¿Es posible vivir del trading?
Finanzas

¿Es posible vivir del trading?

Actividad financiera en Internet

El trading tiene una ventaja abismal: es una actividad financiera por vía electrónica. Gracias a la herramienta, ya no es forzoso acudir personalmente con inversores. Es una manera diferente de negociación porque no es necesario establecer parámetros por teléfono o vía e-mail para encontrar inversionistas o dar instrucciones al corredor de bolsa. Debido al confinamiento, los traders (así como se le conoce a aquellos que realizan ese trabajo), han aumentado en número. Gracias al crecimiento de la comunidad, también se ha visto un mayor incremento en planes de formación financiera con la finalidad de adentrarse al oficio y especializarse en la creación de espacios web exclusivos. Sin embargo, para poder apuntarse a la tarea, no sólo basta con una computadora con acceso a Internet. Hay otros mecanismos y conocimientos previos que deben de ser dominados por el servidor, los cuales, la gran mayoría de las veces son desconocidos.

Foto: Freepik

LOS PRIMEROS CONCEPTOS

El trading es una actividad con fines especulativos. La meta es la obtención de un beneficio mediante la compraventa de activos. Al hablar de activos, se hace referencia a cualquier tipo de bienes y servicios con capacidades funcionales y operativas dentro de varios aspectos de una compañía. Pueden ser materiales, ya sea edificios o almacenes; estrategias de mercadotecnia y publicidad, por ejemplo, videos promocionales; e incluso, recursos humanos, como los trabajadores cualificados. A pesar de las múltiples posibilidades, el mercado de activos se ha vuelto una tendencia en el área de finanzas. Gran parte constituye a la obtención de créditos, la entrada de ingresos y las deudas de los proveedores a la compañía de origen.

Hay muchas formas de hacer trading. Las ejecuciones cuentan con una amplia versatilidad, por lo que puede ofrecer inversiones a corto, mediano y largo plazo. Normalmente, las modalidades giran en torno a la apertura de las operaciones. El day trading es cuando el inversor sólo las abre en ese mismo día de la negociación. El scalping es todavía más corto. Es un sistema de funcionamiento donde las mismas sólo pueden durar segundos. El swading trading implica la apertura por un lapso de tiempo más largo, esta vez por diez días. Las tres posibilidades facilitan las inversiones a corto y mediano plazo.

Sin embargo, al hablar de trading tendencial o direccional, se hace alusión a una particularidad donde el trader no delimita un margen de tiempo en torno a las operaciones. Básicamente, consiste en tomar posesión en el mercado siempre y cuando se encuentre una predisposición dentro del mismo. Este modus operandi es ideal para inversiones proyectadas a un periodo largo. Otro procedimiento viable es el position trader en el que, a comparación del anterior, no importan mucho las inclinaciones financieras del mercado, sólo se hacen movimientos a largo plazo.

Foto: Behance / Greg Kamieniecki

BRÓKERS Y TRADERS

Es un error pensar en vivir de esta ocupación antes de informarse y capacitarse. Existe dos clases de traders: los particulares y los profesionales. Los más comunes son los del primer tipo. Son aquellas personas que por su propia cuenta, ya sea con capacitación o no, operan dentro de las plataformas de trading. Los segundos son trabajadores preparados dentro de instituciones financieras. Para afiliarse a este mundo es importante contratar a un bróker. Ellos son organismos o personas físicas con licencia de operar dentro del mercado. Son encargados de organizar las transacciones entre vendedor-comprador y suelen cobrar comisiones por cada movimiento ejecutado.

Los brókers también constituyen la parte teórica del negocio. Ofrecen al trader la posibilidad de interpretación de los gráficos del comportamiento de la mercancía, así como las tendencias y la rentabilidad de éste en tiempo real. Así se abren posibilidades de contratar cotizaciones al instante en los distintos mercados con una variedad de productos. El acceso más rápido para contratar a un bróker es a través de sus plataformas al crear un usuario. También existen los brókers electrónicos y su mayor ventaja es que cobran una cantidad menor de comisión a comparación de los tradicionales.

Hay diferencias entre ambas actividades. Por una parte, al trader sólo le compete la búsqueda de acciones y predilecciones para comprarlas. Un ejemplo de su trabajo, es calcular el punto adecuado para adquirir, mantener o, si es necesario, vender una operación. Por otro lado, el bróker es quien realiza en sí la acción de compraventa y además ofrece la posibilidad de un alza en la compra de activos. Ambas partes se complementan: el trader no puede investigar sin apoyo del bróker. En conclusión, un bróker es un intermediario entre los inversores y el mercado. Él es quien ofrece la plataforma donde el trader realiza las actividades de compraventa.

Existen varios espacios donde los usuarios se pueden desenvolver como traders. Uno de los más sonados, por poner un ejemplo, es Forex Trading Broker, también conocido como FBS. Tiene una comunidad bastante amplia, alrededor de 16 millones de operadores provenientes de 150 países. Además, la empresa también cuenta con materiales de formación en trading.

Meta Trader es otra opción. La plataforma inició desde el 2005 y con el paso de los años, poco a poco ha ido adaptando sus herramientas financieras. Por el momento tiene dos versiones: Meta Trader 4 y 5. Ambas son viables; sin embargo, la más reciente ofrece la posibilidad de hacer otro tipo de movimientos exclusivos. La opción más antigua es perfecta para los amateur. Escoger un sitio web ideal es más en sí una cuestión de intereses, pero también influye la toma de decisiones personales. Es decir, lo que realmente le compete al trader y hasta dónde desea escalar.

ENTONCES… ¿SE PUEDE VIVIR DEL TRADING?

Un artículo publicado para el portal de BBVA, escrito por el analista Gerardo Ortega, explica con detalle el panorama del trading. Es una vía sustentable. Sin embargo, a la gran mayoría de las personas que inician en este mundo les resulta improbable vivir de esa actividad. Esto se relaciona con la formación, conocimiento previo y sensibilidad de cada uno de los usuarios. Es vital contar con la ayuda de un experto calificado en finanzas y economía porque existen varias cuestiones en las que, sin una preparación adecuada, difícilmente se podrán manejar, o en su mejor caso, resolver esos obstáculos. Ejemplo de ello es el cálculo preciso de un sistema de tendencias o la interpretación de datos de acuerdo a sus variables, así como en sus respectivas teorías económicas.

El trading es una operación con una red de conocimientos detrás. Es común, siguiendo con la línea del artículo, dejarse llevar por los manuales en Internet, los cuales muestran sólo parte de la realidad. No explican las habilidades y aptitudes precisas para comenzar a laborar como trader. Un buen camino, si es que las personas interesadas desean realizar con eficacia la compraventa de activos, es capacitarse y formarse. Existen sitios en Internet donde se ofrecen diplomados y cursos certificados por instituciones bancarias y por plataformas de trading. No es imposible; sin embargo, es una vía llena de disciplina, formación y estrategia.

Comentarios