Los eventos masivos en la nueva normalidad
Tendencias

Los eventos masivos en la nueva normalidad

El despertar de las experiencias colectivas

La pandemia por COVID-19 ha impactado, en distintos grados, a la economía mundial debido a las medidas de confinamiento social. Una de las industrias más afectadas es la del entretenimiento en vivo, como los conciertos y festivales de música, shows de comedia stand up, obras de teatro, entre otros eventos masivos que han permanecido prohibidos desde el inicio de la cuarentena en distintos países.

Conforme algunas naciones dan luz verde a la reactivación económica, la población se adapta a la llamada “nueva normalidad”, buscando formas de vivir la cotidianidad en esta realidad incierta. Así, se han transformado desde la educación y el trabajo, hasta las opciones de recreación.

Tomando en cuenta que, en cualquier actividad, se debe anteponer la salud de los individuos y garantizar su seguridad, se ha dado prioridad a las nuevas medidas de control y sanidad. En el caso de espacios públicos o que reciben un número elevado de visitantes cada día, se delimita la cantidad de asistentes para mantener una sana distancia y asegurar la protección de los presentes.

EL PÚBLICO EN LA NUEVA NORMALIDAD

La organización de un evento masivo implicaría medidas más estrictas: cabinas de sanitización, sistemas de monitorización de temperatura, así como tapetes y geles desinfectantes.

Pero han surgido alternativas más novedosas, como el traje antivirus Micrashell que, por su practicidad, se puede utilizar encima de cualquier vestimenta. Lo fabrica Production Club, un estudio creativo que, según se explica en su página web, diseñó esta prenda “específicamente para satisfacer las necesidades de la vida nocturna, los eventos en vivo y las industrias de entretenimiento” en tiempos del coronavirus.

Detalle del traje antivirus Micrashell. Foto: urdesignmag.com

Micrashell es un equipo protegido contra el virus, fácil de controlar, divertido de usar, desinfectable y de rápido despliegue [...] que permite socializar sin distanciarse”, asegura Production Club.

El traje incluye un casco transparente, una cámara, sistema de audio, portavasos y espacio para incorporar el teléfono móvil. Es una buena opción de cuidado, aunque esta forma de evitar contagios implicaría un costo elevado para divertirse.

LOS NUEVOS ESCENARIOS

Al sentir lejana la posibilidad de volver a trabajar de forma normal en los escenarios, los creadores pensaron en alternativas durante las cuarentena. Entre ellas, la más factible y menos costosa fue la de ofrecer conciertos en línea, desde casa, con un costo de acceso para los cibernautas. A esta modalidad, además de cantantes y artistas, también se sumaron algunos comediantes con transmisiones en vivo y podcasts grabados.

Inicialmente se realizaron de forma gratuita pero, como los artistas necesitan sobrevivir de alguna manera, especialmente cuando su profesión se ve amenazada por cuestiones externas, se hizo necesario delinear un plan de negocios. Nacieron así iniciativas experimentales de conciertos en línea, ya sea de un sólo artista o de varios músicos, cada uno desde su hogar, manifestándose en las pantallas de su público. El costo de estos eventos va desde los 70 hasta los 600 pesos en México.

The Flaming Lips en The Late Show With Stephen Colbert. Foto: rollingstone.com

Otra modalidad que surgió son los autoconciertos, que llegaron desde Dinamarca, el primer país en implementar este estilo de escuchar música en vivo, hasta México. En la capital del país, Moderatto se presentará el próximo 7 de agosto, en el Foro Pegaso, como la primera banda en ofrecer un concierto bajo las medidas de prevención contra la COVID-19. Los espectadores podrán disfrutar de la experiencia desde la comodidad de sus automóviles, con un máximo de cuatro personas por vehículo. Habrá espacio para dos mil autos por función y un escenario de 360° para que todos puedan apreciar el show al máximo.

Una idea novedosa de distanciamiento social adecuado dentro de un concierto, fue la de The Flaming Lips. Los integrantes de la banda se presentaron dentro de burbujas inflables de plástico en el programa The Late Show With Stephen Colbert. También los asistentes estuvieron dentro de esferas plásticas durante el show lo que, aunque suene un poco irracional, fue divertido y efectivo para protegerse de posibles contagios. Wayne Coyne, líder de la agrupación, ya contaba con experiencia en el uso de burbujas de plástico, puesto que ha surfeado dentro de ellas e, incluso, en enero de 2019 celebró su boda dentro de una.

RECOMENDACIONES

Esas son sólo algunas de las alternativas para el disfrute colectivo de eventos en un mundo azotado por la pandemia. Es posible que las medidas vayan cambiando conforme se propagan o disminuyen los contagios por COVID-19. Mientras tanto, el pasado 29 de mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó un comunicado dirigido a las autoridades gubernamentales y sanitarias sobre las recomendaciones en la realización de eventos masivos con respecto a la COVID-19.

Concierto organizado por un club nocturno de Alemania el 1 de mayo. Foto: Hauke-Christian Dittrich

El objetivo de esta guía es que se tomen en cuenta todos los riesgos al momento de realizar cualquier evento de índole masivo, poniendo en práctica las sugerencias brindadas. Principalmente es necesario hacer una planeación con base en las capacidades y los recursos que tiene la sede del evento. De preferencia deben realizarse al aire libre; de no ser así, se tiene que reducir considerablemente la cantidad de asistentes, así como notificar a las autoridades de salud pertinentes sobre cada evento para recibir ayuda de la OMS, que está dispuesta a ofrecer asistencia técnica para evaluar los riesgos de salud.

Todo esto se hace con el fin de evitar aglomeraciones y, a su vez, contener la propagación de contagios. Es importante que haya un intercambio de información constante entre el organizador del evento y los agentes de salud pública para el correcto asesoramiento sobre protocolos preventivos y prácticas de higiene.

Cabe destacar que entre las recomendaciones está la opción más segura para todos: de ser posible, realizar el evento por medio de alguna plataforma de streaming como parte de la “nueva normalidad”, hasta que poco a poco la sociedad se vaya reintegrando a la vida como la conocía.

Comentarios