Alsacia Plaz
Tendencias

Alsacia Plaz

Cartografía del placer femenino

Alsacia Plaz tomó una decisión trascendente: creó una cuenta en la plataforma Only Fans usando su personaje Saci para cubrir los gastos de operación de su padre.

Su determinación le ha valido comentarios de apoyo, pero también de repudio por la naturaleza de su propuesta. Saci, y en algunas ocasiones el personaje Alejo, protagoniza encuentros eróticos donde el desnudo, la autoexploración y el placer tienen una mirada femenina. Es una nueva forma de educar y compartir con el público masculino que la sexualidad de la mujer todavía es un mar por descubrir.

Plaz es una artista nacida en Caracas, Venezuela, actualmente radicada en España. Estudió comunicación social en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). El trabajo más representativo de su carrera es el proyecto Azúcar y Sal, donde Saci, Alejo y Pimienta figuran en historias llenas de dulzura chusca.

Por el momento tiene alrededor de 1.4 millones de seguidores en Facebook y 492 mil en Instagram. Alsacia también se dedica a las caricaturas, cuentos y retratos personalizados. Trabajó para organizaciones como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y para marcas como Jesús Peiro, Perfumerías Primor, Ava Women e Íntima. Su Only Fans es la primera cuenta donde un personaje animado es la actriz principal.

 

Foto: Cortesía de Alsacia Plaz

AZÚCAR Y SAL: UN REGALO DE AMOR Y CARIÑO

Todo comenzó en el 2012 con un simple cuaderno de clases, cuando su actual pareja, Alejandro (también conocido como Alejo), se fue de vacaciones a Europa. Desde ese momento, ella empezó a dibujar cómics basados en las historias que habían vivido juntos antes de su partida. Aunque él sólo se fue por un mes, Alsacia (o Saci) lo extrañaba mucho. A finales de ese mismo año, subió el material a Facebook y, para su sorpresa, una de las imágenes se compartió un millón de veces. El estilo de Plaz desborda dulzura. Saci y Alejo son los protagonistas del proyecto, aunque en algunas ocasiones se les une Pimienta, un alter ego de la hermana de la artista. Los tonos pasteles, las reflexiones y la apariencia enternecedora de sus dibujos, son su sello principal.

La vida de Plaz fue marcada por el dibujo. Desde bebé le gustaba pintar paredes. Y aunque estudiar diseño gráfico es uno de los sueños que aún no cumple, esto no es impedimento para publicar su trabajo.

Los primeros años de Azúcar y Sal fueron anónimos para que la gente no se enterara que era ella la dueña del trazo, en especial su madre, porque los temas trataban sobre muchas situaciones de pareja. Gracias a esa imagen, comenzó a ganar popularidad. La gente comenzó a buscarla para pedirle comisiones; de esa forma, su arte se viralizó poco a poco. Según palabras de Plaz: “el país donde tengo más seguidores es México. No sé cómo llegó primero a México que a mi país y a Colombia”.

Entonces, al padre de Plaz le detectaron cáncer de colon y debían operarlo de emergencia. Ella tenía que cubrir el costo de la cirugía debido a la situación económica y social en su país de origen: los medicamentos eran de difícil acceso y los hospitales no brindaban el servicio de urgencia necesario. Alsacia decidió abrir una cuenta de Go Fund Me, una plataforma que permite recaudar fondos para diversas causas. Afortunadamente, con las donaciones logró operar a su papá. Sin embargo, en diciembre del 2020 se le complicó una obstrucción intestinal. Aunque ya no tenía cáncer, la cicatriz de la operación le generó este problema. Por el momento, él necesita una intervención para volver a conectar sus intestinos. Ante el panorama, Alsacia decidió volver a Go fund me; asimismo, puso a la venta productos, como carteras y tazas de Azúcar y Sal, pero las ventas no dieron el resultado esperado.

PERDISTE EL VALOR COMO MUJER…

Debido a la situación, la dibujante pidió consejos a sus seguidores. Entre todas las propuestas, se podía leer en uno de los comentarios “hazte un Only Fans que tú eres guapa”. Aunque la intención era en tono de broma, su seguidor le explicó que las chicas ganaban mucho dinero en esa plataforma. Ella investigó las dinámicas de la plataforma y en efecto, había un buen recibimiento del público hacia el contenido erótico. Después de pensarlo mil veces, abrió su cuenta en la plataforma e hizo lo que siempre ha sabido hacer: dibujar a Saci, aunque esta vez explorando su lado más sensual.

La idea comenzó a tener éxito. A una semana de la apertura logró juntar la mitad del dinero para la operación. Sin embargo, mientras unos la apoyaban en esta nueva faceta, también recibió repudio de otros, en especial de gente muy cercana a ella.

Me preocupé porque mi marca Azúcar y Sal ya tenía un estatus de ser bastante tierna, rosa. Pensé ‘puedo estar lanzando por la borda mis caricaturas, puede que la gente deje de seguirme, puede que le caiga mal a mi marca’. Dar ese giro tan grande me dio miedo”, compartió Plaz. Pero cuando vio que no existía una cuenta de Only Fans para un personaje animado, decidió tomar el riesgo y hacer un arte paliativo cuya meta sigue siendo la recuperación de su padre.

Hace poco, el Only Fans de Azúcar y Sal alcanzó alrededor de 300 suscriptores. La comunidad pequeña y picante se distingue de su público de Facebook e Instagram. En torno a la percepción de Plaz sobre sus seguidores, ella explicó: “Me han respetado más los del Only Fans que los de Instagram o Facebook y hasta gente conocida. Es más de lo que yo pensaba que iba a recibir porque yo la verdad nunca pensé que la gente pagaría por ver a una muñeca. Se portan bien, son buenos muchachos”. En su mayoría, Saci recibe el apoyo masculino, aunque también hay mujeres dentro del colectivo.

