La Samaritaine
Destino

La Samaritaine

El edificio del Art nouveau rendido al lujo

Uno de los edificios más icónicos del siglo XIX en París, la galería comercial La Samaritaine, reabrió sus puertas tras 16 años en obras, convertido en un templo del lujo y con la mayor superficie de Europa para venta de productos de belleza.

El edificio, un emblema del Art nouveau y el Art déco que fue en su día un bazar popular, será ahora otra vitrina del lujo francés concebido en gran medida para turistas adinerados, siguiendo el plan del conglomerado de marcas de lujo LVMH, que compró el lugar en 2001.

"París reencuentra una de sus obras maestras de la arquitectura. Una tienda pensada como a finales del siglo XIX con guarderías y vivienda social. Más de tres mil empleos creados. ¡Nuestro patrimonio está vivo!", escribió en Twitter el presidente francés, Emmanuel Macron, junto a un video del interior.

La Samaritaine abrió en 1870 y su éxito propició sucesivas ampliaciones, primero en 1910 con la inauguración de un edificio de Art nouveau con una estructura metálica y decoración de la época, y en 1928 con nuevas aportaciones estéticas y arquitectónicas de la vanguardia del Art déco.

Punto clave de la vida parisina durante años, La Samaritaine empezó su lento declive en la década de 1950 para iniciar un eterno intento de reconquistar al público que nunca terminó de funcionar y que acabó con la compra del edificio por LVMH.

Su restauración, con una espectacular fachada de pinturas y azulejos amarillos que recuperan el estilo inicial, ha costado 750 millones de euros y devuelve a París una de sus fachadas más emblemáticas, situada en la calle Rivoli y con vistas al Sena.

En su interior, la reconstrucción supone la apertura de un nuevo centro comercial que pretende ser lugar de encuentro social, con varias cafeterías, bares y restaurantes en su interior, y punto ineludible para los amantes de las tendencias.

Además, un acuerdo con el Ayuntamiento de París permitió construir dentro viviendas de protección social y una guardería.

Foto: EFE/ Christophe Petit Tesson

EDIFICIO DE CINE

La estructura del edificio, que ha aparecido en numerosas películas desde el cine mudo hasta Nocturama, en 2016, ha sido respetada con algunas novedades en el interior para aprovechar al máximo la luz natural.

Mientras que la parte más histórica de la tienda acogerá las principales marcas de lujo, la galería va reduciendo exclusividad conforme uno se desplaza hacia su parte más nueva, con numerosas marcas de tendencia, muy vinculadas a su éxito en redes y su capacidad de atraer a un público más joven.

Esta zona, a la que se accede por la calle Rivoli, ofrecerá ahora una nueva fachada con gigantescos paneles de cristal ondulado, obra de la agencia japonesa Sanaa.

La tienda posee la mayor superficie de venta de belleza en Europa, con más de tres mil 400 metros cuadrados de su sótano plenamente dedicado a esta sección, además de zonas de spa y promesas de productos que sólo podrán encontrarse allí.

Con una superficie de venta de 20 mil metros cuadrados, La Samaritaine venderá también papelería y otros objetos de recuerdo, tendrá un rincón dedicado a tiendas temporales de pura tendencia y hasta doce espacios de restauración: cafeterías, pastelerías, restaurantes y bares de tapas.

El centro, que ha sido principalmente concebido para atraer a un público internacional, compradores del lujo en la capital francesa, es explotado por el grupo DFS y reabre finalmente sus puertas un año más tarde de lo esperado, debido a la pandemia.

Comentarios