El tiempo entre costuras
Cine

El tiempo entre costuras

Entre amores y traiciones, nazis y franquistas, amigos y espías, guerras civiles y mundiales, se desarrolla la vida de Sira Quiroga en la serie La vida entre costuras.

El estreno de la serie no sólo ha sido el más exitoso de la cadena Antena 3 en los últimos 12 años, sino el de todas las series españolas de televisión desde 2005. El debut fijó un récord para la televisora con más de 5.5 millones de espectadores. Para contextualizar esta cifra conviene compararla con la de estrenos de otras series exitosas: Game of Thrones 2.22 millones; The Killing 2.7 millones; The Walking Dead 5.35 millones y Breaking Bad 1.4 millones.

Los derechos de la serie producida por Boomerang TV serán o han sido adquiridos por países como Francia, Croacia, Italia, Alemania, Portugal, Rusia, Hungría, Serbia, Bosnia, Filipinas y Canadá, además del portal Netflix, que transmitirá los 11 episodios de la serie en Latinoamérica.

GENTE ORDINARIA EN SITUACIONES EXTRAORDINARIAS

Basada en el bestseller de María Dueñas, El tiempo entre costuras transcurre en dos períodos convulsos de España: la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial. En este escenario suceden las aventuras de Sira Quiroga, una humilde pero prodigiosa costurera que lucha por librar los obstáculos del destino: la supervivencia, salvar a su familia de la guerra, pagar deudas ajenas, la búsqueda de la identidad, infidelidades, el exilio, conspiraciones políticas y misiones de espionaje. El desolador destino de Sira podría resumirse en las palabras de su confidente, Candelaria: “Tú y yo hemos tenido suficiente mala suerte como pa’ vivir dos vidas enteras”.

PERSONAJES LLENOS DE VIDA Y TAMBIÉN HISTÓRICOS

Cabe destacar que todos los personajes de La vida entre costuras son tridimensionales. Cada uno muestra motivaciones universales y creíbles, lados oscuros y luminosos, y, sobre todo, evolución. Algunos de los personajes más importantes son: Candelaria, astuta y maternal; Rosalinda Fox, sofisticada y leal; el comisario Vázquez, estricto y audaz; Ramiro, seductor y persuasivo; Ignacio, tranquilo y responsable; Marcus Logan, gentleman y corresponsal de guerra, y dos personajes históricos: Juan Luis Beigbeder, destacado político y militar durante la Guerra Civil y Alan Hillgarth, jefe de inteligencia británica en España durante la segunda guerra mundial. Las actuaciones no hacen sino agregar vida y matices a estos personajes únicos, especialmente la de Adriana Ugarte como Sira Quiroga, cuya interpretación le valió los galardones Iris, Fotogramas de Plata y el codiciado Premio de la Unión de Actores y Actrices Españoles.

SIRA, LA HEROÍNA

La principal motivación de Sira pareciera ser encontrar su lugar en el mundo, y resulta fascinante observar cómo las inmensas dificultades la llevan por una espiral de crecimiento. Parece contradictorio, pero los momentos en que Sira aparece más feliz no son cuando supera las dificultades sino cuando ayuda a los demás. En su novela Por quien doblan las campanas, Hemingway describe así a los españoles: No hay gente como esta cuando es buena, y cuando es mala no hay gente peor en el mundo. Sin embargo, ayudar a los seres queridos en la guerra tiene un alto precio. Hillgarth, el jefe de inteligencia británica, es quien comprende los motivos de Sira y le da una atinada advertencia: “En mi mundo la lealtad es un arma de doble filo. Espero que tener buen corazón no sea tu perdición”.

EL RITMO DE UNA VIDA

La banda sonora de la serie alcanzó el puesto número uno en iTunes Store Soundtrack Albums y el segundo en iTunes Store Albums en todas las categorías, en España.

La música fue compuesta por el marbellí César Benito e interpretada por la prestigiosa Macedonian Radio Symphonic Orchestra. Destaca el elegante piano y la variedad de los ritmos, los cuales siguen a Sira por sus viajes; ritmos de Madrid, de Marruecos, de Portugal… De las 25 piezas, algunas de las más emotivas son: Madrid 1922, Nas ruas de Lisboa y Tema de Sira. Más que una composición musical, los temas parecen una composición de las emociones de Sira.

UN REFUGIO EN MITAD DE LA TORMENTA

Si no usas ese don como Dios manda, ese es un pecado mortal”, así es como Candelaria anima a Sira a dedicarse a la costura. Y tal como la cocina juega un papel simbólico en Como agua para chocolate, o el cólera en El Amor en los tiempos del cólera, o las visiones en La casa de los espíritus, la costura en esta historia no sólo es un símbolo sino un poderoso instrumento: un medio de sustento en la grave crisis económica, un arte, un arma para ayudar a los amigos, un canal de reconexión con sus seres queridos, y es mediante ella que Sira cose sus heridas. En palabras de la madre de Sira: “La costura es paciencia, paciencia y más paciencia”. Vale la pena preguntarse: ¿Acaso para la autora, María Dueñas, la costura simboliza una filosofía de vida?

¿EL AMOR EN TIEMPOS DE COSTURAS?

El amor no puede permanecer ausente en una historia como esta, pues es precisamente el motor que la pone en marcha, en el momento en que Sira decide pelear por él en contra de los deseos de su familia y la moral de la época prefranquista. Si García Márquez definió El amor en los tiempos del cólera como una novela “de lo que somos nosotros en realidad”, El tiempo entre costuras puede definirse como una historia de lo que somos nosotros en el amor: en el amor por la familia, por la pareja, por el trabajo, por la patria y por los amigos verdaderos. El amor en la serie está expresado, por ejemplo, en las peripecias que pasa Sira para montar su taller de costura y sobrevivir, en los riesgos que corre por ayudar a sus amigos en medio de la Guerra Civil, o las decisiones que toma para servir a su país en las vísperas de la Guerra Mundial.

LAS PENAS Y EL TIEMPO

El tiempo entre costuras no es una historia color de rosa, pero tampoco una tragedia; es la historia de una mujer humana en una época inhumana, en una época de gente en pena. Y quizá para las penas el tiempo sea la única cura… y para Sira el tiempo entre costuras.

CITAS MEMORABLES DE EL TIEMPO ENTRE COSTURAS

Dicen que una empieza a curarse cuando el primer pensamiento de la mañana no está dedicado a él”.

Nadie es quien solía ser después de una guerra como la nuestra”.

El destino son las decisiones que tomamos a lo largo de la vida, hasta las que parecen insignificantes.”

Tú no has vivido una guerra. No te has despertado con el ruido de las ametralladoras y con el estallido de los morteros. No has comido lentejas con gusanos y no has visto el miedo en los ojos de la gente”.

¿SABÍAS QUÉ…?

La novela El Tiempo entre costuras ha vendido más de dos millones de ejemplares en castellano y ha sido traducida a 25 idiomas.

Es la primera novela de María Dueñas.

La serie se rodó en cien locaciones de España, Portugal y Marruecos.

Comentarios