Cuando Alsacia decidió publicar la noticia en sus cuentas de Facebook e Instagram, recibió diversos comentarios. Muchos de ellos externaron el apoyo total a su proyecto y escribieron palabras de aliento y de ánimo, pero otros mostraron repudio y odio. Ella tenía en claro la reacción del público, sabía que iba a encontrarse con personas ofendidas y, por lo tanto, perdería seguidores. A pesar de las reacciones negativas, la artista no se lo tomó personal. No los culpa porque cree en la diversidad de pensamientos y sentimientos, pero también considera importarte respetar la libertad del otro.

Tacharla de prostituta, acusarla de perder el respeto por sí misma o señalar que ya no valía lo mismo como mujer, fueron las piedras lanzadas contra Plaz. A pesar de la negativa, ella trató de comprender la situación: “Aunque me he sentido mal, yo sé que son comentarios llenos un poco de miedo y de ignorancia. Yo no opino que una chica por tomarse una foto en Only Fans pierda valor como mujer, ni yo, mucho menos que estoy ilustrando. Estoy ilustrando un trabajo muy honesto”.

Alsacia trata de no tomárselo a pecho y sólo considerar las opiniones positivas. Hay otras cosas más importantes y no quiere perder tiempo con los comentarios malos. No desea darse por vencida y deprimirse. Si lo hace, no dibujará; y si no dibuja, su papá seguirá grave.

Foto: Cortesía de Alsacia Plaz

SACI, CARTOGRAFÍA DEL PLACER FEMENINO

Los cambios existen y generan miedo. El rechazo provoca temor. El desprecio proyecta odio. Y del repudio nace el tabú, aquello sobre lo que no debería hablarse. La educación y la apertura al diálogo son elementales al momento de tratar este tipo de cuestiones, más si se habla de la sexualidad femenina.

La dibujante reconoce la importancia de seguir educando a la gente. Además, considera que todavía hay mucha ignorancia, prejuicios y falta de información respecto al tema. La tendencia de Plaz dentro de su cuenta se basa en la introspección del desnudo y la autoexploración femenina representadas a través de diversas técnicas, como la tiza, el dibujo y la animación digital. Saci se lleva el protagónico.

En un principio Alsacia decidió proyectar a Saci desnuda porque sabía que su público meta iban a ser hombres. Ellos no sólo querían ver a su caricatura sin ropa, sino también deseaban conocer y explorar la sexualidad femenina a través de su personaje. A Plaz le es más fácil hablar de ese tema porque ella es mujer, además de que considera el desnudo como arte.

A pesar de esta atrevida fase, Azúcar y Sal sigue manteniendo el estilo tierno tan característico de su obra. Aún no se pierde la reflexión y la alegría en Saci porque existe un equilibrio dentro del propio estilo de la dibujante. Ella no desea exaltar lo vulgar, sino el amor ligado a un erotismo estético y complaciente.

Only Fans permite el diálogo entre los creadores de contenido y los seguidores; por esa razón, recibe constantes ideas sobre nuevo contenido. “Los chicos también me dan ideas, queremos ver esto, queremos ver otro. Yo trato de adaptarme un poco a lo que me piden”, compartió Plaz.

Pero, a pesar de las solicitudes, ella impregna algo muy propio en su arte erótico: la autoexploración. La artista lo considera un aspecto importante. A través de ello hace una crítica a la pornografía tradicional: “Estamos acostumbrados a que el hombre va y hace todo a lo bestia. Siempre el placer femenino está como secundario. Me gustaría que los hombres se den cuenta que las mujeres también queremos sentir placer a nuestra manera, (que conozcan) cómo nos tocamos, cómo nos vemos y cómo nos satisfacemos a nosotras mismas”.

 Foto: Cortesía de Alsacia Plaz

Educar y compartir experiencias, como señalar dónde queda el clítoris, logra crear aprendizaje. Al erotizar el placer de la mujer y empoderarse con ello, genera diálogo y apertura. En una de sus obras se puede visualizar un sexo femenino abierto al universo, representando, según palabras de Plaz, “un infinito de posibilidades de placer adentro de nosotras y un universo capaz de no solamente dar placer, de dar vida”. La autoexploración es un tema muy bien recibido no sólo por el público masculino, también por las suscriptoras. Ellas le han dado las gracias por enfatizar la masturbación femenina e incluso dar a entender que las chicas también gozan de esa experiencia. Alsacia define su arte erótico con bastantes adjetivos: educativo, versátil, romántico, inspirador, gracioso, libertador y con un propósito: salvar la vida de alguien.

Aunque al principio se sentía un poco incómoda, ella pensaba seguir con su cuenta de Only Fans hasta obtener el dinero para la operación de su padre. Pero mucha gente le ha pedido que lo continúe, incluso ha recibido suscriptores por tres meses. En estos momentos, Plaz se está dejando llevar por la vida. No pensaba llegar tan lejos como hasta ahora, pero debe seguir su curso y seguir inspirándose. Por el momento, continuará con esa tendencia.

En cuanto a Azúcar y Sal, la artista seguirá con su marca sin mezclar ambos tipos de contenido. Aunque aún está en proceso de amar su nueva faceta como dibujante de contenido erótico, ha aprendido mucho y eso le gusta. Por ejemplo, presume la mejoría de su anatomía y ángulos en el dibujo. Aún así, a pesar de las constantes luchas, Alsacia sabe muy bien cuál es su meta. Siempre será el hada madrina de su padre sin importar las consecuencias y, de paso, enfatiza en la visualización y apropiación de la sexualidad femenina.

Comentarios