Le Château du Tarot
Tendencias

Le Château du Tarot

Alta costura mágica y surrealista

En enero, la marca de lujo francesa Dior presentó su nueva colección primavera-verano de Alta Costura a través de YouTube, la cual está basada en las cartas del tarot de Milán del siglo XV, dándole vida a esta baraja y a sus personajes por medio del Haute Couture.

El viaje virtual fue llamado Le Château du Tarot (El castillo del tarot), en el que se mostraron las instalaciones de un castillo imaginario y las representaciones de algunas cartas de esta baraja enigmática, como lo son La Papisa, El Tonto, El Ahorcado y hasta El Diablo.

ORIGEN

La inspiración de esta colección tiene que ver con el fundador de la marca, Christian Dior, de quien se cuenta que era un hombre supersticioso. Se dice que acostumbraba, antes de presentar alguna colección en desfiles de moda, acudir a que le leyeran las cartas para conocer su suerte y fortuna.

Maria Grazia Chiuri, actual directora de la casa de moda, interpretó las siluetas y estética medieval a través de un estudio de las cartas del tarot más antiguas del mundo: la baraja Visconti-Sforza del siglo XV ejecutada por el artista Bonifacio Bembo para el duque de Milán.

A pesar de que la excentricidad de Dior no es algo que se haya ocultado en la historia de la maison, Chiuri prefiere pensar diferente sobre esta creencia. En una entrevista dada a Vogue Inglaterra, la directora señaló algo interesante: el contexto social en el que Christian Dior se encontraba, puesto que este gusto por lo esotérico coincide con el auge de la Segunda Guerra Mundial, una época dominada por el miedo y la desesperanza.

Maria Grazia ve esta fascinación del diseñador como una manera de escapar de una realidad tan distópica como la que vivía en su juventud. Fue una forma de devolverle a la vida cierta magia y color, algo en lo que, según sus palabras, coincide con él en estos tiempos de pandemia y por lo que también ella empezó a interesarse por estos mazos llenos de misterio y de magia.

Foto: wday.ru

LA VERDAD DEL TAROT

En un video informativo hecho por la misma maison Dior, se relata la historia de esta hermosa y extravagante baraja. Se habla acerca de la familia Visconti-Sforza, quienes reinaron Milán por casi 200 años, y de lo que representaba en esos años tener este tipo de mazos.

En la época renancentista, el tener un juego de tarot, al igual que cualquier tipo de arte, era considerado un símbolo del estatus social al que una familia pertenecía. Era una muestra de prestigio y poder. El duque de Milán consideraba necesario tener este tipo de arte, por lo que solicitó que sus cartas fuesen cubiertas por láminas de oro y es por ello que se mantienen en buen estado hasta nuestros días.

En las cartas de tarot hay figuras femeninas y masculinas, y estas son equitativas en todos los mazos. Es decir, la mitad de las figuras en el mazo corresponden a seres masculinos y la otra mitad a figuras femeninas, lo cual lo hace especial, puesto que en esos tiempos el papel de la mujer en la sociedad era inferior.

CONTROVERSIA

Entre las figuras que se pueden encontrar en estas barajas, las que han llamado más la atención y escandalizan a muchas personas son: El Diablo, La Muerte y El Ahorcado.

A pesar de que la creencia de que estas cartas tienen el poder de predecir la fortuna de las personas empezó a finales del siglo XVIII, los personajes que muestran tienen un significado más antiguo, por lo que figuras como las mencionadas anteriormente tienen un sentido más profundo del que la sociedad moderna le ha dado. En el video se habla, por ejemplo, del significado de La Muerte en el tarot, que es el renacer: “Cuando algo muere, otra cosa nace”.

La Papisa también es una de las figuras más controversiales y enigmáticas del mazo, pues fuera de las leyendas y mitos dentro del Vaticano, nunca ha existido una papisa. Esta carta representa la sabiduría espiritual.

Foto: wday.ru

EL CASTILLO DEL TAROT

El cortometraje dirigido por Matteo Garrone, ganador del Festival de Cannes a mejor director y quien ya había dirigido la muestra de la colección de verano de Dior, cuenta la travesía de una joven que va a que una tarotista le lea las cartas. Con la pregunta “¿Quién soy?” comienza su caminar en un castillo surrealista, donde en cada sala hay alguna figura de este mazo.

En el castillo se aprecian figuras como La Justicia, La Templanza, El Loco, La Luna, La Estrella, entre otros Arcanos Mayores, como comúnmente les dicen las personas conocedoras del tarot. Cada figura le muestra a una mujer y a un hombre en la historia, el camino que cada uno debe tomar para coincidir y cumplir su destino.

Los vestuarios de cada arcano reflejan la visión de Chiuri de la vestimenta medieval con un toque moderno, una alta costura que combina el pasado y el presente de una manera mágica y elegante. Los colores dominantes en toda la colección son el dorado y el verde olivo, haciendo alusión a la riqueza y a la naturaleza, aunque hay vestimentas en las que predominan tonos como el plateado o negro, como en el caso de La Luna.

Una de las figuras que causó mucha curiosidad, a su vez que fascinación, fue El Loco, quien cuenta con la vestimenta más colorida de toda la colección, simbolizando así los nuevos comienzos y a la juventud.

La colección fue un éxito en cuanto se anunció el cortometraje, trayendo al mundo de la moda una esperanza para sus adeptos, quienes cada día se desencantaban de las nuevas colecciones. Dior imprimió a la moda la magia y el misterio que se necesitaban y alzó al tarot a la más alta costura.

Comentarios