 30 °C en todo el año y se bañan de lluvia en verano. Una ruta en auto podría ser la mejor opción para descubrir todas las sorpresas que guarda en cada una de sus ocho ciudades.

Albi es una de las más atractivas para los turistas. Está rodeada de paisajes de ensueño y se caracteriza por sus coloridos mercados locales. Destaca la arquitectura de sus edificios, como la catedral (una imponente fortaleza de ladrillo) o el antiguo palacio episcopal. Además, las casas están construidas con una mezcla de ladrillo y piedra, lo que le ha otorgado a Albi el nombre de “Ciudad Roja”.

Najac. Foto: Unsplash/Jannes Jacobs

Najac es una fortaleza del siglo XVIII ubicada entre colinas forradas de bosque, situada en lo alto de un promontorio rocoso rodeado por un meandro del río Aveyron. No por nada está incluido en la lista de los pueblos más bellos de Francia: sus pintorescas casas con tejados de lajas, su iglesia gótica y los miradores sobre el valle de Aveyron, lo hacen un destino soñado.

Por otra parte, Conques destaca por su iglesia con grandes torres, la cual forma parte del camino de Santiago, ya que aquí se conserva la reliquia de Santa Fe, martirizada por los romanos en Aquitania. Lleno de rincones increíbles, es un paraíso para los amantes de la fotografía, que pueden recorrer el pueblo con toda calma descubriendo los mejores planos. Uno de los lugares ideales para la fotografía panorámica es el puente románico ubicado en la parte baja de la ciudad. Llegar ahí no es fácil, pero el resultado valdrá totalmente la pena.

Además de sus paisajes impresionantes y pueblos encantadores, una de las principales razones para visitar Midi Pyrénées es su gastronomía, conformada por platillos como:

Iglesia abacial de Santa Fe de Conques. Foto: Krzysztof Golik

Foie gras. Es el plato nativo del Gers. Se trata del hígado de pato o ganso, ya sea crudo, fresco, semicocido o en conserva; elaborado con aves engrasadas con maíz. La gente lo compra en los mercados de esta región junto con otros productos típicos derivados de estos animales. Este platillo festivo se puede tomar frío, como entrante o con el aperitivo; pero también caliente, ya sea salteado o como ingrediente de una salsa.

Cassoulet. Preparado en el haute-Garonne, es una especie de estofado que se sirve muy caliente en una cazuela de barro. Está hecho con la alubia de Tarbes o coco del Lauragais, con manteca de oca, jarrete de cerdo, salchichas de tocino, hierbas, ajo y nuez moscada.

Queso de Rocamadour. Es un queso de cabra que se hace en las mesetas del Quercy desde el siglo XV. Tiene un aroma muy intenso debido a la utilización de hierbas aromáticas es su producción.

Sin duda alguna, Midi Pyrénées tiene mucho que ofrecer a cualquier viajero, por lo que es un destino que debería ser considerado para próximas vacaciones.

Comentarios