Randonáutica
Tendencias

Randonáutica

Una búsqueda del tesoro en el mundo real

Esta aplicación, cuyo nombre está compuesto por la palabra anglosajona random (aleatorio) y el término latín nauta (explorador), se ha vuelto una tendencia mundial en las últimas semanas porque ha despertado la curiosidad de millones de usuarios. Play Store, la tienda digital de Google, registra cinco millones de descargas hasta el día de hoy.

El objetivo de la aplicación es, según sus desarrolladores, llevar al usuario a una búsqueda del tesoro cuyo resultado se vea influido por lo que éste desee encontrar y por su estado de ánimo. El funcionamiento es sencillo: la aplicación genera una coordenada aleatoria para que el ‘randonauta’ pueda visitarla. La idea es salir de la cotidianidad y abrir la mente a las aventuras que pueda traer consigo el azar. Como se puede ver, la experiencia depende mucho de la disposición del usuario, pues la aplicación lo único que ofrece es una ubicación aleatoria.

A este tipo de aplicación se le llama geocaching. El término hace referencia a la búsqueda de objetos que, si bien no tienen valor económico, para el usuario representan el resultado de una travesía con la ayuda de un GPS. Es como buscar tesoros en algún videojuego utilizando el mapa del mundo en el que se esté inmerso, pero en la vida real. Un gran ejemplo de este tipo de aplicaciones es Pokémon Go.

HALLAZGOS INESPERADOS

Llegar a la ubicación marcada no siempre es fácil, ya que puede involucrar atravesar montañas, ríos, o incluso propiedades privadas. Así mismo, los resultados obtenidos no siempre son satisfactorios para el usuario.

Usuaria de Randonáutica compartiendo su hallazgo en el sitio Reddit. Foto: reddit.com / r/randonauts

Uno de los casos más populares tuvo lugar en Seattle, Estados Unidos, donde unos jóvenes que grababan un TikTok encontraron una maleta negra cerrada que despedía un olor muy desagradable. Al abrirla, encontraron un par de bolsas negras. Inmediatamente llamaron a las autoridades para que fueran a revisar qué estaba pasando. Lo que encontraron fueron los restos de una pareja: Jessica Lewis, de 35 años, y Austin Wenner, de 27 años.

En junio del año en curso, la familia de Jessica denunció su desaparición, días antes de que se encontrara la maleta con su cuerpo desmembrado. La autopsia de ambos cadáveres reveló que ella había recibido varios disparos, mientras que Austin tenía un impacto de bala en el torso. Según la familia de la joven, la pareja no estaba en “malos pasos”, es decir, ninguno estaba involucrado en alguna actividad delictiva o que pudiera poner en riesgo tanto su seguridad como la de sus seres queridos. Después de esto, Gina Jashke (tía de Jessica) ofreció una recompensa de 10 mil dólares a cambio de información para dar con el responsable del homicidio.

Este no fue el único caso donde las autoridades formaron parte de la historia. Un joven llamado Romeo, acompañado de sus amigos, encontró una bolsa negra en medio de la hierba, a un lado de una carretera. Uno de los chicos decidió acercarse para tocar la bolsa y ver si podía deducir qué había dentro. Al hacerlo, no le gustó lo que sintió y se alejó inmediatamente.

Tres días después, el usuario subió otro video donde avisaba que habían subido la bolsa al auto para trasladarla al campamento donde estaban instalados, con la finalidad de abrirla tranquilamente. Al día siguiente, los sucesos dieron un giro inesperado. En el video que subieron, en vez de abrir la bolsa que habían encontrado, se veía cómo eran detenidos por la policía mientras se dirigían al campamento. La conexión a Internet en ese lugar era mala, por lo que resultó difícil mantener actualizados a sus seguidores respecto a esta historia. La ubicación, por cierto, no se dio a conocer.

Capturas de videos donde jóvenes de Seattle, Estados Unidos, encuentran una maleta con restos humanos gracias a un punto cedido por la aplicación. Foto: metro.co.uk

Días después, Romeo compartió que lo que había dentro de la bolsa no era lo que todos estaban pensando, pero sí estaba vinculado con la desaparición de una mujer en el 2007; después, borró el video por respeto a las personas involucradas. Por razones legales, el joven no fue autorizado para dar más información sobre el caso y recomendó que lo primero que se debe hacer al encontrar algo así es avisar a las autoridades, tal y como en el caso de Seattle. Hasta la fecha, Romeo no ha dado actualizaciones en su cuenta de TikTok.

ÉTICA EMPRESARIAL DUDOSA

Algo que causó mucha polémica fue un video que Presley Media, la compañía que desarrolló Randonáutica, publicó en Facebook el 28 de agosto de 2019, donde se muestra un ‘tutorial’ sobre cómo preparar equipaje antes de salir de viaje. Al abrir la maleta, se observaba la cabeza de una mujer que pareciera estar dormida.

El propósito de la demostración era mostrar un poco de humor al público. Sin embargo, con el hallazgo en Seattle surgieron muchas dudas en los internautas, quienes cuestionaron si todo había sido planeado por los desarrolladores, ya que la maleta era muy parecida a la que contenía los restos de la pareja; sólo difería en el color. No obstante, la empresa publicó un mensaje en el que asegura que todo fue mera coincidencia. También se aclaró que el video no fue borrado porque esto dejaría aun más sospechas.

CÓMO FUNCIONA

Al abrir Randonáutica, se pide la autorización del usuario para compartir su ubicación; de este modo se generará un punto al azar cercano. Esto podrá parecer sospechoso para muchos, sin embargo cabe aclarar que no hay necesidad de crear una cuenta ni de dar información personal para utilizar la aplicación. Basta con aceptar los términos y condiciones de uso, los cuales hacen hincapié en que todo lo que haga el usuario será bajo su propio riesgo. También insta a no dañar propiedades ajenas ni destruir áreas naturales durante el recorrido hacia a la ubicación, además de tomar las medidas necesarias que se han indicado durante el periodo de contingencia.

Hallazgo compartido por TikTok. Foto: Tik Tok

Al enviar la localización, el randonauta debe elegir qué tipo de punto cuántico quiere que se utilice. Se le denomina así a una serie de números aleatorios que, al convertirse en coordenadas, señalan una ubicación. Las opciones son: atractor, que representa el centro de un lugar con gran agrupación de puntos; vacío, que es el centro de un sitio con poca agrupación de puntos, y anomalías, que indican el centro del espacio con mayor o menor concentración de puntos, siempre hacia uno de los dos extremos. Los números cuánticos que se generan de manera aleatoria provienen de la Universidad Nacional Australiana.

Enseguida, se pide especificar la intención del viaje, es decir, qué espera encontrar en su travesía. Si bien anteriormente se mencionaron casos nada agradables, generalmente el resultado son paseos con hallazgos no tan impactantes, pero que son interesantes para el randonauta. Un perrito amigable y solitario en medio del desierto, una señora que veía fijamente al usuario mientras balbuceaba, un sillón en medio de la nada y una piedrita pintada de manera similar a un mandala, son algunos de los tesoros que han compartido los usuarios de Randonáutica en diversos foros de Internet y redes sociales.

Comentarios