Historia de un matrimonio
Cine

Historia de un matrimonio

La afligida travesía de una separación

Noah Baumbach presentó con éxito en el Festival de Venecia, el 29 de agosto del 2019, lo que hasta ahora podría ser su largometraje más lastimero: Historia de un matrimonio. Algunos meses después, el 6 de diciembre, la película se estrenó en la plataforma de streaming Netflix (que además la produjo), convirtiéndose en una de las más vistas en el catálogo y alcanzando el puesto número uno en varios países, como México.

Esta cinta alzó el nombre de su director, quien anteriormente había realizado películas como The Squid and the Whale (Una historia de Brooklyn en Latinoamérica) y Margot y la boda, cuyo común denominador son las separaciones. Su más reciente trabajo no es la excepción.

Pero no sólo Baumbach fue reconocido, también el elenco se destacó por sus actuaciones magistrales, como es el caso de Laura Dern, quien ganó el Oscar por Mejor Actriz de Reparto gracias a su interpretación de la abogada Nora Fanshaw. Scarlett Johansson y Adam Driver, quienes encarnaron a la pareja protagonista, también estuvieron nominados a Mejor Actriz y Mejor Actor, respectivamente.

EL DRAMA

El filme presenta a un matrimonio que se encuentra en su etapa final, justo en el proceso de divorcio. La pareja se da cuenta de que el amor a veces ya no es suficiente para ser feliz; sin embargo, la separación los lleva a desarrollar otro tipo de amor: el propio.

La primera secuencia comienza con Charlie (Adam Driver) narrando, en voz en off, lo que ama de su esposa Nicole (Scarlett Johansson), actriz y bailarina de Los Ángeles. Cuando él termina su argumento, enseguida se puede escuchar a Nicole diciendo lo que ama de su marido, un exitoso director de teatro de Nueva York. La magia de estas escenas se cae cuando la siguiente toma muestra a Charlie y Nicole en el presente, en terapia de pareja. Todas aquellas palabras eran el resultado de un ejercicio que les había asignado el terapeuta.

Adam Driver interpreta a Charlie. Foto: ifal.mx

Posteriormente, cuando están en un festejo tras una presentación de teatro dirigida por Charlie y actuada por Nicole, el resto de los actores y miembros de la compañía hacen comentarios sobre el divorcio de la pareja. Aseguran que sienten como si sus propios padres se separaran, porque ellos siempre estaban juntos.

Ahí también se hace saber que Nicole regresará a Los Ángeles con su hijo Henry, ya que le ofrecieron participar en el piloto de una serie televisiva, mientras que Charlie presentará su obra en los escenarios de Broadway. Esto último hace sentir incómoda a la actriz, porque teme que la serie no sea tan exitosa y él triunfe con su puesta en escena. A lo largo de la trama, ambos personajes externan este tipo de actitudes competitivas que poco a poco se fueron interponiendo en su relación.

LOS ÁNGELES VS NUEVA YORK

Nicole, ya asentada en Los Ángeles, acude a Nora, una abogada reconocida que le había sido recomendada para seguir con su divorcio, a pesar del acuerdo que tenía con Charlie de no involucrar abogados en su separación. La actriz se desahoga con la abogada y le comparte cómo conoció a su futuro ex-esposo y cómo fue su matrimonio, en el que se sentía a la sombra de él, quien tenía todo el reconocimiento por la originalidad de sus obras de teatro. En algún momento, Nicole se dio cuenta que su relación sólo se trataba de apoyar a Charlie para alimentar su crecimiento, mientras ella era desplazada. A esto se añade una infidelidad por parte del director.

Charlie, por su parte, trata de ajustar su vida trabajando en Nueva York y viajando a Los Ángeles para continuar con el divorcio y visitar a su hijo, quien se encuentra en un momento de su vida en que sólo quiere pasar tiempo con su madre. En la ciudad californiana, él se ve en una cruzada para conseguir un abogado, hasta que finalmente conoce a Bert (Alan Alda), quien en un inicio resulta ser de mucho apoyo para Charlie en este proceso.

Foto: 1.bp.blogspot.com

Sin embargo, cuando la cita en el tribunal llega, el abogado resulta ser otro que no tiene planeado ser amable. En esta parte de la trama, se da una muestra de lo desalmados que pueden llegar a ser los abogados y lo agotador que es cualquier divorcio. Ambos defensores parecen preocuparse más por lucirse en la contienda que por el bienestar de sus clientes. Incluso dejan de lado el profesionalismo y comienzan a sacar los trapos al sol de la pareja, como la infidelidad de Charlie y las adicciones de Nicole.

LO DESGARRADOR

Es posible que Driver y Johansson hayan dado la interpretación de su carrera en esta película. Como ya se mencionó, consiguieron nominaciones a los premios de La Academia, experiencia que Johansson vivió por primera vez. En Historia de un matrimonio, interpreta a un personaje más humano de los que había tenido en mucho tiempo, ya que últimamente sólo se veía a la actriz en películas de acción como la saga de Avengers (Vengadores) y Ghost in the Shell (La vigilante del futuro para Hispanoamérica). Además, este papel posiblemente le fue más íntimo, ya que Baumbach se lo ofreció cuando ella estaba pasando por su segundo divorcio.

Así, Adam y Scarlett pudieron alejarse de sus personajes más conocidos en el cine, Kylo Ren y Black Widow, donde se encontraban encasillados por la mayoría del público. Gracias a Historia de un matrimonio lograron sorprender a la audiencia y a la crítica.

Ambos actores demuestran su talento en el momento más dramático del filme, cuando se enfrentan el uno al otro en una hiriente pelea icónica que ha sido compartida cientos de veces en redes sociales. El director decidió grabar más de 15 veces la escena para que los editores pudieran tomar lo mejor de cada toma en el corte final de la cinta.

Ilustración: Hessie Ortega

HECHOS REALES

Noah Baumbach probablemente ya esté cansado de decir frente a las cámaras que sus películas no están basadas en historias de sí mismo, expresando que todo su trabajo sólo es ficción. Pero ahora, con su última entrega cinematográfica, el público encontró similitudes evidentes con el divorcio que el cineasta tuvo con la actriz Jennifer Jason Leight, y es que las semejanzas de la ficción con la realidad son muy notorias.

La película no habla sobre mi matrimonio de ninguna manera”, comentó el también guionista en una entrevista para el periódico británico The Independent. Pero, los hechos parecen contradecir esta aseveración, pues el director conoció a su ex esposa en una obra de teatro, al igual que los protagonistas de Historia de un matrimonio, con quienes también comparten su origen: Jennifer es de Los Ángeles y Noah es de Nueva York. Además, la actriz es familiar de personas involucradas en el arte, al igual que Nicole.

Por otra parte, el cartel de la película tiene mucho parecido con una fotografía del director junto a su entonces pareja en la alfombra roja de los premios Oscar 2006, y se dice que la abogada Nora Fanshaw está inspirada en Laura Wasser, conocida por ser la representante legal de algunas celebridades de Hollywood, como en su tiempo lo fue de Jennifer Jason Leigh.

Tal vez sólo sea una gran coincidencia el que la película tenga tantos paralelismos con la vida de Baumbach, pero lo cierto es que, independientemente de si se trata de una ficción en su totalidad, las separaciones suelen ser uno de los momentos más difíciles en la vida de muchas personas, por lo que no es difícil imaginar a una audiencia plenamente identificada con las situaciones que muestra la pantalla. Quizás esta es la razón por la que el filme recibió un gran reconocimiento: no sólo se convirtió en la historia de un matrimonio, sino en el reflejo de muchas parejas que han llegado a su fin.

Comentarios