La cultura en los tiempos de la 4T
Finanzas

La cultura en los tiempos de la 4T

Revisión histórica del PROFEST

Cuando se revelaron los financiamientos de la Secretaría de Cultura federal para festivales artísticos durante el primer año de la administración de Andrés Manuel López Obrador, la indignación del sector artístico sacudió a la opinión pública, quien reprochó la postura del ejecutivo calificándola de enemiga de la cultura debido al monto presupuestal considerado escaso y a la cancelación de algunos de eventos culturales significativos para la vida nacional.

El sobresalto lo ocasionó el anuncio en 2018 de una inversión menor a los 13 millones de pesos para apoyar 36 festivales en diversos estados de la república. Sin embargo, no ha sido el menor monto designado a este rubro desde el 2011; un año antes (en 2017 durante la administración de Peña Nieto) sólo se concedieron 10 millones de pesos para el desarrollo de treinta festivales artísticos.

En el 2019 el panorama cambió al aplicar una cantidad extraordinaria al Programa de Apoyo a Festivales Culturales y Artísticos (PROFEST) de 110 millones de pesos; es el más elevado de los recientes nueve años, sin considerar este 2020. Con aquel dinero se financiaron 89 festivales en 27 entidades, entre ellos los más emblemáticos como la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Para este 2020 se estima un incremento del presupuesto a los 150 millones de pesos. El importe, aunque es relevante, no causó similar estridencia suscitada dos años atrás.

REACOMODO DE LA POLÍTICA CULTURAL

La Secretaría de Cultura federal mantiene, a pesar del cambio de sexenio, siete presupuestos para el mismo número de programas, éstos son: de apoyo a las instituciones estatales de cultura, de apoyo a las comunidades para la restauración de monumentos y bienes artísticos de propiedad federal; de apoyo a la infraestructura cultural de los estados; de apoyo a las culturas municipales y comunitarias; así como a las ciudades mexicanas consideradas patrimonio mundial. El programa de apoyo a los festivales culturales y artísticos es el sexto esquema estratégico y el último rubro es el de contrataciones por honorarios que realizan los ejecutores de gasto (Gaceta de la Cámara Federal de Diputados, enero 2020).

Marina Núñez Bespalova, subsecretaria de Desarrollo Cultural, y Alejandra Frausto Guerrero, secretaria de Cultura. Foto: Notimex Ciudad de México

El PROFEST asigna respaldo económico que se transfiere electrónicamente a las 32 entidades federales, así como a los dos mil 457 ayuntamientos, a las 16 alcaldías de la Ciudad de México y a las 699 instituciones de educación pública superior estatales que lo soliciten mediante el cumplimiento de las reglas de operación. Las correspondientes al 2020 se publicaron el 18 de marzo de este año; en ellas se solicita, además del cumplimiento de las fases técnicas y administrativas, el presupuesto necesario.

En el Cuarto informe trimestral 2019 de la Dirección General de Administración de la Secretaría de Cultura, publicado el 13 de enero de 2020, se asienta que de enero a diciembre del año pasado se apoyaron 98 festivales a través de convocatorias, 18 más de la meta programada. Para ello se erogaron los 110 millones de pesos mencionados.

Destaca por la cantidad de recursos destinados, el Festival Internacional de Cine de Guanajuato con un monto de cinco millones 100 mil pesos. Cantidad similar recibieron el Festival Internacional de Cine de los Cabos, el Festival Internacional de Santa Lucía en Nuevo León y la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, la que en 2017 no recibió recursos de este programa.

En cambio, encuentros como el de cine de Guadalajara y el de Morelia quedaron fuera del apoyo. El primero porque no cumplió a tiempo con los requisitos técnicos, y el segundo por adeudos pasados.

EL ARTE DEL DINERO

Del 2011 al 2019, la Secretaría de Cultura erogó para el PROFEST un gran total de 308 millones 624 mil 558 pesos que se distribuyeron en 583 festivales artísticos y culturales en aquel periodo.

