El Gran Museo Egipcio en el Cairo
Arquitectura

El Gran Museo Egipcio en el Cairo

Impactante recinto para la egiptología

Los proyectos arquitectónicos destinados a ser galerías museísticas pueden tener implicaciones diferentes a otras grandes edificaciones. Para comenzar con algunas posibilidades, deben facilitar la exhibición y aprendizaje sobre temas importantes para la humanidad, como su historia, arte y naturaleza.

Los museos pueden ser algunos de los proyectos más interesantes, ya que se centran en exhibir contenido y adaptar sus entornos a ellos. El Gran Museo Egipcio es uno de los grandes proyectos de 2020, que además debe tener conexión con una de las civilizaciones más antiguas y visionarias de la historia humana.

Es un museo de objetos que está actualmente en planeación. Su ubicación es El Cairo, capital de Egipto y la ciudad más grande del mundo árabe con tres mil kilómetros cuadrados.

LA ESTRUCTURA

Este espacio está concebido como un complejo cultural de actividades centradas en la egiptología, el cual contendrá un museo para niños, instalaciones para conferencias y educación, un centro de conservación y amplios jardines. Como principal atractivo, dispondrá de 24 mil metros cuadrados destinados a la exhibición permanente de objetos arqueológicos.

Sus salas previstas incluyen la colección Tutankhamen, que actualmente se encuentra en el Museo Egipcio en El Cairo (al que espera reemplazar el Gran Museo) y la Barca Funeraria de Keops, un navío de 43.4 metros de eslora que fue enterrado en un foso a los pies de las pirámide de Guiza, la más grande de Egipto. Además de esto, exhibirá un atrio con una estatua de Ramsés II.

La culminación del edificio está planeada para este 2020 y, una vez abierto, será el más grande museo arqueológico en el mundo.

DISEÑO

Contendrá más de 100 mil exhibiciones y presentará antiguos monumentos y tesoros egipcios, con lo que se espera alcance los cinco millones de visitantes al año. Se ubica en el borde de la primera meseta del desierto, justo entre la ciudad de El Cairo y las pirámides de Guiza, conocidos monumentos funerarios que son una de las maravillas del mundo antiguo. La necrópolis de Guiza se encuentra a tan sólo dos kilómetros del museo, un sitio estratégico para facilitar su visita.

Imagen computarizada de la fachada del Gran Museo Egipcio. Foto: Archimotion

Como muchos de los grandes proyectos arquitectónicos, este inició como un concurso internacional desde el año 2002. La seleccionada fue la firma Henegan Peng bajo el liderazgo del arquitecto del mismo nombre.

El museo se encuentra en un terreno al nivel del río Nilo, que se ubica entre valle y meseta, y se adapta al borde de ésta sin exhibirse por encima del terreno y sin la pretensión de transformarlo. Conjuntando las dos condiciones geológicas, se genera un desnivel. Esta característica se utiliza para construir una especie de borde, una superficie definida por un velo de piedra traslúcida.

El diseño se inspira en las pirámides para generar una versión modernizada de las mismas. Se construye principalmente debajo del terreno para preservar el patrimonio circundante. Su entrada está planeada como una serie de capas que comprenden un patio delantero, un área de entrada con sombra y una gran escalera que se eleva para presentar las galerías al visitante. De esta manera se define el marco dentro del cual ser erige el museo y desde el cual se podrán ver las pirámides.

La escalera tendrá 64 metros de largo y 24 de alto. El espacio está pensado para mejorar la visibilidad del interior y mostrar los artefactos en orden cronológico. En su extensión de más de 490 mil metros cuadrados, el complejo albergará además áreas comerciales y restaurantes, así como un centro de conferencias.

Su auditorio tendrá espacio para mil asistentes y tres salas de seminarios de 250 asientos. Su centro funcional de conservación contará con laboratorios dedicados a la limpieza, catalogación y restauración de piezas.

Para hacer aún más vistoso el lugar, sus paisajes son, si no lo más importante, lo que le añade una belleza especial. Incluirá jardines, áreas verdes de ocio y caminos de acceso espaciosos.

El salón de entrada está hecho de una celosía de triángulos de piedra. El muro translúcido que se mencionó anteriormente, será de 800 metros de largo y 40 de alto, conformando un espacio protegido para los visitantes.

Foto: Ministry of Antiquities of Egypt

LENTA CONSTRUCCIÓN

La obra comenzó formalmente su edificación en mayo de 2005, y la primera y segunda fase se completaron en 2008. Contando el proceso de concurso iniciado en 2002, se podría decir que el museo lleva 18 años de desarrollo.

El entonces presidente de Egipto, Hosni Mubarak, colocó la piedra inaugural con la que se iniciaría el proyecto en enero de 2002, y en 2006 se trasladó la estatua de Ramsés II. Sin embargo, hasta octubre de 2008 se licitó la obra y se comenzaron las excavaciones para el inicio de la construcción. Los contratiempos han surgido desde entonces, pues se esperaba su culminación en 2013. Luego de buscar la participación de diferentes empresas y reunir un préstamo proveniente de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), así como apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura  (Unesco por sus siglas en inglés), el museo tuvo una nueva fecha estimada de conclusión en 2018. En 2020 se espera que logre abrir sus puertas en una inauguración completa e iniciar sus actividades.

La construcción inició con la habilitación y adaptación del terreno, incluida la instalación de una valla perimetral. La segunda fase incluyó los centros de conservación y energía, y una estación de bomberos.

Arup, una firma independiente de diseño, ingeniería, planificación y gestión de proyectos, está colaborando con arquitectos en el diseño del museo, además de proporcionar experiencia en fachadas e ingeniería estructural, civil y geotécnica. La compañía también proporcionará la planificación de tráfico y transporte, gestión de residuos y logística.

Hill International, empresa consultora estadounidense, ha sido seleccionada y otorgará servicios de gestión de proyectos junto con West 8, que trabajará en algunos de los diseños conceptuales.

Se trata de un proyecto que reúne el esfuerzo de empresas y cientos de profesionistas en diversas áreas que colaboran con su experiencia al brindar asesoría, como encargados del diseño y construcción de la gran estructura.

La gestión de este complejo reúne un sinfín de disciplinas y las moviliza para alcanzar el objetivo, un espacio destinado al aprendizaje y que estará abierto para el público general. Más que una atracción turística, que por supuesto atraerá a visitantes de todo el mundo, brindará un centro cultural.

Es una de las construcciones más amplias que se han ideado últimamente, y su objetivo es la educación e investigación, actividades que aumentan el conocimiento y aprendizaje humano.

Comentarios