Bosque Nuboso Palo Verde
Destino

Bosque Nuboso Palo Verde

Un rincón lleno de biodiversidad en Costa Rica

El Bosque Nuboso Palo Verde, una reserva natural ubicada en el centro de Costa Rica, se convierte en un rincón lleno de biodiversidad, con el ingrediente especial de caminatas y senderos para el avistamiento de más de una centena de aves.

Se trata de una reserva privada de 692 hectáreas, que busca atraer el turismo rural. Forma parte de la zona protectora del Ministerio de Ambiente y Energía entre los ríos Sombrero y Navarro, en la provincia de Cartago (centro).

Está ubicado a una hora y media de la capital, y es de interés nacional debido a la importancia del recurso hídrico que alberga.

En Costa Rica, país que cuenta con cerca del cinco por ciento de la biodiversidad del planeta, los bosques nubosos son sinónimo de caminatas, senderismo, riachuelos, neblina, humedad y frío; todo esto en medio de una exuberante vegetación.

El caso de Palo Verde no es la excepción. Ubicado a mil 750 metros sobre el nivel del mar en su punto más bajo y a dos mil 100 en la parte más alta, ofrece a los turistas una aventura bajo el aire puro de la montaña.

La oferta del lugar incluye senderos con varios niveles de dificultad, y distancias de dos, tres, cuatro, cinco y 11 kilómetros, dependiendo del gusto y la capacidad de cada persona.

Además cuenta con un sendero único para la observación de aves, que se encuentra alejado del resto para que los amantes de estas especies puedan estar en completo silencio.

"Entre las aves que se pueden observar en este momento (inicio del verano) que están empezando a llegar, podemos ver el pájaro campana, el quetzal, tangaras, jilgueros, soterrés y muchos otros. En total hay unas 115 aves en esta zona, yo he podido registrar 85 especies", explicó uno de los dueños de la propiedad, José Masis.

El quetzal puede ser avistado en esta zona. Foto: Notimex

En el caso de los mamíferos se pueden ver chanchos de monte, cabros, pizotes, ocetoles, olingos, armadillos y, con un poco más de suerte, dantas, jaguares y pumas, además de una infinidad de flora.

El Bosque Nuboso Palo Verde forma parte del Camino a Costa Rica, un trayecto que recorre 280 kilómetros entre el Pacífico y el Caribe, entre pueblos, veredas, reservas indígenas, bosques primarios y este bosque nuboso.

PROTECCIÓN AL MEDIO AMBIENTE

Costa Rica cuenta solamente con 51 mil 100 kilómetros cuadrados de territorio terrestre (un 0.03 por ciento de la superficie mundial) y alberga alrededor de 90 mil especies, un aproximado del cinco por ciento de la biodiversidad global.

En su área terrestre e insular protege, de forma estatal y privada, un total de 13 mil 030 kilómetros cuadrados, para un 25.5 por ciento. Su meta es llegar al 30 por ciento.

Las reservas naturales privadas son cuidadas y protegidas por sus mismos dueños, ya que permiten la captura de carbono en los bosques, el ecoactivismo y la protección de la biodiversidad, lo que constituye un paso más hacia la mitigación del cambio climático.

"Cuidamos el bosque porque tenemos la responsabilidad moral de cuidar el lugar de cazadores o cogedores de aves [...] Logramos detener los cuadraciclos y motos que estaban ingresando al sector porque espantan a los animales. Esa es nuestra consigna, proteger el medio ambiente", manifestó Masis.

El turismo es uno de los principales motores de la economía de Costa Rica y, debido a la crisis sanitaria, ha sido uno de los sectores más golpeados económicamente.

Datos del Instituto Costarricense de Turismo estiman una caída de aproximadamente el 65 por ciento de las divisas en comparación con el mismo periodo del 2019, año en que se reportaron tres mil 968 millones de dólares del turismo.

Comentarios