Hashim A. Sarkis: el arquitecto del mundo
Arquitectura

Hashim A. Sarkis: el arquitecto del mundo

Educador, filósofo y erudito

Hashim concibe a la arquitectura como un mundo completo (logrado en sus detalles, con sus procesos sincronizados), integrado a otro mundo. Esto es: el edificio en sí mismo es una creación madura que transforma los ambientes al entrar en él; los patios, las terrazas, las habitaciones son espacios con identidad definida desde su concepción en los planos. A su vez, el diseño arquitectónico es consciente de su existencia en la otra dimensión: la trazada por la curvatura de la Tierra, “tallada por las coordenadas cósmicas”, definida por los paisajes más peculiares.

Hashim A. Sarkis (Beirut, Líbano, 1964) consolida su noción de la arquitectura como si fuese un cuadro (sus diseños se basan en él) cuyas aristas contienen espacios abiertos en las entrañas de los edificios: “La arquitectura debe actuar como un marco en el que las operaciones del diseño se aplican con intensidad a lo largo de los bordes y del espacio; que los bordes reverberen con las posibilidades de uso y ocupación de las personas. Los bordes se intensifican porque están sobredeterminados para equipar y soportar los espacios que rodean. Al mismo tiempo, los espacios están subdeterminados para alentar a los usuarios a imaginar y reimaginar las posibilidades de su habitación”.

¿Quién piensa únicamente en el diseño geométrico como principio de la arquitectura y descarta la posibilidad de convertirse en la extensión del paisaje que le rodea? La arquitectura es naturaleza y filosofía, concepto e imaginación, los ladrillos que erigen un nuevo refugio, sin desestimar, por supuesto, su dimensión funcional.

La arquitectura de espacios habitacionales “debe abordarse como una morada más que como un programa. En este sentido el programa se redefine como un hábito de vida que debe ser interrogado y cuestionado”, filosofa Sarkis; siendo así, su principio para fomentar nuevas rutinas de vida es involucrando a las “audiencias emergentes, cuyos hábitos están en formación y que acuden a la arquitectura para articular aquello que podría ser”. Aquello que podría ser, audiencias emergentes: lenguaje más cercano a la disertación filosófica pero que en la mente del libanés se convierte en material constructivo.

La décimo séptima Exposición Internacional de Arquitectura tendrá como director al libanés Hashim Sarkis. Foto: mind-mag.com

PREPARACIÓN

Sarkis ha estudiado lo que ha querido de manera formal; se graduó como arquitecto y licenciado en bellas artes por la Escuela de Diseño de Rhode Island en 1987; su maestría la obtuvo con honores en Harvard, donde continuó el doctorado en Filosofía. Su hoja de vida rebasa la treintena de páginas porque incluye sus proyectos de construcción, sus libros publicados y sus proyectos de investigación académica, como el que dirigió en junio de 2006 bajo el título Nueva Geografía del Mediterráneo, investigación del laboratorio de geografía de la escuela de graduados de la Universidad de Harvard, donde abordan las ciencias de la Tierra desde la óptica del arquitecto. “Los diseñadores se ven cada vez más obligados a dar forma a escalas y contextos más grandes, para abordar cuestiones relacionadas con problemas de infraestructura, sistemas urbanos y ecológicos, y cuestiones culturales regionales. Estos tópicos, anteriormente limitadas a los dominios de ingeniería, ecología o planificación regional, ahora requieren articulación a través del diseño”, formula la Universidad de Harvard.

Después de trabajar en diversos despachos de diseño fundó los estudios que llevan su nombre (HSS) en Massachusetts, Estados Unidos y en Beirut, Líbano en 1998. Sus conocimientos los aplica en áreas que van desde la planificación maestra hasta el diseño urbano de paisajes, institucional y residencial, e incluso en la confección de muebles.

Sus proyectos se han materializado en Canadá, China, Líbano, Turquía, Estados Unidos y los Emiratos Árabes Unidos.

