Reactivación turística en Perú
Destino

Reactivación turística en Perú

Volver a la cultura andina

Las Líneas de Nasca, una de las principales atracciones turísticas de Perú, volverán a ser sobrevoladas por turistas a partir del 10 de noviembre, como parte de la reactivación del turismo, que ha permanecido casi todo el año paralizado por la COVID-19.

Así lo anunció el ministro de Cultura, Alejandro Neyra, en una conferencia con la Asociación de Prensa Extranjera en el Perú (APEP), donde detalló que, problablemente, noviembre también sea el mes de reapertura de la ciudadela inca de Machu Picchu.

"Ya tenemos todos los protocolos necesarios para asegurar el ingreso de turistas a Machu Picchu", afirmó Neyra, que la semana pasada supervisó los protocolos implementados en varios monumentos arqueológicos de la sureña región andina de Cusco.

El ministro ratificó que Machu Picchu reabrirá con un 30 por ciento de capacidad, lo que sólo permitirá el acceso a 675 turistas por día, en grupos de máximo ocho miembros acompañados siempre de un guía, y entre los que deberán guardar una distancia mínima de 1.5 metros durante todo el recorrido.

INVASIONES AMENAZAN PATRIMONIO

Neyra reconoció que ha sido complicado defender el patrimonio cultural de Perú durante el estricto confinamiento nacional que mantuvo al país paralizado durante más de cuatro meses, donde también se suspendieron las excavaciones e investigaciones arqueológicas para preservar los monumentos del Antiguo Perú.

En ese sentido, el titular de la cartera de Cultura destacó que la principal amenaza del patrimonio arqueológico del país ha sido las invasiones de terrenos por parte de presuntos traficantes de tierras que buscaban apropiarse de estos espacios protegidos.

Líneas de Nasca. Foto: Archivo Siglo Nuevo

En particular destacó el caso de Chankillo, considerado el observatorio solar más antiguo de América, construido hace más de dos mil años por la cultura Casma-Sechín en la costa de la región de Áncash, y al que Perú ha postulado ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) para integrar la lista del patrimonio cultural de la humanidad.

"Ha habido afectaciones al perímetro y tuvimos que verificar que incluso se estaba instalando un pozo de agua. Ya expulsamos a la gente que estaba ahí", señaló Neyra.

REIVINDICAR PUEBLOS INDÍGENAS

Sobre el pasado 12 de octubre, día de la hispanidad, el ministro de Cultura de Perú señaló que este día es para reivindicar a los pueblos originarios y celebrar el "diálogo intercultural".

Neyra recordó que en Perú hay casi tres millones de indígenas que hablan 48 lenguas distintas, entre ellas cuatro andinas y 44 amazónicas, algunas de ellas en peligro de extinción por ser habladas por dos o tres miembros mayores de una misma familia, como es el caso de resígaro.

"La tarea del Ministerio es que no se pierda esa cultura. La lengua es el reflejo de una cultura", manifestó.

En ese sentido, Neyra destacó la reciente creación de un centro de interpretación, un servicio telefónico que se encargará de garantizar que cualquier peruano pueda ser atendido por instituciones del Estado en su propia lengua.

El resígaro es una de las lenguas andinas en peligro de extinción. Foto: Archivo Siglo Nuevo

POLÍTICA PARA PUEBLOS INDÍGENAS

Asimismo, avanzó que el Ministerio tiene como prioridad tener una "política nacional de pueblos indígenas" antes del bicentenario de la independencia de Perú, que se celebra en 2021.

"Obviamente tiene que ser consultada con los pueblos. En esas estamos, y esperamos que desde el Ministerio de Cultura podamos trabajar con el resto de instituciones públicas que brindan servicios a los pueblos indígenas", concluyó Neyra.

Perú es uno de los epicentros mundiales de la pandemia, pues tiene la tasa de mortalidad más alta del mundo por COVID-19 con un fallecido por cada mil habitantes, y es el octavo a nivel global en casos confirmados con casi 850 mil contagios acumulados, de ellos al menos 14 mil en indígenas.

Comentarios