Fue en 2017 cuando se asignó el menor presupuesto de 10 millones de pesos para sustentar 30 proyectos culturales. Aquellos diez millones representan el 3.24 por ciento del monto general. En tanto los 110 millones asignados el año pasado corresponden al 35.64 por ciento del total.

Festival Internacional de Teatro de Calle de Zacatecas. Foto: Notimex Zacatecas

En seis de los nueve años del periodo analizado los presupuestos rondaron entre los 10 y los 30 millones de pesos; solo en 2011, 2014 y 2019 se superó aquel monto.

El año en que más proyectos se apoyaron fue el 2014 con 106 propuestas a las que se les asignaron en general 49 millones 963 mil pesos. Esto significa que en promedio cada festival recibió 472 mil pesos, en tanto que para el año pasado cada propuesta obtuvo en promedio un millón 240 mil pesos (considerando la división del monto general por el número de propuestas aprobadas). El año en que menos dinero se otorgó en promedio por evento fue el 2016, cuando se entregaron 20 millones para 61 propuestas, lo que resulta un monto medio de 327 mil pesos para cada uno.

En 2011 los festivales que más dinero recibieron, un millón de pesos, fueron la Feria Nacional de San Marcos en Aguascalientes, el Festival Internacional del Centro Histórico de Campeche, y el Festival Internacional de Teatro de Calle de Zacatecas. Al año siguiente el Festival Internacional de Teatro Susana Alexander de Puebla y el Festival Artístico del 481 aniversario de Culiacán, recibieron también un millón de pesos cada uno. En 2014 se rompió la barrera del millón de pesos y el Festival Puro de Tlalpan obtuvo un millón 365 mil pesos. En 2015 ninguno de los proyectos rebasó el presupuesto del millón al igual que en 2017.

LA MISIÓN DE LOS DIRECTORES

Son los directores de las áreas culturales de los gobiernos estatales y municipales, así como los directores de casas de la cultura, de institutos o academias, los responsables de gestar los recursos para la realización de los festivales. De su trabajo depende que la secretaría federal evalúe la posibilidad de asignar un monto.

Al ver la estadística, es claro saber quién hace la tarea: de los 583 programas ejercidos desde el 2011 al año pasado, Puebla y Veracruz concentraron el 17 por ciento del total al celebrar 51 y 48 eventos respectivamente. Le siguen Morelos con 40 festivales, Querétaro con 37, el Estado de México con 31 y Durango y Guanajuato con 24 cada uno.

La actriz mexicana Yalitzia Aparicio y la actriz chilena Daniela Vega, en una plática del Festival Internacional de Cine de Los Cabos 2019. Foto: Notimex

Los que carecen de iniciativa para “bajar recursos”, como se le llama al trabajo administrativo de procuración de financiamiento, son: Nayarit, donde solo un festival gozó del presupuesto federal, y Baja California Sur que desarrolló dos certámenes.

DESDE EL VASO QUE SE MIRA

El 16 de septiembre de 2019 el escritor y profesor asistente en California State University, Rafael Lemus, publicó en The New York Times un artículo en el que considera “decepcionante” la política cultural de la administración de López Obrador, a un año de iniciada. Para ello se basó principalmente en el recorte presupuestal del 3.9 por ciento del presupuesto general de la Secretaría de Cultura y la ríspida relación que mantuvo al comienzo de su gestión con algunos integrantes del gremio artístico.

En tanto el analista Ricardo Quiroga del periódico El Economista, refirió el 24 de noviembre pasado con motivo del presupuesto de egresos para este año, que “la Subsecretaría de Desarrollo Cultural fue la más beneficiada, con la asignación de mil 836 millones 244 mil 409 pesos, es decir, un incremento de casi 1890 por ciento del presupuesto que recibió el año pasado (97 millones 140 mil 535 pesos)”.

Así fue: en términos globales a la Secretaría de Cultura se le redujo el presupuesto, aunque se reasignaron partidas a las áreas que el gobierno federal considera prioritarias, tal es el caso del PROFEST, que cuenta con mayor presupuesto desde el año pasado.

Comentarios