El Ministro de la Soledad
Familia

El Ministro de la Soledad

Japoneses recienten la pandemia en aislamiento

Ilustración de portada: Freepik

Cerrando los ojos se apaga el universo,

pequeño telón para escenario tan inmenso.

¿Te falta algo? ¿Te sientes solo? No importa,

pues un corazón grande se llena con poco.

Xhelazz

Japón cerró el año 2020 con 20 mil 919 suicidios, 3.7 por ciento más que en 2019. Se trata del primer aumento de suicidios en más de una década dentro de la nación asiática, siendo mujeres (seis mil 976) y jóvenes (479) los estratos con las tasas más altas.

Las autoridades señalaron a la pandemia por COVID-19 como una de las causas, pero no por la acción del virus en sí, sino por el aislamiento, por la carencia de contacto social que este generó en las personas.

Es sabido que el aislamiento individual y el suicidio son factores que han afectado a Japón en su historia moderna, pues el país es el sexto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) más afectado en la materia. A pesar de la interconectividad, los nipones se enfrentan a otra clase de epidemia social denominada hikikomori.

Fue en 1998 cuando el psiquiatra japonés Tamaki Saito empleó por primera vez el término en su libro Hikikomori. Adolescence without end (Hikikomori. Adolescencia sin fin). La palabra está formada por los vocablos hiki (retroceder) y komoru (entrar).

Saito definió el síndrome como “aquellos que se retiran completamente de la sociedad y se mantienen en su casa durante un periodo mayor a seis meses, con un inicio en la última mitad de los 20 años y para quienes esta condición no se explica mejor por otro trastorno psiquiátrico”.

La presencia del hikikomori se ha atribuido a la dura tradición de la sociedad conservadora en Japón, donde las largas jornadas laborales, el honor de la familia y la vergüenza al hablar sobre la depresión suelen menguar el temple de los jóvenes.

Si bien el eco de este síndrome podría explicar en cierta medida el repunte de casos referido a los jóvenes, la incógnita se dirige hacia la gran cantidad de mujeres japonesas que optaron por el suicidio durante 2020.

Se cree que los suicidios entre mujeres han aumentado por el incremento de la violencia doméstica durante la pandemia. Foto: Behance / Lidia Tomashevskaya

Tal vez una respuesta se pueda encontrar en un artículo publicado por la BBC, en el testimonio de Jun Tachibana, una joven japonesa que, cansada de la violencia que sufría en casa, decidió fundar Bond Project en 2009 para ayudar a otras mujeres que como ella buscaban ayuda.

Tachibana afirma que la pandemia ha acrecentado el maltrato de hombres hacia mujeres japonesas, pues al estar más tiempo en casa, los varones suelen atacar con mayor frecuencia a sus hijas, hermanas y madres.

Otro factor es que en Japón ha aumentado el número de mujeres solteras, quienes desafían los roles tradicionales de género que aún imperan en esa nación. En ese mismo artículo, la investigadora Michiko Ueda revela que las industrias más afectadas por la pandemia son las que cuentan con personal femenino, entre ellas destaca el turismo, el comercio minorista y el sector de alimentos.

Las jóvenes en Japón también son más propensas a tener trabajos precarios, mismos que sucumbieron en la reciente crisis económica. Encontrarse solas en el desempleo puede ser otra de las causas de que incrementaran los suicidios del género femenino.

Expertos también coinciden en que hay repuntes de suicidios cada que un famoso se quita la vida. Un ejemplo fue el suicidio de la actriz Yasuyuki Shimizu, quien decidió atentar contra sí misma en septiembre de 2020. El acontecimiento provocó que 207 mujeres se suicidaran en los 10 días posteriores.

LA MISIÓN

Tras la problemática, el gobierno japonés, en voz del primer ministro Yoshihide Suga, dio a conocer el pasado 12 de febrero que Tetsushi Sakamoto asumiría el cargo como “Ministro de la Soledad”. Esta no es una idea nueva, pues en 2018 Reino Unido había tomado una medida similar al crear su propio Ministerio de la Soledad, para revertir las afectaciones que el aislamiento individual provoca en nueve millones de británicos.

Tetsushi Sakamoto, Ministro de la Soledad en Japón. Foto: rudaw.net

Nacido en la ciudad de Ozu, prefectura de Kumamoto, Tetsushi Sakamoto ha sido un activo político japonés. Su formación profesional incluye conocimientos en derecho y ciencias sociales. Actualmente, está afiliado al lobby revisionista Nippon Kaigi, pertenece al Partido Liberal Democrático y es miembro de la Cámara de Representantes de Japón.

Tetsushi Sakamoto tendrá que sumar su trabajo con el Ministerio de Revitalización de Regiones, para coordinar una campaña ante un fenómeno que se ha intensificado con el descenso en la natalidad y la masificación de la soledad en las urbes.

Según señala la experta Junko Okamoto, uno de los principales retos para el Ministerio de la Soledad en Japón es hacer trabajo de campo y recopilar estadísticas sobre un fenómeno que pocos japoneses ven como problemática. Es decir, en la isla muchas personas se encuentran solas pero se niegan a aceptarlo, se trata de un estigma social.

Y es que el japonés está programado para rechazar la connotación negativa de la soledad, pues suele verse obligado a resistir las adversidades y asume la soledad como un reto que se debe asumir sin refutaciones.

Aunque la situación preocupa en demasía al gobierno japonés, este no suele publicar estadísticas sobre las muertes ligadas a la soledad. Sin embargo, según los cálculos de la Asociación para Tomar Medidas para Prevenir la Muerte Solitaria en Japón, cuatro mil 448 japoneses murieron solos en 2020. El 14 por ciento de estos cuerpos fueron hallados entre uno y tres meses después de su muerte.

Comentarios