Hacia un turismo bioseguro
Destino

Hacia un turismo bioseguro

Los esfuerzos de Bolivia para reactivar el sector

Capacitando a los guías para obtener certificaciones y protocolos para la COVID-19, Bolivia apunta a promover el turismo bioseguro, y así reactivar este sector que ha sido uno de los más golpeados por la pandemia y que pretende resurgir a través de estas acciones para dar más seguridad a los visitantes.

La viceministra de Turismo, Eliana Ampuero, manifestó que alrededor de 700 prestadores de servicios turísticos de Bolivia han realizado una capacitación sobre la aplicación de protocolos y normativas de bioseguridad contra la COVID-19, con la finalidad de contar con una certificación para ofrecer un "turismo bioseguro".

"Estamos encarando en conjunto la reactivación del turismo a partir del desarrollo interno, están presentes los operadores de turismo legalmente constituidos que han sido certificados como prestadores de servicios turísticos bioseguros y es un elemento fundamental", expresó la viceministra.

De la misma forma, el presidente de la Federación Boliviana de Guías de Turismo, Alan Huaman, sostuvo que con apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) realizan este curso virtual para obtener la certificación.

Huaman comentó que en este curso reciben conocimientos sobre protocolos, identificación de lugares para la atención médica, las medidas que se deben cumplir al ingreso y salida de algún destino turístico, kits de emergencia, la seguridad en transporte, entre otros puntos que ayudarán a cuidar la salud de los visitantes.

Según Huaman la situación de los guías turísticos en el país por la pandemia ha generado que alrededor del 98 por ciento de los asociados a esa federación, que aglutina a al menos 600 servidores, se hayan quedado sin trabajo, por lo que buscan otras alternativas.

"Nosotros hemos visto en la cadena productiva más de 380 mil trabajos afectados vinculados al turismo", indicó el representante.

Además acotó que son alrededor de 13 meses que se han visto afectados por los problemas sociales y políticos tras las elecciones fallidas de ese año, y por la pandemia.

Foto: Behance / Tika Michel

En tanto, el parque Nacional Toro Toro en Potosí ha sido certificado como el primer sitio turístico bioseguro del país y se espera que otros de los destinos más emblemáticos también logren la misma certificación.

DATOS EN CUATRO MESES

Por su parte, la viceministra indicó que entre las medidas para reactivar el sector está impulsar el turismo interno promoviendo decretos en los que incentivan que los funcionarios públicos visiten destinos turísticos del país.

Ampuero sostuvo que desde noviembre del año pasado a marzo de este año hubo un crecimiento del 20 por ciento del flujo de turistas locales a los distintos destinos turísticos del país. Además, trabajan en identificar "segmentos de demanda emergente" extranjera para promover los destinos cuando la COVID-19 cese.

En 2019 arribaron al país alrededor de 1.2 millones de visitantes, mientras que en 2020 el flujo fue un poco más de 300 mil, según Ampuero.

"Esto impacta en la generación de divisas minimizando el ingreso de estos recursos económicos a Bolivia", sostuvo la viceministra.

Es así que realizan algunas ferias para promover los destinos turísticos para que los locales viajen.

Una de las promotoras de estos servicios del Turismo Solidario Comunitario (Tusoco), Wendy Lucana, comentó que de los 24 emprendimientos comunitarios con los que trabaja, muchos cerraron sus puertas y se dedican a la ganadería u otras actividades al ver que la situación del turismo no cambia, pero que aún tienen la esperanza de que resurja el sector.

"Esperamos que el turismo sea una gran oportunidad para reconocernos, reencontrarnos y apoyarnos y qué mejor oportunidad que el turismo comunitario para conocer nuestro patrimonio, nuestra cultura y nuestra gente", indicó Lucana.

Comentarios