Guarderías en Finlandia
Familia

Guarderías en Finlandia

Un referente mundial en educación

Los movimientos pedagógicos aparecen en el panorama tratando de innovar y generar mejoras en la educación. Quienes defienden maneras más tradicionales de enseñanza no suelen aceptar nuevas formas que en vez de endurecer límites y métodos, se convierten en espacios más abiertos y libres para los estudiantes.

Las guarderías finlandesas son pioneras a nivel internacional, porque tienen en cuenta métodos novedosos y se centran en la naturaleza, las artes visuales y la música. Lo anterior, y no la enseñanza de ciencias exactas y un control significativo de los niños, las convierte en referentes para la enseñanza y eleva el nivel de aprovechamiento de los alumnos.

En el año 2000, la mirada se tornó hacia la educación en Finlandia debido al prestigioso estudio internacional de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en el que el país obtuvo primeros y segundos lugares en lectura, matemáticas y ciencias.

En el estudio ¿Cómo hicieron los mejores sistemas educativos del mundo para alcanzar sus resultados? (2007), por los investigadores Michael Barber y Mona Mourshed, se evaluaron 10 sistemas educativos de naciones que ocupan primeros lugares en los informes del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE (PISA por sus siglas en inglés), y en el Estudio de las Tendencias en Matemáticas y Ciencias (TIMSS por sus siglas en inglés).

Según el informe PISA, Finlandia se encuentra en segundo lugar en habilidad lectora, únicamente precedido por Canadá. En matemáticas, obtuvo el séptimo puesto. En cuanto a ciencias naturales, obtuvo el tercer lugar y en la calificación general se encontró en el sexto lugar.

Pero, ¿qué hace especial a la educación en Finlandia? Si bien es cierto que las condiciones en que viven los niños y la población en general, son de las mejores en el mundo y según la UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) únicamente el cuatro por ciento de los infantes viven en pobreza, los esfuerzos en educación no son menores.

Uno de los indicadores sobre lo que hace a Finlandia un país único en lo que a educación se refiere, es el proceso estricto de admisión para sus docentes: solo uno de cada 10 postulantes obtiene el puesto. Quienes son aceptados son enviados con otro maestro que capacita a los nuevos docentes para mejorar sus técnicas de instrucción. Este proceso a su vez es observado por el director, que emplea casi todo su tiempo de servicio en las mejoras de esta capacitación. La retroalimentación es constante.

Ilustración: Behance / Katsiaryna Dubovik

Las escuelas intervienen en cada caso en que hay un atraso en el aprendizaje; identifican a los alumnos clave y se centran en ellos. Al mismo tiempo, se esfuerzan en mantener grandes expectativas en todos los estudiantes al hacer que confíen en sí mismos, en sus capacidades y habilidades.

En cuanto a la gestión de las escuelas, se mantiene de manera descentralizada, lo que significa que las centros educativos tienen autonomía para la planeación y evaluación de sus clases. Las necesidades son diferentes en cada plantel, y se tiene el control y conocimiento de las prioridades para cada uno. Este factor y los demás mencionados, hacen que la educación en Finlandia se mantenga como una de las mejores a nivel mundial.

POLÍTICAS

Las políticas que hacen todo esto posible son, por ejemplo, el derecho a la educación infantil temprana, misma que puede ser impartida en guarderías o grupos gestionados en los hogares y que tienen la participación de docentes. La educación preescolar se mantiene como obligatoria para los niños de seis años, y puede impartirse tanto en guarderías como escuelas.

Las destrezas, conocimientos y capacidades básicas para los niños finlandeses se adquieren desde la educación temprana, siendo lo que sigue una extensión de este aprendizaje, la cual se centra completamente en las capacidades de acuerdo a la edad del menor y en las aptitudes que presenta. Es decir, el modelo es personalizado en lugar de ser estandarizado para toda la población: las necesidades son diferentes dependiendo el alumno. Debido a esto, no hay una distinción entre la escuela primaria y la secundaria inferior, dando mayor campo para que los estudiantes aprendan al ritmo que requieren.

El aprendizaje inclusivo y de capacidades diferentes también es tomado en cuenta; los niños que tienen alguna necesidad especial aprenden a su ritmo y no son excluidos o separados del grupo. Así, los demás miembros de la clase no lo ven como diferente, por lo que se reducen las posibilidades de acoso escolar y el niño en cuestión logra avanzar de manera constante al no sentirse separado del resto.

TEMÁTICAS

Los temas son una de las partes más importantes de este modelo de educación. Estos van desde el aprendizaje inclusivo, las aptitudes emocionales y el trabajo al aire libre.

El trabajo en equipo es constante. Foto: hk.asiatatler.com

Las guarderías llamadas Taiga Child (niños de la taiga) se enfocan en que los niños exploren y jueguen en espacios naturales. Susanna Suutarla, directora general, explica que si bien es posible que esto no sea usualmente asociado con la educación, el juego es una de las actividades más esenciales para los infantes. El aprendizaje por medio del juego es una prioridad para la educación finlandesa.

El papel de la naturaleza y el juego se adhieren a algo sumamente importante: el desarrollo de los niños. De hecho, por medio del juego se aprende a cooperar y a empatizar; siendo que en las escuelas tradicionales se brinda un espacio corto para ello porque se debe continuar con otras labores.

Es así como aprenden a cuidar el medio ambiente, nombrando los árboles que ven y observando diferentes características en su entorno; además de moverse en terrenos irregulares y tener mayor control sobre su cuerpo y sus movimientos. Todo a través del juego y con la guía de los docentes especializados.

En la educación temprana, se centran en reconocer las fortalezas de los alumnos, ya que cada uno progresa dependiendo de sus propias aptitudes y metas, logrando así una mayor autonomía y confianza en sí mismos.

El trabajo en grupos es una constante, pero al mismo tiempo tienen la libertad de elegir el lugar que mejor les convenga en su sala de aprendizaje. Al no estar en soledad, conviven y aprenden de los otros, además de conseguir metas por medio de la cooperación.

Según la Dirección Nacional Finlandesa de Educación, lo que hace posible todo esto es la popularidad e interés en el ramo de la docencia; muchos profesionistas buscan formar parte de ella y la sociedad los valora por la labor que desempeñan. No hay inspecciones ni exámenes nacionales, así como tampoco hay evaluaciones de profesores, aunque sí se encuentran en comunicación para la mejora constante.

Otro de los factores que permiten el alto rendimiento son las jornadas cortas y la baja cantidad de deberes. Es decir, a los niños no se les trata como en el sistema tradicional en que se controla su actividad y se gestiona completamente el tiempo para hacerlo lo más eficaz posible. Se entiende que el aprendizaje no es posible por medio de la presión y se convierte en un proceso natural.

Comentarios