País de las cosas rotas
Opinión

País de las cosas rotas

Miscelánea

¿Por qué invierte tanto en la educación?

Porque los ignorantes nos cuestan mucho dinero

Angela Merkel

Que quede claro que en este país mando yo, y si me equivoco vuelvo a mandar. Y así nomás, sin el estudio ni la información que requieren proyectos de tal envergadura, destruye un aeropuerto y ordena a los militares (que ahora sirven lo mismo para un barrido que para un trapeado) que construyen otro. Total, a ver que sale. ¡Corrupción!, ¡corrupción!, chilla en las mañaneras. Acusa, amenaza, insulta: los intelectuales son orgánicos, los empresarios la encarnación de la corrupción. Los profesionales que han obtenido postgrados en el extranjero, han hecho mucho daño al país. El INE es corrupto, y hasta la Constitución; construida con la lucidez y el esfuerzo de muchas generaciones, le incomoda. Va contra todo.

¡Corrupción! ¡corrupción! Bartlet, Gomez Urrutia, Lozoya, el militarote rescatado de la justicia en USA; con la bendición del amo todos quedan limpios. De Pio López, Felipa Obrador y una larga lista de corruptos cercanos, él tiene otros datos. Corrupción, grita para proteger al compadre violador. ¡Corrupción! y abraza a los narcos. Como todo machín, su palabra es la Ley. Ahora va también por los libros de texto (que por cierto no son gratuitos, porque como las vacunas y las ayudas sociales, se pagan con los impuestos de los molestos, traidores, neoliberales) que en tiempo récord, se modificaron para adoctrinar a 15 millones de niños de escuelas públicas y privadas con rancias ideas marxistas, cuyos erráticos resultados son evidentes en la sufrida Cuba y en la Venezuela herida.

Hay a ver que sale, ya cuando los libros estén impresos podremos decir mira, no nos gustan o si nos gustan”, dijo el presidente de la Cámara de la Industria Editorial. Y si no nos gustan ¿qué? Pues hay se va. Según la prueba PISA 2015 (el informe sobre educación más reconocido en el mundo-, México se ubica en el último lugar de desempeño educativo entre los países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) lo cual; le viene como anillo al dedo al gesticulador. Una sociedad educada no es dócil ni manipulable.

Baste recordar que una de las primeras decisiones de la 4T fue echar para atrás la urgente Reforma Educativa. Hasta donde yo sé, el único presidente en Latinoamérica que ofreció y cumplió: “Vamos a invertir primero en educación, segundo en educación, tercero en educación”; fue es el respetabilísimo José Mujica, hoy expresidente de Uruguay, quien en su momento declaró: “Un pueblo educado tiene las mejores opciones en la vida y es muy difícil que lo engañen los corruptos mentirosos”. Esa es la razón por la que nuestros gobernantes apuestan por la ignorancia del Pueblo: esa vaguedad que consiste en hacer de alguien Ninguno. La nada que de pronto se individualiza, se hace cuerpo, se hace chairo, son mascotas. “El Pueblo, o sea Don Nadie. El invitado que no invitamos, el hueco que no llenamos. El círculo se cierra y la sombra de Ninguno, se extiende sobre México y lo cubre todo”, escribió visionario Octavio Paz en El Laberinto de la Soledad. La ignorancia autosatisfecha, la vulgaridad de sentimientos, el trabajo mal hecho. La estampita, el fuchi caca, los otros datos. Un ganso que no se cansa, que no deja de romper, de destruir, de fragmentar.

El gesticulador mañanero y su equipo que ahí donde tenían la dignidad, apenas les va quedando un muñoncito. Percibo a México rumbo a ese precipicio que es el la dictadura, el comunismo, el desastre social que he visto en Cuba Pobreza, prostitución, racionamiento, corrupción.

Profesionales que no ganan lo suficiente para las tres comidas. ¡Terror! Godzilla destruye la ciudad a manotazos y yo no encuentro donde esconderme. Despierto sudando, pero cuando recupero la consciencia y me doy cuenta de que la realidad supera mi pesadilla, apago la luz y me vuelvo a dormir.

Comentarios