La violencia no está en cuarentena
Familia

La violencia no está en cuarentena

Problemas en casa, estragos del aislamiento

El hogar sigue siendo el lugar más peligroso para las mujeres”, confirma la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONODC) en el estudio reciente sobre homicidios (2019), en el que destaca: “Cada día un promedio de 137 mujeres alrededor del mundo mueren a manos de su pareja o de un miembro de su familia”.

En el caso mexicano la estadística equivale a más de 19 millones de mujeres agredidas por su compañero, el 64 por ciento de aquella cifra está considerada como violencia severa.

El recuento no supone este momento extraordinario de confinamiento en casa debido a la pandemia de COVID-19. La cuarentena significa más horas en el hogar, junto a los padres, esposos e hijos; ¿esto acarrea mayor violencia? Para la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas la respuesta es afirmativa.

La violencia doméstica ya ha aumentado en muchos países, ya que las medidas que imponen el aislamiento obligan a varias mujeres a permanecer en sus hogares bajo el mismo techo que los perpetradores”, publicó la ONU en su informe del 27 de marzo pasado, basado en los reportes policíacos.

En sociedades reconocidas por su nivel de desarrollo, la pandemia también disparó la violencia de género. Un ejemplo es Inglaterra, donde las llamadas de ayuda generadas por mujeres aumentaron 49 por ciento.

La agrupación Counting Dead Women fundada en el Reino Unido, registró 16 asesinatos por violencia doméstica durante el periodo de cuarentena entre el 23 de marzo y el 12 de abril de este año. La cifra impacta por su aumento, ya que el promedio de los últimos diez años fue de cinco muertes en el mismo periodo, publicó al respecto el periódico inglés The Guardian (15 de abril 2020).

En México la violencia de género aumentó 9.1 por ciento entre enero y febrero de este año con respecto al mismo lapso del año pasado, al registrarse 632 asesinatos contra las mujeres, según los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Foto: Archivo Siglo Nuevo.

En tanto la organización no gubernamental Semáforo Delictivo reveló que durante el primer trimestre del año la violencia familiar aumentó un 30 por ciento, las violaciones un 14 por ciento y los feminicidios un 5 por ciento en todo el país.

Por otra parte en Chicago, Estados Unidos, el Departamento de Servicio a Familias reportó en marzo pasado cerca de tres mil llamadas de emergencia relacionadas con la violencia de género, tres veces más de lo habitual. En otros países fue similar.

TERROR EN CASA

Padres, tíos, hermanos o parientes políticos suelen ser los agresores comunes, quienes comparten el techo con las víctimas. Al pasar más horas en casa, las tensiones se incrementan, así como el aislamiento de las mujeres para solicitar ayuda. En algunas ocasiones la agresión pasa desapercibida o se confunde (acaso intencionalmente) con alguna “muestra de afectividad”.

Al estar en el hogar surgen nuevos obstáculos para la víctima, reduciéndose la posibilidad de escape; las restricciones de circulación durante la cuarentena, la prohibición para entrar en contacto con autoridades o asociaciones de apoyo, reducen la posibilidad de salvamento.

La violencia en los hogares no está en cuarentena, sino latente en el mundo que está viviendo el confinamiento.

La ONU Mujeres en su capítulo México, constata el incremento: “Con el confinamiento las llamadas de mujeres víctimas de violencia han aumentado: del 25 por ciento en Argentina, del 30 por ciento en Chipre, del 33 por ciento en Singapur”.

Para el organismo internacional la pandemia del COVID-19 impone un contexto adverso tal como los desastres y emergencias humanitarias, por tanto “los derechos de las mujeres y niñas deben garantizarse en toda circunstancia, con especial énfasis en este tipo de situaciones”.

El confinamiento reveló la igualdad de condiciones para las mujeres en todo el mundo, ya no hay diferencia entre los países desarrollados o de primer mundo y las economías emergentes. “Las causas de esta violencia son la desigualdad y la discriminación de género, así como las normas sociales y las masculinidades nocivas aún vigentes en nuestras sociedades”, descifra el organismo internacional.

Foto: Archivo Siglo Nuevo / Intervenido por Hessie Ortega

Además se comprobó en México que “en periodos de mayor convivencia aumentan los conflictos, por ejemplo, después de las vacaciones de verano y navidad aumentan las probabilidades de divorcio”, reveló con las Estadísticas a propósito del día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer de noviembre de 2018 (INEGI México).

CÓMO IDENTIFICAR LA VIOLENCIA EN CASA

Para ONU Mujeres la violencia no es normal ni natural. La aseveración revela la percepción que se tienen aún en estos días, cuando se desconocen agresiones más allá de las físicas, como lo son las sexuales y las psicológicas.

Todas las formas de violencia las podemos vivir en casa, por parte de nuestra pareja, de algún familiar, de amigos o conocidos”. ¿Cómo identificarla? Reflexionando sobre las respuestas a las siguientes preguntas: Tu pareja ¿te hace sentir inferior, tonta o inútil, o que tú tienes la culpa de todo? ¿Te mira de manera que te sientes incómoda, sientes miedo, ansiedad o angustia? ¿Se burla de ti, de tus opiniones y/o creencias, te ridiculiza y/o humilla? ¿Te ignora, te critica, te calla y/o descalifica? ¿Destruye o te amenaza con destruir cosas que son importantes para ti? ¿Controla tu forma de vestir…? Y una serie de cuestionamientos más que pueden consultarse en ONUMujeresMX.

La Secretaría de Gobernación en México reconoció el aumento en la violencia contra las mujeres durante la pandemia, por ello dio prioridad para que los ministerios públicos atendiesen este tipo de delitos; una línea de contacto es el teléfono 911. Por su parte el Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la UNAM ofrece en su portal el directorio de atención en casos de violencia, donde aparecen los teléfonos y direcciones de las instituciones competentes en cada estado: cieg.unam.mx/covid-genero/atencion.php. Además la Red Nacional de Refugios ofrece el teléfono 800-822-44-60 a nivel nacional y pide “no minimizar las situaciones de violencia, pues en cualquier momento puede detonar o escalar” ante el confinamiento.

Comentarios