Testamento
Nuestro mundo

Testamento

Nuestro Mundo

¿Ustedes ya hicieron su testamento? He pensado mucho en el tema, tal vez porque veo como se va la vida de un momento a otro, porque la ley de probabilidades te exige que lo hagas, a más años, más cercanía con la muerte. Y no es el monto de lo que vas a dejar, es evitar fricciones y problemas a los hijos.

Luego nos preocupamos más por los trastes viejos que a los jóvenes ni si quiera les gustan que por lo que dejamos en su corazón. Que afán el nuestro de suponer que la vajilla de Bavaria que te dio tu mamá tiene algún significado para tus hijos y mucho menos para tus yernos o nueras, el valor que nosotros le damos es sentimental, si vas y buscas en un bazar la misma vajilla te darás cuenta que tiene precios de remate muy alejados de lo que tu suponías.

Ya he comentado en estos artículos lo que el apego significa, pero creo que nunca es suficiente, la vida misma te lo va indicando. El vínculo que tenemos con la casa que habitamos muchas veces es adictivo, queremos conservar a toda costa ese lugar que “guarda tantos recuerdos” más si esa casa te fue a su vez heredada por tus padres, caso que se repite en muchas ocasiones, donde los ves mañana, tarde y noche, aunque ellos hallan fallecido hace décadas, deshacerte de la casa luego se ve como si despreciaras esas vivencias pasadas o si no hubieras amado lo suficiente a tus padres. Craso error.

Desapegarte a cosas es empezar a saborear la libertad, desapegarte a personas es vivir en libertad. ¿Qué me gustaría heredarles a mis hijos? En principio la certeza de sentirse amados por sobre todas las circunstancias, los códigos de valores que desde mi perspectiva son valiosos para la vida y los preceptos que pueden ser útiles siempre. Por eso yo decidí desde hace tiempo hacer un testamento emocional y practico para mis hijos, de él te comparto algunas de las ideas que me parecen útiles para ellos:

Acéptate tal cual eres, eres así por algo y para algo. Aceptarte no significa no cambiar, si quieres que algo cambie, cambia tú.

Si te viste al espejo y algo no te gusto, no le creas al que te dice que te ves muy bien.

Acompaña tu trabajo con música, te hará rendir más.

Camina todo lo que puedas, ya habrá tiempo de sentarse y estar acostado.

Piensa siempre que él ahora es lo único que existe. Considera que el futuro si existe y ese se construye aquí y ahora.

Adelántate y ofrece perdón. Adelántate y concede el perdón.

Vivir intensamente quiere decir: ten consciencia de lo que haces.

La pasión y la perseverancia pueden desplazar a la inteligencia con facilidad.

Habla contigo, pero no en voz alta, no vaya a ser que te crean loco.

Cree en la suerte, pero no le des tanto poder porque es traicionera.

Come poco para que siempre tengas hambre (literal y metafóricamente).

Nada justifica robar, pasar por encima de los demás o aprovecharte de una situación.

La limpieza es un hábito que refleja tu interior.

No hagas de tu coche ni bodega, ni bote de basura, ni recipiente de “por mientras”.

Cuida el agua, aunque la pagues no es tuya, es de todos los seres humanos que existen y que existirán.

Nunca maltrates a ningún ser vivo, ellos forman parte de tu historia de vida.

Descarta ser víctima, no tengas por ti lastima alguna.

Si haces algo que estaba en contra de lo que hubieras querido NO TE CULPES, la culpa es la madre de las enfermedades emocionales.

Poner las cosas en el lugar que van te ahorra tiempo, angustias y errores mayores.

Levántate temprano tantas veces como puedas, ver el sol nacer es un privilegio.

Dales importancia a los aromas, a la ventilación, a la luz, facilita que tus neurotransmisores te hagan sentir felicidad.

La felicidad está dentro de nosotros no afuera.

Cree en los milagros, cada uno lo somos.

El desapego es la manifestación más sublime de amor

No tengas miedo a sentir…

Me faltaría mucho espacio para compartirte lo que contiene el testamento para mis hijos, lo que si puedo hacer es decirte que es una oportunidad de reflexión personal, por supuesto que la palabra que no está acompañada de testimonio de vida suena hueca. Que tu definición de vida sirva para recordarte en lo que crees y sea motivación para tus hijos y su descendencia.

Comentarios