Vegetales feos
Gastronomia

Vegetales feos

Iniciativas que valoran a la comida “defectuosa”

Un tercio de lo que se produce en el campo a nivel mundial nunca llega a nuestras mesas. De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), esto se debe a un fallo en las cadenas de cosecha y de distribución y, en otras ocasiones, por decisión de los grandes supermercados que rechazan toneladas de frutas y verduras al año cuando no cumplen con estándares de estética y tamaño.

Visita el supermercado. Mira las frutas y los vegetales que se venden ahí. La mayoría tiene una forma perfecta. Pero no todos los productos frescos se ven así. A veces, los vegetales crecen torcidos o la fruta es del color “equivocado”. Esos alimentos imperfectos no se venden. En su lugar, se desechan. Pero algunas personas desean que los supermercados vendan frutas y vegetales “feos”. Dicen que es una manera de reducir el desperdicio de alimentos. Piensan que los consumidores comprarán y comerán esos alimentos.

Para contrarrestar el desperdicio de alimentos, por ejemplo, está el movimiento llamado Ugly Vegetables, en el cual se invita al consumidor final a que acepte las irregularidades en los vegetales y frutas y se olviden del "canon de belleza" establecido, ya que el sabor, textura y nutrientes son los mismos.

Nicolas Chabanne, empresario agricultor francés al frente del proyecto Gueules Cassées. Foto: chefenterprise.com

En Francia, uno de los colectivos con mayor impacto es Gueules Cassées del agricultor Nicolas Chabanne, quien a través de un sitio web vende esa comida "defectuosa" con un precio 30 por ciento menor al del supermercado, además de que ha hecho que en cadenas de autoservicio, como Carrefour, se tenga un espacio dedicado a la venta de comida fea. Esto tuvo un impacto positivo en el 2015, al darle salida a 10 mil toneladas de alimentos que se salvaron de ir a un depósito de basura.

El trabajo de Cassées ha inspirado a mucha gente alrededor del planeta, tal es el caso de uglyfood.com en Singapur donde, por una cuota mensual, llega a casa una canasta surtida de hortalizas, frutas y verduras que fueron rechazadas por los grandes supermercados. Ellos los canalizan con un 40 por ciento menos del precio al que se compraría en una tienda regular. Un mismo modelo de negocio fue adoptado en San Francisco, California, por Imperfect Food.

38 por ciento del consumo total de energía en el sistema alimentario mundial se utiliza para producir alimentos que se pierden o desperdician.Cuando vayas al mercado y veas una papa doble, o una zanahoria con dos piernas, no dudes en comprarla y llevarla a casa, verás que sus propiedades y sabor serán los mismos que una de forma regular. Aquí los "feos" merecen una segunda oportunidad.

Comentarios