La bondades del policarbonato en la arquitectura
Arquitectura

La bondades del policarbonato en la arquitectura

Un elemento que potencializa los espacios

El diseño de interiores adquirió perspectivas diversas como la profundidad visual y la iluminación natural con el empleo del policarbonato, un material sintético que al surgir se le apreció poco. Después se le encontró una aplicación en la elaboración de discos compactos que fueron descontinuados en poco tiempo. En la actualidad se ha convertido en un aliado de los arquitectos al ofrecer libertad en el diseño para emplearlo en la organización de flujos, de la circulación y la visibilidad en espacios interiores.

Un accidente en el laboratorio, como suele ocurrir con descubrimientos destacables, derivó en la creación de un polímero versátil que se está convirtiendo en un material común en la construcción, el policarbonato. En 1928 el investigador E.I. Carothers, entonces colaborador de la empresa Du Pont, buscaba elaborar un material estable; durante los ensayos obtuvo un elemento nuevo, con una resistencia mayor a los plásticos elaborados hasta el momento y una transparencia similar a la del vidrio.

El hallazgo fortuito de Carothers se reprodujo dos décadas después logrando su réplica en laboratorio; se atribuye a H. Schell, de la corporación Bayer, la fabricación controlada de los policarbonatos. Su comercialización comenzó en 1959 sin mucho éxito. Aunque se trata de un reciente producto no tóxico y transparente, fue hasta la década de los setenta cuando se promovió con mayor vigor hasta ser adoptado por los constructores.

El policarbonato resultó ser un material versátil, se introdujo en el ámbito médico sustituyendo al vidrio debido a su facilidad para esterilizarlo y por su condición desechable (un aspecto adverso al no facilitarse antaño su recuperación inmediata). Algunas fuentes de Internet indican que la masificación del policarbonato ocurrió primero en Italia y posteriormente en América.

Para una mejor referencia, este material constituye más del 90 por ciento de los discos compactos (CDs), pasados de moda; fue el primer producto que masificó el uso del policarbonato, le siguieron la fabricación de botellas de agua.

Foto: archdaily.mx

Entre sus cualidades se destacan propiedades ópticas, la posibilidad de absorción de los rayos ultravioleta del sol (UV) y su resistencia a los impactos, de tal forma que la sustitución del vidrio se aceleró para finales del siglo pasado.

Los policarbonatos se califican como termoplásticos por la posibilidad de moldearlos en caliente, y con el calor también pueden ser reformados. Son estables en su forma debido a sus propiedades mecánicas y escasa combustibilidad, son amorfos, transparentes, estables frente al agua y los ácidos, y eficaces para aislar la temperatura.

Sus atributos le abrieron la puerta para usos industriales en el sector electrónico, en el diseño de aplicaciones domésticas, en la elaboración de muebles y equipos de oficina; se emplea en la industria de la construcción, en la ingeniería automotriz; también se producen envases de alimentos y bebidas, así como dispositivos médicos y equipos de seguridad. Y en la arquitectura se está empleando con fines estéticos y de iluminación.

DEL CD AL TRAGALUZ

El policarbonato es un material cada vez más utilizado en la construcción de edificios y viviendas, especialmente en cerramientos y fachadas. Esto se debe principalmente a la transparencia que lo define, la cual permite aprovechar la luz natural del sol, reduciendo el gasto de energía derivado del uso de luz artificial”, publicó el portal Área Arquitectura Design, destacando la vinculación que permite entre exteriores e interiores debido, precisamente, a la transparencia y resistencia del material.

Su ligereza posibilita su uso en vanos amplios; cuando se refiere a resistencia, no solo es a los impactos, también al paso del tiempo. Su composición química impide la erosión natural ocasionada por los rayos UV y, también debido a su fórmula, resulta seguro frente a temperaturas extremas: es capaz de soportar fríos de menos cuarenta grados centígrados, hasta calores que superen los cien grados Celsius.

Hotel multicolor inspirado en el juego Tetris, de Dutch Design Week y MVRDV. Foto: archdaily.mx

¿Una cualidad más? Su propiedad acústica. La inclusión del policarbonato logra la separación de los espacios pero a la vez su vinculación por la transparencia; también aísla el sonido, impidiendo la contaminación acústica de un exterior ruidoso, para mantener el silencio de un espacio interior, sin perder el contacto visual entre escenarios opuestos.

Entre algunos de sus usos más socorridos están sus aplicaciones a la mampostería, utilizándose como juntas de unión, también como refuerzo para bóvedas en naves industriales, grandes almacenes o centros comerciales, gimnasios y piscinas”, destaca el portal de Internet de referencia, en el cual también se incluye la aplicación de este material en los muros de cortina, en las fachadas translúcidas con aislamiento térmico, en las cubiertas, en el diseño de lucernarios, ventanales y marquesinas. El policarbonato también es utilizado para la construcción de cubiertas de dientes de sierra en naves industriales.

Además puede encontrarse en el mercado con un amplio abanico de colores, posicionándolo como un material sumamente versátil para el diseño de interiores.

POLICARBONATO INTELIGENTE

La industria automotriz ha sacado provecho del polímero de alto rendimiento, personalizando el diseño de accesorios y desarrollando superficies inteligentes. El policarbonato en este sector industrial posibilitó la reducción del número de ensambles, de costos y de la complejidad en la manufactura sin arriesgar la resistencia y el toque estético.

Las cualidades físicas y químicas las han traducido los diseñadores industriales como un valor, el de la versatilidad que propicia la libertad en el diseño, porque “se utilizan en superficies de geometrías complejas, con colores y texturas de una capacidad estética superior, tanto visual como táctil, lo que brinda al interior del vehículo una apariencia de diseño sofisticado con piezas completas, simples y ergonómicas”, sustentó por su parte el portal Ambiente Plástico, al referirse a su aplicación en el diseño automotriz.

Café submarino en Kunming Shi, China. Foto: archdaily.mx

Como otros polímeros, éste es un derivado del petróleo que puede ser moldeado por diversos procesos obteniéndose láminas, perfiles, tubos o combinaciones personalizadas dependiendo del interés. Esta versatilidad posibilita la construcción de tragaluces con techo plano o curvo, que faciliten la distribución de luz al interior de las estancias; separación de espacios interiores sin condenar a la oscuridad los rincones divididos.

ArchDaily muestra un diseño donde la cualidad térmica es fundamental, al referirse a la creación de muros en lugares cálidos, que permiten la entrada de luz y a su vez impiden el ingreso del calor y rayos UV.

En otro uso único del material, Dominio Architects reconoció que sus clientes, una pequeña agencia creativa en Tokio, necesitarían flexibilidad a pesar del limitado espacio disponible. Al diseñar lo que llamaron una sala de discusiones para la oficina, los arquitectos segmentaron el espacio en cuatro áreas que podrían facilitar discusiones breves e intensivas para cuatro proyectos activos a la vez”. La segmentación fue posible mediante la inclusión de paneles portátiles de policarbonato que dividen temporalmente los espacios.

El café submarino en Kunming Shi, China, es para ArchDaily el diseño “más dramático”: “El uso de materiales reflectantes, transparentes y de color azul, recrea el color y el juego de luces del mar profundo, pero aún se siente urbano y contemporáneo como un café en el corazón de la ciudad”, reseñó el portal de Internet.

En los ochenta, cuando se extendió el uso de este material para fabricar discos compactos, no se tenía aún la respuesta para su reutilización. El desarrollo tecnológico permite su reciclaje, brindándole con esto una cualidad más al polímero derivado del petróleo.

Comentarios