El fenómeno al que llaman orgasmo cerebral
Tendencias

El fenómeno al que llaman orgasmo cerebral

La Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma

El orgasmo cerebral, nombrado así por el público después de experimentarlo, se popularizó y tomó fuerza desde hace un par de años. Actualmente sigue siendo uno de los más aclamados por las audiencias en plataformas como YouTube, donde se crea contenido para lograr este resultado.

El ASMR (Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma por sus siglas en inglés) es un fenómeno que muchos llaman orgasmo cerebral y que invade las redes sociales a causa de sus efectos estimulantes y relajantes. Se describe como una sensación extraña e indescriptible que hace sentir bien, además de causar un hormigueo que recorre todo el cuerpo.

Miles de usuarios en YouTube crean contenido para provocar el ASMR en todo tipo de audiencia. Unos videos van enfocados a emitir sonidos al comer, otros al hablar, moverse, tocar objetos, etcétera. Para que la experiencia tenga una efectividad, los audífonos son indispensables; sin embargo, este material no es exclusivo de esa plataforma.

ORIGEN

Al observar videos del espacio, Jennifer Allen comenzó una búsqueda interminable por encontrar qué era lo que le ocurría al verlos. Ella fue la primera persona en acuñar el término y todo fue a causa de ese hormigueo que le producían esos videos. Para tratar de encontrar una respuesta, saltó a la web a buscar: hormigueo en la cabeza y la columna vertebral, orgasmo cerebral; sin embargo, no hubo respuesta alguna, sino hasta en el 2009 cuando volvió a buscar y en la página Steady Health, descubrió una publicación llamada “sensación extraña que se siente bien”.

A partir de ahí inició una discusión en la que los visitantes del sitio describían la sensación, pero no encontraban una explicación como tal. De lo único que estaban seguros era de que el sonido emitido por un señor abriendo un candado, alguien cepillándose el cabello y demás acciones simples, les causaban una experiencia agradable. A pesar de expresar cómo se sentían, temían a que se les llamara pervertidos o raros.

Para que no fueran tomados a broma, Allen decidió darle un nombre a toda esa experiencia, pero era claro que no podía llamarla orgasmo cerebral u hormigueo en la espalda. Después de una lluvia de ideas en 2010, Autonomous Sensory Meridian Response fue el resultado final. Poco después abrió un grupo en Facebook llamado así, pero para el 2015 pensó que había sido olvidado. Lo que no sabía es que el término se había popularizado, pero en otro sitio llamado YouTube donde habían surgido canales dedicados especialmente al ASMR. Según Allen, se producían alrededor de 500 videos diarios, algunos anónimos y otros no. Hoy en día son millones los que navegan por la red.

El ASMR se describe como una sensación de hormigueo que recorre todo el cuerpo, provocada por estímulos sensoriales. Es más fácil percibirlo con audífonos. Foto: Behance / Onesal Studios / Manipulada por Hessie Ortega

LA EXPERIENCIA

Controlar la depresión, ansiedad o síntomas que interfieran con la felicidad, fueron algunos de los comentarios que muchos usuarios de Internet expresaron al haber tenido una experiencia ASMR. Manifestaron lo alegres que se sentían por encontrar algo que les ayudara a sobrellevar toda esa vida de estrés que no los dejaba avanzar. En los videos perciben una intimidad con el creador del contenido que les permite hacerse a la idea de una forma de terapia; sin embargo, hay otros que afirman no sentir nada. Existen distintas formas de lograr la experiencia correcta de ASMR y es porque en las personas algunos estímulos resultan más satisfactorios que otros.

En primer lugar, nos encontramos con el tipo auditivo: los sonidos son el estímulo que predomina para algunas personas. Pueden ser desde movimientos suaves, murmullos, sonido de los dedos golpeando algo sólido, pasar las hojas de un libro, etcétera. Después está el visual, donde algunas personas responden a ciertas composiciones de imágenes, luces, colores u objetos. No existe un patrón para que sea efectivo, pero funciona en algunos. En tercer lugar está el táctil, aquel que se presenta mediante roces de objetos o partes cercanas al rostro o de forma lenta y continua. Por último, está el situacional que da la sensación de recibir más de un estímulo ya sea junto o separado, puede ser táctil y auditivo.

