Los alimentos del futuro
Gastronomia

Los alimentos del futuro

Modificar el consumo para cuidar el planeta

Las cifras son alarmantes. Se estima que el 75 por ciento de los alimentos para consumo humano provienen únicamente de cinco especies animales y 12 especies vegetales, una variedad muy limitada si se tiene en cuenta la gran biodiversidad que posee el planeta.

El pronóstico indica que para 2050, la población mundial alcanzará la cifra de nueve mil millones, por lo que depender de tan pocas especies supone un riesgo ante las amenazas del cambio climático, tales como la escasez de agua o el aumento de temperaturas.

Con esta problemática de antesala, Knorr y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) lanzaron el reporte Los 50 Alimentos del Futuro, una iniciativa elaborada por nutriólogos y especialistas en alimentación, que tiene como fin la promoción de comida de origen vegetal y alto valor nutrimental que se pueda producir de manera sustentable, que no necesite de grandes cantidades de agua y cuya huella de carbono sea mínima.

"Cuando observas los problemas actuales de los sistemas de alimentación, uno de los mayores es la falta de diversidad: tanto en lo que cultivamos como en lo que comemos. Así que este reporte es una manera de ayudar a arreglar estos sistemas", explica Dorothy Shaver, directora de sustentabilidad global de Knorr y líder del proyecto.

La iniciativa propone algo simple: al consumir los productos vegetales de esta lista, se promueve la diversidad y la sustentabilidad; además de dar oportunidad a otros ingredientes diferentes a los de siempre, que el cuerpo no necesita o que no son tan buenos para el planeta.

Los nopales y los frijoles aportan múltiples nutrientes. Foto: EFE/Ashenka Gutiérrez

LA NUEVA COMIDA

Adam Drewnowski, un experto nutriólogo de la Universidad de Washington, fue uno de los primeros investigadores que se unieron al proyecto, el cual llamó la atención de otros especialistas que también terminaron participando. Trabajaron en conjunto hasta llegar a los 50 alimentos que conforman el reporte. Para ello no sólo se basaron en su valor nutrimental, sino que también pudieran estar disponibles en varios países del mundo. Al menos, 17 se pueden encontrar en México.

"Queríamos que algunos de los alimentos fueran familiares para las diferentes regiones del planeta, pero también queríamos incluir otros que no lo fueran, para que la gente se aventure a probar otras cosas diferentes", asegura Dorothy.

La iniciativa hace hincapié en que no se deben seguir demandando los mismos productos una y otra vez, ya que la diversidad de consumo es una de las herramientas que ayudarán a tener seguridad alimentaria en el futuro.

"Hoy en día la producción de alimentos es la segunda causa del cambio climático. En 20 años va a ser la primera. Muchos de los ingredientes con los que amamos cocinar y que amamos comer también están amenazados. Algunos expertos dicen que nuestros nietos ya no tendrán vino, café, chocolate, crustáceos y nueces. Por eso la importancia de este reporte. No podemos ser cocineros y no ser responsables de lo que la gente come y de la forma en que estamos haciendo que se coma", asegura Sam Kass, exchef de la Casa Blanca y consejero de políticas de nutrición durante la administración de Barack Obama.

Entre los ingredientes que incluye el reporte se encuentran los siguientes:

Alga: alga marina de laver y alga wakame.

Cactus: nopales.

Hortalizas de frutas: flor de calabaza, okra y tomates anaranjados.

Hongos: hongos enoki, hongos maitake y hongo enchilado.

Raíces: salsifí negro, raíz de perejil y rábano blanco.

Tubérculos: raíz de loto, ube, jícama y camote amarillo.

Frijoles y legumbres: frijoles negros, habas, lentejas, frijoles bambara, frijoles de carita, frijoles adzuki, frijoles marama, frijoles mung y frijoles de soya.

Cereales y granos: amaranto, quinoa, arroz integral, trigo sarraceno, trigo khorasan, trigo espelta, mijo africano, mijo fonio y teff.

Comentarios