Hub: concentrar la experiencia
Literatura

Hub: concentrar la experiencia

Todo puede encontrarse en el mismo sitio o mejor dicho, a través del mismo intermediario, un 'centro de operaciones' cuya misión es vincular esfuerzos empresariales novedosos.

El término hub significa 'concentrador' y fue acuñado para nombrar a un dispositivo informático cuya tarea es ser un punto de reunión, un puerto al que llegan todas las conexiones de una red de computadoras.

No es un artefacto hecho para almacenar, sólo concentra los enlaces a los equipos, otras traducciones del vocablo son 'intercambiador' y 'distribuidor'.

En el terreno de los ordenadores, el hub ha caído en desuso con el arribo al mercado de dispositivos versátiles o multitareas (la concentración de conexiones es apenas una de sus funciones).

No obstante, en el ámbito de la economía el vocablo, y la dinámica que sugiere, ha ido ganando terreno.

Apoyarse en la tecnología, hoy día, es indispensable para que un proyecto se concrete y el negocio crezca de forma sólida.

Los emprendedores, en especial los que se inscriben en las llamadas start-ups, tienen a su disposición diversos foros, programas y fondos.

Sus necesidades, sin embargo, van más allá: incluyen la contratación de mano de obra, la adopción de procesos, incrementar su cartera de clientes y demás.

La conectividad hace posible que dar con financiamiento y hallar el personal adecuado ya no sean tareas a realizar por separado. Ahora, todo puede encontrarse en el mismo lugar o mejor dicho, a través del mismo intermediario, un 'centro de operaciones' cuya misión es vincular esfuerzos empresariales novedosos.

DESDE ESCANDINAVIA

The Hub es un portal abierto en Escandinavia. Nada más ingresar a su página la frase que recibe al internauta dice: “Encuentra el trabajo que ames”.

Los buscadores pueden indagar las ofertas disponibles en más de 950 start-ups pertenecientes a los países nórdicos hasta encontrar una acorde a sus expectativas.

En esta plataforma se precian de conectar a las empresas emergentes con talento y de proporcionarles herramientas prácticas.

Si el cibernauta es un emprendedor en busca de capital, facilita el contacto con potenciales inversionistas; si la cuestión es aprovechar los saberes o los servicios de otros, hay más de 2 mil 500 negocios en el catálogo.

No se cobra por sumarse a la comunidad hub, la esencia del ejercicio es adoptar un modo cooperativo en el que se intercambie asesoría, se reclute personal habilidoso y se consigan conexiones acordes a sus necesidades y metas.

El público objetivo se divide en dos: el primero es el de las compañías que empiezan a crecer y enfrentan retos de camino a consolidarse. En este caso, el portal ofrece los conocimientos de otras iniciativas empresariales y los pone a disposición de los interesados.

El segundo grupo es el de quienes buscan alguna vacante. Pueden ser personas ya familiarizadas con el entorno de los negocios de reciente creación, estudiantes con el sueño de convertirse en empresarios, integrantes de firmas establecidas o cualquiera que busque adentrarse en una firma disruptiva.

The Hub nació de una sociedad entre el Danske Bank y Rainmaking, cooperativa global de emprendedores.

Una vez que se dejan las presentaciones, este portal se describe como un servicio en línea que conecta a posibles empleados con empleadores a través de una simple proceso para entablar comunicación. Como candidato, exponen en la web, la búsqueda laboral es gratuita.

El proceso para solicitar una entrevista con algún empleador no genera ningún tipo de obligación de uno u otro lado. The Hub sólo actúa como una herramienta para explorar oportunidades sin contratos de por medio.

Los patrones ponen sus anuncios y su intermediario les ayuda a conseguir personal calificado y a reducir costos relacionados con la contratación.

Comentarios