En Internet se puede encontrar Whisperlodge, una página que ofrece experiencias de ASMR en vivo en la ciudad de Nueva York. La duración aproximada es de 90 minutos en los que se busca brindar esa intimidad, por lo que se hacen grupos de 10 personas que son guiadas a través de tratamientos especiales para lograr relajar el cuerpo y la mente, expandir la conciencia y aumentar los sentidos. Toda la sesión es susurrada; aunque la persona no tenga ese hormigueo, al menos sentirá tranquilidad y cuidado, además de aumentar su sensibilidad auditiva.

¿QUÉ CAUSA ESE EFECTO?

Se han realizado diversos estudios para encontrar una respuesta al experimentar el ASMR. Todos los involucrados declaran que solo son teorías, porque en realidad no se sabe a ciencia cierta cómo explicarlo.

La universidad de Winnipeg hizo un estudio para ver qué lo desencadenaba: Un examen de los rasgos de personalidad asociados con la respuesta sensorial meridiana autónoma (ASMR). La finalidad de la investigación era ver si el ASMR estaba vinculado con los rasgos de personalidad.

El estudio se dividió en dos grupos, el primero era de 290 personas que experimentaban ASMR y el segundo eran otras 290 personas que no. A todos se les aplicó una encuesta de rasgos de personalidad.

Whisperlodge es una página que ofrece experiencias de ASMR en vivo. Foto: timeout.com

En primer lugar, los que sí podían experimentar ASMR resultaron ser proclives a ser más abiertos con las experiencias, pero también mostraron neuroticismo, en el que podrían ser vulnerables al estrés o sentirse amenazados.

En segundo lugar, los que no podían experimentar la sensación fueron totalmente diferentes, ya que ellos resultaron ser más confiables, eficientes, organizados, amigables y extrovertidos.

Otro estudio realizado, pero ahora por la universidad de Sheffield, arrojó que las personas experimentaban el ASMR desde la infancia; sin embargo, en aquel entonces no era conocido como tal. También en quienes se presenta tienden a reducir sus frecuencias cardíacas.

Hay una teoría en la que se relaciona el efecto con un vínculo biológico desde la infancia. El análisis La influencia de la respuesta sensorial meridiana autónoma (ASMR) en la concentración y motivación frente al estudio, hecho por una alumna de la universidad de JAUME, expone que la relación padre-hijo, cuidados, atención y otros aspectos como la necesidad de protección, podrían ser factor clave en el placer por experimentar ASMR.

¿CONTENIDO INAPROPIADO?

Los creadores de videos para ASMR rechazan esa idea de orgasmo cerebral, pues no quieren que su trabajo se ligue con una connotación sexual porque no es así. Aun así, YouTube ha desmonetizado los videos con este tipo de contenido por infringir los nuevos cambios en su política.

No solo eso, también China ha prohibido esos videos argumentando que el tema se relaciona con la pornografía y alcanza a menores de edad. Las autoridades lo ven como vulgar y pornográfico, por lo que todos los vídeos ASMR han desaparecido de las grandes plataformas multimedia chinas.

RECURSO

Una alternativa en caso de no tener compatibilidad con el contenido para ASMR son las ondas biaurales, otro fenómeno que sólo es auditivo. Funcionan porque entre los procesos que existen en nuestro cerebro se emiten mediante actividad eléctrica diferentes tipos de ondas cerebrales que pueden identificar el estado de cada persona. Se miden por hercios (Hz), dependiendo de estos se activan ondas con una finalidad. Puede ser estando consciente o inconsciente. La diferencia de frecuencias en cada oído genera una tercera frecuencia en el cerebro. Además, cada binaural es creado con un objetivo en específico tal como evitar el insomnio, estrés, sentirse más feliz, entre otros.

Comentarios