Oldushka
Tendencias

Oldushka

Reivindicar la belleza en la vejez

Cuando se habla de belleza, la gente suele pensar en modelos jóvenes (especialmente mujeres), debido a que esta imagen abarrota la publicidad de la mayoría de las agencias de moda, estudios de fotografía y tiendas de ropa. Este estereotipo tiene orígenes muy remotos y se ha ido modificando una y otra vez con el paso de los años gracias a distintos eventos. Uno de éstos tuvo lugar hace nueve años, con la creación de una agencia de modelaje para personas mayores.

Se trata de Oldushka, agencia senior que contrata hombres y mujeres mayores de cincuenta años, rompiendo con los estereotipos establecidos sobre la moda en el mundo. La idea comenzó con el fotógrafo Igor Gavar, de 31 años de edad y nacido en Omsk, Rusia, quien tomaba fotografías de los habitantes de la tercera edad que circulaban tanto en su ciudad natal como en Moscú y San Petersburgo.

La mayor inspiración de este fotógrafo surgió desde su propia familia. “Mi familia y antecedentes educativos juegan un papel importante en mi historia. Mis dos abuelas siempre se vestían genial. No todo el mundo puede mantenerse en forma a los 60”, comentó Gavar en una entrevista para Rossiyskaya Gazeta.

En el año 2011 creó un blog con sus fotografías y, con el paso del tiempo, el proyecto se fue sofisticando. “No necesitamos de esos modelos que siempre salen en televisión, con medidas estándar. En la vida real somos diferentes y las personas mayores también quieren tener buen aspecto y sentirse atractivas”, añadió Igor. Un año después, el blog ganó cinco mil euros, premio que le fue entregado por el Grupo Benetton como proyecto social cuya finalidad era brindar apoyo a las personas de edad avanzada en Rusia.

Foto: yuga.ru

DESPERTAR LA CONFIANZA

Los modelos toman Oldushka como un trabajo extra y, para muchos, el modelaje tiene un efecto terapéutico, pues aumenta la confianza que tienen sobre ellos mismos. “El fundador de la agencia me detuvo en la calle, yo tenía 65 años. Cuando él me propuso modelar, al principio no le creí. Después de todo, estoy en la edad en la que dejas de disfrutar el vestirte bien y de enfocarte en tu apariencia. Entonces te preguntas, ¿por qué molestarse? Pero esta profesión te revive y energiza de alguna manera.”, comenta Tatyana, una de las modelos, en un video para BBC.

Mientras la mayoría de las agencias se centran en jóvenes que en muchas ocasiones no llegan ni a los 20 años de edad, esta compañía ha optado por seguir el camino contrario, demostrando que la belleza no tiene edad ni fecha de caducidad al desafiar los cánones que se tienen establecidos.

El éxito de este proyecto es rotundo y cada vez más firmas quieren contar con sus modelos; algunas de ellas son Zara, Mango y JD Williams, que ya cuentan con modelos cercanos a las cinco décadas y que reflejan de manera perfecta cómo lucen algunas prendas en personas que no tienen veinte años, ni quisieran tenerlos. La industria de la moda se transforma, de modo que ahora se incluye un mayor rango de tallas, tipos de cuerpo y edades en los catálogos.

Lo que se pretende es eliminar la creencia de que belleza es sinónimo de juventud. La percepción hacia el envejecimiento cambia de acuerdo a variables culturales, sociales, económicas, políticas, biológicas y psicológicas que se han presentado a lo largo de la historia. Además, el envejecer no ha sido lo mismo para hombres que para mujeres, ya que a éstas se les ha excluido por siglos a un segundo plano, dándoles un papel doméstico y familiar.

Una de las modelos de Oldushka. Foto: nastroy.net

LA VEJEZ A LO LARGO DE LA HISTORIA

Durante la prehistoria, el principal objetivo del hombre era la supervivencia, que se podía cumplir de manera más segura en una tribu. El sistema productivo se basaba en una economía de subsistencia centrada en la recolección y la caza. La adaptación al medio era complicada y la esperanza de vida era corta debido a las enfermedades y luchas entre distintas tribus. Por ello, a quienes lograban llegar a los 30 años se les asociaba con algún evento divino y sobrenatural, además de ser consideradas personas de gran sabiduría, esenciales para la supervivencia y transmisoras de conocimiento. A estos supervivientes se les asignaban funciones de chamanes y brujos, ocupando el lugar más alto en la jerarquía social y siendo ejemplo para los más jóvenes.

Sin embargo, para los egipcios, la vejez era descrita como un período de debilidad que traía consigo una disminución de las capacidades visuales y auditivas, así como el deterioro de capacidades físicas y cognitivas.

Fue hasta la Grecia Antigua cuando el concepto de la vejez se deterioró más, ya que los griegos honraban la perfección a través del culto al cuerpo y la belleza; la vejez y la muerte generaban temor, tomándose como un inevitable castigo impuesto por la vida. Después de ver que el poder de decisión caía en manos de los jóvenes, se creó una institución aristocrática de ancianos que tenía ese mismo poder; pero, cuando los demócratas llegaron, perdieron esas facultades políticas y judiciales. Aun así, al anciano se le seguía considerando como transmisor de sabiduría.

El peor momento para la tercera edad fue el Renacimiento, ya que Europa Occidental se vio atraída por el legado de la antigua Grecia, plasmando esa influencia en el arte y las letras. Se inculcó un rechazo a la fealdad, a la imperfección y a la vejez.

Foto: cargocollective.com

ENVEJECER DIGNAMENTE

Actualmente, también se suele rechazar la vejez porque el sistema capitalista valora en gran medida la productividad. Como la mayoría de los ancianos ya no pueden trabajar, se les considera una carga y se les desplaza socialmente, cuando en realidad pueden aportar sus conocimientos y su experiencia a la comunidad.

En la industria de la moda, la belleza ha sido siempre asociada a la juventud, y hoy el entorno ha evolucionado de manera increíble. Con la aparición de estos modelos mayores, la moda destruye poco a poco los estereotipos que ella misma ha creado”, dijo Igor en una entrevista. Oldushka representa a más de 19 modelos cuyas edades se encuentran entre los 54 y los 80 años. En el sitio web es posible apreciar sus fotografías, luciendo cabelleras grises, así como arrugas y marcas de su edad, elementos que hacen de este proyecto algo especial. Muchos de estos modelos han protagonizado editoriales en revistas reconocidas, y han sido invitados a participar en la Semana de Moda en Moscú, en múltiples pasarelas y en videos musicales.

Oldushka es un pequeño paso para reivindicar esa última etapa de la vida que ha sido tan injustamente despreciada a lo largo de los siglos.

Comentarios