A través de su estudio HSS ejecutó viviendas asequibles, residencias, parques, edificios institucionales y planificación urbana; por ello es merecedor de diversos premios.

Como ocurre con los grandes arquitectos, su énfasis en el diseño es la integración de sus proyectos en los entornos urbanos y paisajísticos del lugar donde emergen.

Los Cortesanos en Aamchit, Líbano (2017). Foto: despiertaymira.com

La arquitectura es la plataforma para el intercambio de ideas. La arquitectura se comunica en sus propios idiomas, es la anfitriona de otros medios de comunicación de las ideas; actúa como pedestal o superficie en la que los diferentes medios pueden coexistir, intercambiar sus signos”, dicta en sus cátedras en el Massachusetts Institute of Technology desde 2015.

¿CÓMO VIVIREMOS JUNTOS?

La décimo séptima Exposición Internacional de Arquitectura a celebrarse en Venecia, recorrió su fecha de inicio de mayo hacia el 29 de agosto debido a la pandemia. Concluirá en noviembre de este año y se espera la participación de una centena de arquitectos de todo el mundo. Como director de esta exposición el consejo de la Bienal designó al libanés Hashim Sarkis, a quien presentan como arquitecto del mundo: “El trabajo de su firma se ha exhibido en todo el mundo, incluso en el Pabellón de los Estados Unidos en la Biennale Architettura 2014 y el Pabellón de Albania en la Biennale Architettura 2010, en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y en la Bienal Internacional de Arquitectura de Rotterdam, en la Bienal de Urbanismo / Arquitectura Bi-City de Shenzhen / Hong Kong, y en la Bienal de Arquitectura y Urbanismo en Valparaíso”, se publica en el portal oficial de la exposición de Venecia.

Fiel a la construcción de preceptos, Hashim declaró después de su nombramiento como curador de la Bienal de Venecia: “Necesitamos un nuevo contrato espacial. En el contexto de la ampliación de las divisiones políticas y las crecientes desigualdades económicas, pedimos a los arquitectos que imaginen espacios en los que podamos vivir juntos generosamente. Juntos como seres humanos a pesar de nuestra creciente individualidad...”. La declaración curatorial de la Bienal de Venecia emitida por el arquitecto, puede leerse completa en diversos sitios de Internet.

Su función como curador será enfatizar la necesidad de construir “viviendas y equipos sociales más inclusivos o de más tejido urbano y territorial conectivo”, principio que urge incorporar en las economías emergentes como en las avanzadas, publicó la revista electrónica Archdaily.

Ayuntamiento de Byblos, Líbano (2016). Foto: articles.lebanon-architect.com

LAS DIFICULTADES COTIDIANAS

Hashim Sarkis identifica como principales dificultades de la arquitectura contemporánea “el abrazo acrítico” o ausencia de conceptualización en la arquitectura: una casa se construye para habitarla, despojándola de personalidad y excluyéndola de su entorno; son solo paredes y techo. Este abordaje desemboca en la segunda dificultad: el abandono total del contexto. Otras adversidades que enfrenta el arquitecto contemporáneo son la monomanía (la locura sobre mantener una sola idea o un solo orden de ideas) en el empleo de la geometría y la exclusión de otros medios para comunicar el mensaje de la arquitectura.

Vivimos estas conflictos contemporáneas en nuestra práctica todos los días. Compartimos con la mayoría de arquitectos el deseo de ser contemporáneos, ya sea en Cambridge o en el Líbano rural. Compartimos los placeres de comunicarse a través de las tendencias actuales. También compartimos la ambición de estar a la vanguardia, o de desvincularse de lo contemporáneo; pero esperamos, como la mayoría de los arquitectos, adoptar los mejores aspectos del presente repeliendo los del pasado. En este proceso definimos una posición única en algún lugar del mundo”, reflexiona el pensador libanés, quien utiliza a la arquitectura como su medio de disertación.

Comentarios