Cine con sazón uruguayo
Gastronomia

Cine con sazón uruguayo

Fotogramas de la gastronomía charrúa

Un viaje en el tiempo centrado en la gastronomía, los recuerdos de los encuentros en familia y los momentos felices de la infancia, forman parte del documental uruguayo Criollo, una pieza que fue premiada en el Festival de Cine de Málaga, en España, y que demostró que siempre "se puede".

La quesería, la fruta, la verdura, las costumbres, las fiestas típicas, las tradiciones y la cultura de los inmigrantes son algunos de los temas que pueden apreciarse en este largometraje, cuyo hilo conductor es la vida del reconocido cocinero Hugo Soca, quien se muestra muy feliz con lo sucedido.

"Cuando surgió la idea de hacer cine la gente decía: '¿Cine? ¿Una película uruguaya de gastronomía?'. Y acá está, gratamente seleccionada en Málaga y premiada. Es un orgullo, no por mí sino por los uruguayos en general", asevera.

ALGO MÁS QUE FUTBOL

"Uruguay siempre es conocido por el fútbol y de a poco se va logrando que sea conocido por otra cosa que no sea el fútbol o la carne. Que sea conocido por su gente, su cultura y su gastronomía", dice Soca, autor de un libro galardonado como el mejor de cocina latinoamericana y tercer lugar a mejor libro de chefs del mundo en los Gourmand Cookbook Awards 2019.

Sobre la cocina del país sudamericano, esa que se muestra en Criollo, explica que esta se formó con la llegada de cada uno de los inmigrantes, quienes adaptaron las recetas de sus países con los ingredientes que encontraban.

Esto fue reconocido durante el festival, donde el jurado destacó del documental (producido por We Cook Films) su prolija narración sobre una gastronomía construida a base de las aportaciones de diferentes oleadas migratorias.

Foto: mundomarketing.com

PRÓXIMOS PASOS

Durante una charla, el director de Criollo, Pablo Banchero, también muestra su felicidad por el reconocimiento obtenido, del cual se enteró por Twitter.

"Es un placer haber recibido un reconocimiento como ese en un festival tan importante como es el de Málaga. Es el primer reconocimiento que tiene el proyecto, estamos muy contentos", apunta.

Por otro lado, señala que, tras esto, el próximo paso es lograr una distribución a nivel regional e internacional, ya que la exhibición de la película quedó "un poco trunca" por la pandemia de la COVID-19.

De esa forma, el público podrá disfrutar de este documental sobre la identidad culinaria de Uruguay, que recibió una mención del jurado del I Concurso de Documentales Cinema Cocina, que otorgó su premio principal (la Biznaga de Plata) a dos filmes españoles, el largometraje Oro rojo, de Jesús Sotomayor, sobre el atún de almadraba, y el corto No creo que vaya a llover, de Adrià Guxens, una diatriba entre tradición y futuro.

Soca tiene claro que una de las formas en que se puede ver la película es con un plato de comida delante y por eso deja una recomendación para los espectadores.

"Si uno se sienta a ver Criollo, que se siente con el plato que más le guste comer en su casa. Con ese plato que lo haga viajar en el tiempo, que lo lleve a su infancia, a su adolescencia, al recuerdo de lo que compartía con su familia, a lo que le cocinaba su madre o su abuela", puntualiza.

Finalmente, el cocinero vuelve a mostrar su orgullo por un reconocimiento que dedica a la gente que lo sigue y deja un claro mensaje y es que "siempre se pueden lograr los objetivos", que deben tener a los sueños como base.

Comentarios