La natalidad se desploma
Familia

La natalidad se desploma

Desaceleración en los nacimientos

A las 14 horas con 50 minutos del viernes 12 de junio de 2020 habían nacido en el planeta 237 mil 480 personas en el transcurso de ese día; antes de escribir el punto siguiente se habían sumado 80 nacimientos. El contador de la población mundial no frena, al momento de la redacción de este artículo los habitantes eran siete mil 790 millones, 919 mil sesenta, sesenta y uno, sesenta y dos, sesenta y tres personas. Y a pesar de la celeridad con que se mueven los números, la tasa de crecimiento tiende a la baja.

Aun con la desaceleración, en 30 años más el número total de la población alcanzará los nueve mil 100 millones de personas, de acuerdo a las proyecciones de Larry Rosenberg y David Bloom de la Universidad de Harvard: “todo el aumento se producirá en los países menos desarrollados”. Así lo confirman los números.

En España, un país con ingreso medio, de 1975 al 2019 se registró una tasa de nacimientos de menos 2.7 por ciento (-2.7 por ciento). En el primer año del registro se contaron 669 mil 378 partos, y para el año pasado ocurrieron 359 mil 770.

El caso mexicano también mantiene un comportamiento descendente con una tasa estimada del -0.7 por ciento en el periodo de 2014 al año 2050. El cálculo del Consejo Nacional de Población (Conapo) arroja que, para finales de este 2020, el número de nacimientos será de dos millones 151 mil personas, en cambio dentro de dos décadas nacerán un millón 800 mil , y así continuará la tendencia hasta el 2050, cuando el número de partos apenas rebase el millón y medio.

El extraordinario aumento de la población mundial ha ocurrido pese al acusado descenso de la tasa de crecimiento de la misma, que bajó al 1.2 por ciento anual en el periodo 2000 al 2005; y hacia 2045 al 2050, según las previsiones, caerá otro 0.38 por ciento”, afirmaron los estudiosos de Harvard.

Hay ejemplos aún más extremos de la desaceleración natal, como el de Japón, que mostró en 2019 el promedio más bajo de su historia. “El número estimado de bebés nacidos en el país en 2019 cayó a 864 mil, el menor desde que comenzaron los registros en 1899, según un informe publicado por el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar”, reportó la cadena periodística CNN.

La tasa de natalidad tiende a la disminución en todo el mundo. Foto: Behance / Anoosha Syed

Por su parte, la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos difundió la tasa de nacimientos por cada mil habitantes a nivel global. En el año 2000 era de 22 partos por cada mil habitantes, para el 2018 fueron 18.2 nacimientos por el mismo número de personas.

En aquel año, de acuerdo a la revista Expansión, los países con decrementos mayores al -3 por ciento en sus nacimientos fueron Reino Unido (-3.45 por ciento), Hong Kong (-4.71 por ciento), Nueva Zelanda (-5.52 por ciento), Rusia (-3.09 por ciento), Afganistán (-3.45por ciento), Albania (-7.43 por ciento), Austria (-3.29 por ciento), Bielorrusia (-5.84 por ciento), Finlandia (-5.37 por ciento), Corea del Sur (-7.13 por ciento), Letonia (-5.33 por ciento), Ucrania (-4.76 por ciento), y Turquía (-3.86 por ciento).

En cambio, las naciones africanas con indigentes crecimientos económicos como Angola, Níger, Malí, Chad, Uganda, Zambia, Burundi y Malaui muestran tasas por arriba de los 40 nacimientos por cada mil habitantes.

Las estadísticas fortalecen la hipótesis de que a menor desarrollo social y económico, mayor es el número de nacimientos.

LA NATALIDAD, UNA DECISIÓN HUMANA

El motivo de la reducción en el crecimiento de la natalidad, según el análisis de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), es la menor tasa de fecundidad inducida. En 1990, cada mujer en edad reproductiva tenía 3.2 partos; para el año pasado la tasa descendió a 2.5 alumbramientos por mujer y en 2050 se calcula que sea de 2.2 nacimientos en su vida reproductiva.

Uno de los factores principales de la reducción de la fecundidad obedece a la decisión de las mujeres, de forma independiente o de común acuerdo con su pareja, para procrear. La ONU estimó, en 2019, que 922 millones de mujeres en edad reproductiva, entre los 15 y los 49 años de edad, fueron usuarias (ellas o sus parejas) de algún método anticonceptivo. La cifra equivale al 48 por ciento del total de las mujeres en aquel rango de edad.

La pastilla anticonceptiva es el método más usado en Europa y Norteamérica, seguido del condón. Foto: Archivo Siglo Nuevo

Los métodos anticonceptivos más socorridos son la esterilización femenina y el uso de condón por parte de los hombres. En 2019, revela la propia ONU, el 23.7 por ciento de las mujeres acudieron a la esterilización, es decir, alrededor de 219 millones de señoras.

En Asia oriental y sudoriental el DIU es el método anticonceptivo más común. El 18.6 por ciento de las mujeres confía en éste, seguido por el 17 por ciento de los hombres que utilizan condón. En Europa y América del Norte, la píldora y el condón masculino son los métodos más usados (17.8 y 14.6 por ciento de las mujeres, respectivamente), mientras que en América Latina y el Caribe es la esterilización femenina y la pastilla (16 y 14.9 por ciento, respectivamente). En Oceanía el método dominante es la píldora (16.9 por ciento) y en Asia Central y Meridional es la esterilización femenina (21.8 por ciento de las mujeres depende de este método)”, revela el estudio del Departamento de Economía y Asuntos Sociales de la ONU Uso y métodos anticonceptivos 2019.

LA EDAD COMO UNO DE LOS FACTORES

En España, el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó que la reducción en los nacimientos se debe, además de los métodos anticonceptivos, al envejecimiento. “La edad general a la que las mujeres son madres en España se retrasó el pasado año de los 32.1 a los 32.2 años. Pero el indicador más contundente de este fenómeno es el que apunta a un fuerte incremento del 63 por ciento de las mujeres que son madres con 40 o más años en comparación con hace diez años”, reportó el INE en el periódico El País (junio de 2019).

La población mundial está envejeciendo. “En los países desarrollados la población de la tercera edad ya supera en número al grupo de 12 a 24 años”, revelan los profesores de Harvard. La vejez y la reducida tasa de natalidad generarán un tope en el crecimiento poblacional hasta que, dentro de un siglo, se tenga un equilibrio cuando se llegue a los 11 mil millones de habitantes, predicen los más arrojados.

Antes de teclear el punto final de este escrito, la población del mundo llegaba a los siete mil 790 millones, 988 mil habitantes, más de 67 mil nacimientos desde que se comenzó a escribir; de hacer cálculos, podría conocerse la velocidad del redactor.

Comentarios